Facturación cero

Empresas de eventos y fiestas piden no pagar impuestos para evitar su extinción

Con las nuevas restricciones no pueden funcionar. Algunos salones de fiestas ya acumulan 14 meses sin poder abrir. Buscan que se declare la emergencia económica

La industria de los eventos no puede recibir un golpe más. Los salones de fiestas terminaron el 2020 con cero facturación y cuándo comenzaban a volver a mostrarse operativos, sobre todo los meses de calor, la segunda ola vino a poner un nuevo freno. Desde el sector, le piden al gobierno que promulguen la emergencia económica y que los exoneren del pago de impuestos para sobrevivir a un segundo año sin actividad.

"Somos generadores de millones de pesos para nuestro país. Invertimos mucho dinero para ser una industria de primer nivel. Hoy hay más de un millón de puestos de trabajo dentro del gremio de los eventos", sostuvieron desde la Asociación de Eventos de la República Argentina (Aofrep).

En la ciudad, los salones fueron habilitados en diciembre como restaurantes o bares en forma temporaria y con la posibilidad de trabajar al 30% de su capacidad, pero sin exceder el límite de 60 personas. Con las nuevas restricciones eso quedó en el pasado.

"Durante el verano pudimos hacer algunos eventos, todos al aire libre, las empresas empezaron a organizarlos con protocolos y muchos cuidados, pero con mucha menos cantidad de gente que antes del Covid", explicó al Cronista Comercial, Agustín Amarante, dueño de la empresa homónima que produce eventos.

"Los clásicos hoteles, los salones más reconocidos de la Ciudad desde marzo del año pasado que no realizaron eventos. Muchos adaptaron sus espacios al aire libre, pero es muy difícil mantener la estructura", agregó Amarante.

Además, este tipo de salones cerrados tuvieron que sostener la devolución de dinero de fiestas contratadas o la reprogramación de muchas de ellas, por lo que aquellas que se celebraron en muchos casos habían sido contratadas antes de la pandemia.

La realidad es que las empresas más chicas, como los salones de fiestas infantiles fueron los más perjudicados. "Si bien no tenemos datos oficiales, sabemos que muchos debieron cerrar definitivamente, lo vemos en el caso de los salones infantiles que hace más de un año que no pueden trabajar", remarcó.

Hay menos hoteles alojamiento y los que funcionan operan al 30%

"Para el Gobierno no somos una industria, hoy los gastronómicos piden trabajar, pero tienen la posibilidad de abrir al público, en un horario reducido, nosotros directamente no podemos trabajar", concluyó el especialista.

Hoy el sector está en agonía. "Nos destruyeron, para volver a la facturación pre-covid vamos a necesitar años de trabajo", agregó por su parte Juan Pablo Amarante miembro de la asociación.

Si bien no hay datos oficiales, desde Aofrep sostuvieron que de marzo a hoy "1 de cada 3 empresas de la industria debieron cerrar definitivamente sus puertas".

"Seguimos pagando los impuestos nacionales, provinciales y municipales. Seguimos haciéndoles frente a las deudas. Estamos luchando para ser escuchados. Nos unimos para luchar juntos. Vemos cómo se van retirando protagonistas de la industria de los eventos, porque es muy difícil soportar tantos días sin trabajar. Todos nos entienden, pero nadie nos da soluciones", remarcaron desde Aofrep.

Durante todo el año pasado las empresas se sometieron a la ayuda del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) pero este 2021 ese beneficio se redujo al Repro "Son pocas las empresas que lo están recibiendo. No es para el total del sector, hay muchos que ya no pueden mantener la estructura", finalizó.

Por la pandemia y la crisis, cae un 40% la venta de fuegos artificiales

"Le pedimos al Congreso que promulgue la Emergencia Económica del sector, que nos exoneren el pago de impuestos para nuestro sector y que nos permitan realizar eventos cena show sin baile, con las medidas de seguridad pertinentes", concluyeron desde la cámara que los agrupa.

"Sabemos que vamos a ser el último sector en volver a trabajar. No tenemos forma de reinventarnos porque nos dedicamos a hacer eventos sociales. Sin embargo necesitamos normas claras, por eso es urgente que nuestro gremio sea declarado de emergencia económica", explicó Juan Pablo Amarante.

Además piden la creación de un incentivo,  una especie de bono para empleados del sector eventos. También un dictamen del ministerio para regularizar la devolución de señas tomadas para eventos que no se van a realizar por la situación epidemiológica.

Desde Aofrep indicaron que mantuvieron reuniones con autoridades nacionales y del Gobierno de la Ciudad pero por ahora no obtuvieron respuestas. "Gran parte de nuestra actividad es informal", reconoció el especialista.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios