6to Women Leadership Forum 2021

Emprendedoras: actitud, resiliencia y escucha para construir una carrera profesional

Las claves para el desarrollo en el campo profesional, cada vez más, requieren de habilidades blandas como la empatía o la capacidad de adaptación a situaciones complejas, tanto entre los emprendedores como en posiciones gerenciales.

Pocos atributos son tan valorados en el ámbito emprendedor como la resiliencia, esa virtud que hace de la adaptación a los desafíos, un capital para resolver situaciones complejas futuras. 

Pero con eso solo no basta, también se requiere capacidad de escucha y voluntad de cambio, características que pueden encontrarse en numerosos casos de éxito. El combo se completa con un PPR, o como explica la diseñadora de alta costura y empresaria Julieta Peña, un proyecto personal realizable. 

En un panel del 6to Women Leadership Forum 2021, que esta tarde organizaron El Cronista y la revista Apertura, Peña sostuvo que ésta es la "adrenalina constante que surge cuando se empieza a juntar el sueño y realidad", y agregó que "lo primero que un emprendedor tiene que creerse es ser merecedor del merecimiento".

Tras admitir que tuvo una adolescencia "tormentosa", atravesada por la anorexia, y tener que reconvertirse durante la pandemia debido a que el trabajo de alta costura quedó virtualmente paralizado ante la ausencia de casamientos y cumpleaños de 15, la empresaria aseguró que "tuve que pasar por problemas para llegar a la marca que ahora soy".

En su opinión el proyecto personal se acerca a su concreción cuando se juntan la pasión, el conocimiento y la creatividad. Esas mismas cualidades que debió poner en juego durante la pandemia para reconvertirse y que dio nacimiento a su marca de ropa informal y en poco tiempo más, a una línea de perfumes.

Consultada sobre cuál es la fórmula para desarrollar una carrera exitosa como emprendedora, Julieta Peña enumeró sin dudar la "constancia, capacitarse en forma permanente, ser fiel a tu instinto, rodearte de buena gente y tomar decisiones a tiempo".

En un tono reflexivo, la empresaria explicó: "Todas las mujeres nos levantamos, nos miramos al espejo y luego nos vestimos" pero hay que ver cuáles son los "nuevos valores a la hora de vestirnos, cómo las mujeres nos miramos, cómo nos tratamos". 

Mirada ejecutiva

En otro panel, el consultor y especialista en gestión del talento, Fernando Troilo, presentó las líneas principales de su libro Ser CEO, una investigación en la que vuelca el resultado de sus entrevistas con 30 altos ejecutivos de filiales locales de multinacionales. 

Troilo resumió en cinco características centrales las competencias críticas que se requieren para ser un Chief Executive Officer (CEO), de acuerdo a las respuestas obtenidas en las consultas personales. 

Ellas son: Comunicación y Relaciones interpersonales, tanto en el vínculo con la casa matriz como al interior de la empresa; liderazgo y gestión de las personas, con foco en gestión de talentos; planificación estratégica a corto y largo plazo; flexibilidad y adaptación al cambio; y agilidad.

Tras hacer hincapié en las ventajas de la diversidad al interior de las organizaciones, el experto indicó que en últimos cinco años, cinco estudios hablan sobre el impacto en la diversidad de género en la rentabilidad de las empresas

Y al respecto, destacó que "hay una correlación positiva en la mayor nivelación y equilibrio en tener mujeres en lugares directivos con la rentabilidad del negocio".

Sin embargo, apuntó que si bien se observa un avance en la reducción de la brecha de género en los mandos medios de las corporaciones a nivel de CEO, un estudio internacional sostiene que de 200 empresas empresas grandes, sólo el 9% de las posiciones gerenciales están ocupadas por mujeres.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios