Encuentro de los líderes

Consumo masivo: así hicieron las empresas para crecer 1000%

Laura Barnator, Rolando Castro, Gabriela Bardin y Roberto Bellatti fueron los protagonistas del panel Consumo & Bienestar Sostenible con Walter Brown

Laura Barnator, Gerente General de Unilever; Rolando Castro, Gerente General de Avon; Gabriela Bardin, Gerente General de P&G y Roberto Bellatti, Gerente General de Kimberly-Clark fueron los protagonistas del panel Consumo & Bienestar Sostenible junto a Walter Brown, secretario de Redacción de El Cronista.

Los ejecutivos remarcaron la dificultad con respecto a la pandemia para distribuir sus productos, el desafío que representó establecer una virtualidad en la cadena productiva y, mantener la comercialización de los productos.

La gerente general de P&G remarcó que la planta de producción nunca paró de trabajar, pero que continuó siendo un desafío. Tampoco la parte tecnológica fue una complicación, pero sí lo fue el cansancio, cambio de hábito, la dinámica de los hogares.

Bardin también planteó que hubo una apuesta fuerte al entrenamiento y capacitación constante para atravesar este tipo de dificultades.

El gerente general de Kimberly-Clark dijo que desde la empresa realizaron una fuerte apuesta durante la pandemia con una inversión de u$s 20 millones para una plataforma de pañales en su planta de San Luis. "Desarrollamos la tecnología extraflex, que conlleva una serie de canales en forma de X, el primer pañal que tiene este tipo de tecnologías" sostuvo y agregó: "Queremos fomentar la exportación con esta inversión".

Argentina sigue siendo un país importante para Kimberly-Clark, detrás de México y Brasil. Es por esto que la empresa realiza este voto de confianza a la espera de una mejora en las condiciones y en la estabilidad económica.

En esta misma línea, Barnator remarcó la calidad del talento que posee su división en el país: "Argentina tiene un talento enorme, desde este país exportamos mucho talento a posiciones importantes mundialmente para Unilever"

La industria de la belleza tuvo un impacto enorme con la pandemia: la utilización de tapabocas obligó a cambiar el protagonismo en la cara (ahora lo llevan los ojos), cambio de conciencia del rostro de la piel, el impacto de las pantallas y todo tipo de tratamiento dermatológico.

Castro reconoció que el sector al que se dedica "no es de las categorías más prioritarias y sufre a la hora de hacer un ajuste presupuestario en los bolsillos de las familias".

LA cadena de valor

Otro tema que destacó la gerente general de Unilever es que se realizan colaboraciones con pymes para la cadena de valor. "Trabajamos con más de 2000 pymes para la producción de packaging y todo un entramado producido en conjunto".

"Hace 2 años empezamos con un programa que se llama UniPyMe en el que capacitamos pymes que trabajan con nosotros como las que no, en soporte financiero, en diversidad, en temas de sustentabilidad" comentó Bernator.

Desde b también destacaron la colaboración con pymes. En la actualidad trabajan con 1200, que son pañaleras chicas que sufrieron mucho la pandemia y nos pusimos el objetivo de ayudarlos a digitalizarse" aseguró Bellatti.

La digitalización de las empresas fue un camino (casi) obligado para sobrepasar la pandemia. En el caso de Kimberly-Clark multiplicó por cuatro las ventas. "En el 2018 comenzamos a trabajar con Mercado Libre en las tiendas oficiales, esto nos ayudó mucho a comprender como compraba el shopper", repasó.

Avon no fue la excepción, el sistema de revendedores de la empresa se vio favorecido por el comercio digital que explotó durante la pandemia. "Vender a todo el país desde su casa, no tener tantos folletos para compartir los productos y tener contactos en redes sociales abren un mundo de posibilidades", enumeró Castro y destacó "nuestro emprendimiento creció más de 1000% y fue premiado por el e-commerce Institute como el mejor de la Argentina en Beauty & Fashion".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios