Informe sectorial

El turismo cayó más en la Argentina que en el mundo y la región

El actual nivel de ocupación hotelera no supera el 25%, mientras que en otros países de América latina llega al 66%, según un relevamiento que hizo una la consulora STR, a pedido de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT). "El cierre de fronteras es letal", dice la entidad

La caída del turismo en la Argentina no se detiene. Mientras la actividad resurge en Europa, con el inicio del verano, y otras regiones comienzan a mostrar signos de recuperación, la industria todavía no repunta a nivel local.

El país presenta el nivel de ocupación más bajo de América latina, que continúa en mínimos históricos: roza el 25% comparado a la pre-pandemia. Por su parte, Chile ya llega al 66% y Brasil, Uruguay y Colombia se encuentran alrededor del 50%.

Los datos se desprenden de un estudio que realizó la consultora STR, a pedido de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT). La investigación analizó los movimientos en el sector hotelero a escala global.  

Vacaciones de invierno: a menos de un mes, no hay reservas en el país

"Si nos comparamos con el resto del mundo, la Argentina presenta la ocupación más baja. Apenas superó el 10% en solo 15 de las 65 semanas que transcurrieron luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó al coronavirus como una pandemia, en marzo de 2020", explicó Roberto Amengual, presidente de la AHT.

El único pico a nivel nacional se dio en enero y febrero, mientras que los demás países de la región lograron mantener el ritmo, precisa el informe. Particularmente, la segunda semana de febrero fue la de mejor performance en la Argentina. La demanda se concentró en las zonas de playa y las provincias, con una ocupación máxima que llegó al 34% frente al 12% registrado en ese mismo período en la Ciudad de Buenos Aires. 

El titular de la entidad expresó su preocupación al respecto. "Estamos expectantes. Muchos países se están recuperando a partir del turismo interno, especialmente, los que cumplieron con el plan de vacunación están en reabriendo sus fronteras. En la Argentina, eso no sucede. El panorama sigue siendo muy confuso", recalcó.

E insistió: "Hay una clara correlación entre la vigencia de las restricciones y el movimiento turístico. El cierre de fronteras es letal: el país es extranjero-dependiente. Más del 50% del gasto turístico proviene de los extranjeros. No vamos a llegar ni siquiera al 50% si no se revierte la situación".

Más del 50% del gasto turístico proviene de extranjeros

Para el directivo de la entidad, estar más atrás en la recuperación significa pérdida de competitividad. "No sólo es fundamental la apertura de fronteras, sino también el fomento del turismo nacional, que permitió los primeros indicios de recupero en tantos países", señaló.

"Para eso, es imperativo contar con previsibilidad y confianza, características que, lamentablemente, no se observan en el país. Esto se traduce en mayor pérdida de empleo en una industria de mano de obra intensiva", concluyó Amengual.

De acuerdo al reporte, América del Sur tiene "un largo camino por recorrer y continúa estancada" desde que alcanzó un 20% de ocupación en diciembre, gracias a las vacaciones de verano y las Fiestas.  

Por otra parte, China y los Estados Unidos lideran la recuperación global. En ambos países, la ocupación supera el 60%, aunque aún se sitúa lejos de los niveles de la pre-pandemia. La cifra refleja los efectos de la apertura económica, los avances de la vacunación y la reanudación de los vuelos, según el informe. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios