Importaciones

En Navidad faltarán juguetes, ¿cuáles son las marcas que ya no se consiguen?

Desde el sector reconocieron que los precios subieron en promedio un 50% y en algunos casos llegan hasta el 70%. Las jugueterías aseguran que hoy hay mucha incertidumbre sobre las próximas fiestas

La Navidad es la fiesta más esperada por los más pequeños. Pero este año Papa Noel parece que traerá su bolsa de regalos más flaca que de costumbre. Es que por las trabas a las importaciones desde el sector pronostican que este año habrá menos variedad de productos y claro con precios por las nubes. Marcas como Fisher Price, Barbie y hasta Playmobil son algunos de los artículos que cada vez se hace más difícil conseguir.

"Nuestra preocupación existe. Como todos los rubros que se manejan con importados, tanto para fabricantes como importadores estamos muy preocupados. Nos está afectando muchísimo", reconoce Laura Weisvein, Secretaria de la Asociación Argentina de Juguetes y Afines (AADEJA) y Directora de las jugueterías Giro Didáctico.

Hoy las trabas a las importaciones repercuten en el consumidor final. Es que no solo es más acotada la oferta que hay en el mercado de juguetes, sino que los precios están cada vez más altos. "Las restricciones generan aumentos de precios. Es claro, se restringe la posibilidad de traer productos y eso hace que suban los precios porque el stock disponible es más limitado. Además se suman los aranceles carísimos que se deben pagar en el país", detalla la especialista.

Desde el sector aseguraron que en promedio los juguetes incrementaron un 50% sus precios, aunque reconocieron que algunos artículos, sobre todo los importados, tuvieron incrementos superiores alcanzando hasta un 70%.

"La suba de precios se da tanto en productos nacionales como en aquellos importados. Porque hay insumos que no se fabrican en el país. Por ejemplo en las muñecas muchas veces se importan los ojos, el pelo, o mismo la tecnología que hacen que muevan los brazos o que hablen", indica la juguetera que cuenta con 80 sucursales franquiciadas en todo el país.

Para la empresaria, llegar a la Navidad no será una tarea sencilla y las complicaciones para importar se sentirán en los consumidores que encontrarán menos variedad de productos y precios más altos.

"Cuando hay un equilibrio entre lo que se fabrica acá y lo que se importa es cuándo la industria funciona bien. Estas restricciones, generan que la mercadería quede en los depósitos, lo poco que hay aumenta de precios porque hay poca oferta", resume.

¿Cuáles son las marcas que faltan?

Entre los productos que serán difíciles conseguir los monopatines encabezan la lista. Si bien habrá stock, las variedades hoy son muy limitadas porque la mayoría son importados. Se suman además los bloques de Lego, los clásicos Playmobil y las muñecas Barbies entre un sinfín de marcas.

"La marca Fisher Price y toda la licencia de Mattel es muy difícil conseguir en el país. Si bien hay productos de estas marcas sus precios son muy altos y hay muy poca variedad. Por lo que muchos jugueteros ni siquiera los comercializan en sus tiendas", explica Weisvein.

"No podemos dejar de reconocer que hoy hay menos surtido. Lo que ocurre es que los productos que los importadores pensaban entrar al país para el Día del Niño finalmente están ingresando ahora porque hubo muchos retrasos. Eso hace que hoy no tengamos las últimas novedades por ejemplo de ciertas licencias", explica Daniel Dimare director de marketing de la empresa Rasti.

"Hoy no se consiguen Barbies en el país. Las que hay tienen precios muy elevados. Pero hay copias realmente muy buenas que se comercializan a muy buenos precios", agrega por su parte Ronit Bircz socia y fundadora de Juguetería Mono Coco.  

Por ejemplo, hoy las muñecas clásicas tienen un precio que va entre los $10.000 y $30.000 que varían según los accesorios. Mientras que los monopatines tienen un precio que van desde los $7000 hasta los $35.000 en el caso de la marca italiana Micro.

"El importador que vende sus productos, al no saber a cuanto lo va a reponer no sabe a qué precio comercializarlos, por lo que en general trata de ponerlo a un número más alto por la incertidumbre que le genera situación económica", resume.

Las ventas en Navidad

De cara a la próxima Navidad desde Rasti pronostican un año mejor que el que pasó. "Este año, ya vendimos en unidades un 65% más que en 2020. Ya después del Día del Niño comenzamos a abastecer a nuestros clientes con nuestros productos porque trajimos nuestros productos importados con mucha previsibilidad, lo que hará que de nuestra marca casi no falte stock", finaliza el empresario.

Por qué Caballito es la nueva perla del mercado de propiedades

"Hay mucha incertidumbre sobre cómo serán las ventas la próxima Navidad. Hay una minoría de argentina que está ávida de consumo, pero es una minoría. El mercado está castigado. Hay 50% pobres. Eso afecta mucho. Hoy el ticket promedio es de entre $ 4500 y $5000", finaliza Bircz.

"Con buenas expectativas, el sector se está recuperando y volviendo a ocupar más participación de mercado, lo que significa que se está contratando más mano de obra, ocupando la capacidad instalada en más del 70% y con planes de inversión para ampliarla durante el año 2022", destaca Emmanuel Poletto, Presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete .

Además adelantó que "estaremos lanzando la convocatoria para una nueva Noche de las jugueterías para mediados del mes de diciembre con promociones bancarias y actividades gratuitas en los comercios adheridos. El objetivo es estimular la demanda que tuvo una desaceleración en el mes de octubre pero confiamos en que se reactivará para la temporada de fin de año con la ayuda de promociones", finaliza.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios