Fallo

El juez Gallardo le ordenó a Despegar y Alitalia pagarle $ 2 millones a un usuario

Las empresas deberán reintegrarle al pasajero el dinero por los tickets aéreos que no pudo usar debido a la pandemia y abonarle intereses resarcitorios. Para el magistrado porteño, el proceder de las compañías constituye "una conducta ilícita"

La Justicia porteña falló a favor de un turista que no pudo utilizar pasajes aéreos por la pandemia, a raíz de una demanda promovida por el usuario. De esta manera, la agencia de viajes Despegar y la aerolínea italiana Alitalia deberán abonarle una cifra que asciende a casi $ 2 millones, en concepto del reintrego del dinero de los tickets aéreos no utilizados debido a la situación sanitaria, más el pago de intereses resarcitorios.

Por orden judicial, tendrán que pagarle al denunciante, en el plazo de tres días, la suma de $ 414.220 por el dinero que gastó el pasajero y una compensación de $ 1,5 millón. Así, la medida, dispuesta por Andrés Gallardo -titular del Juzgado n° 2 del fuero Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires- ordena a las empresas a abonarle una suma cercana a $ 2 millones por la situación generada.

En el marco de la causa "S. G. Contra Alitalia Aerea Societa Aerea Italiana SPA y otros sobre relación de consumo", Alitalia fue condenada como operadora del servicio, mientras que Despegar lo hizo en su rol como comercializadora.

Vuelos internacionales: una por una, todas las frecuencias y destinos aprobados hasta marzo

Según el expediente, el turista -identificado con las iniciales G. F. S.-  inició una demanda contra Alitalia y Despegar con el objeto de obtener una indemnización por daños y perjuicios, alegando que ambas empresas se habían negado a reintegrar el dinero abonado por pasajes aéreos que no pudo usar por razones ajenas a su parte. También solicitó la aplicación de daño moral y daño punitivo.

Según expuso, la compra se concretó a través de la plataforma de Despegar y con tarjetas a su nombre. Indicó que realizó dos pagos por $ 85.248 y otro por $ 243.724. La suma de todos los pagos efectuados asciende a a $ 414.220.

El denunciante insistió en no pudo realizar el viaje en la fecha por motivos ajenos a su voluntad y alegó que las compañías no brindaron un servicio posventa por dicha cancelación. G.F.S explicó que la situación se convirtió para él y su familia en un hecho "totalmente desagradable". Aseguró que le provocó un daño patrimonial y atribuyó la responsabilidad a las firmas demandadas.

El usuario había pagado $ 414.220 por los tickets

Asimismo, señaló que el viaje cancelado había sido planeado aprovechando el receso de invierno, único momento del año en el cual podían coincidir todos los integrantes de la familia para tomarse vacaciones, que habían sido planificadas durante un tiempo largo. Manifestó que la aerolínea no cumplió con el contrato de transporte y, una vez solicitada la devolución del pasaje, se negó a reembolsarlo.

Para el juez Gallardo, la irregularidad está probada. "Las codemandadas cobraron el precio de los pasajes y, frente a la cancelación de los vuelos por la pandemia, se negaron tanto a resolver el contrato y devolver el dinero recibido como a diferir la prestación comprometida. Esta retención del pago, cuya causa devino inexistente por la frustración de la finalidad tenida en miras al contratar, constituye una conducta ilícita generadora de responsabilidad", sentenció.

Para emitir el dictamen, Gallardo se apoyó en las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor, que "procura atender, entre otras necesidades, la promoción y protección de los intereses económicos de los consumidores". Asimismo, el magistrado tuvo en cuenta el artículo 42 de la Constitución Nacional, que establece que los "consumidores tienen derecho a la protección de la salud, seguridad e intereses económicos". También, citó el artículo 46 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, que establece la defensa de los usuarios de bienes y servicios, en su relación de consumo, contra la distorsión de los mercados y el control de los monopolios que los afecten.

El descargo de Despegar

Consultada por El Cronista sobre la condena de la Justicia, en Despegar aseguraron que todavía no fueron notificados al respecto. "Aclaramos, una vez más, nuestro rol como agencia de viajes, como intermediarios entre el cliente y el prestador de servicio. Las agencias de viajes prestamos un servicio en la venta y posventa del servicio turístico, de acuerdo a las condiciones definidas por el proveedor final (en este caso Alitalia)", comienza el statement que emitió la compañía, tras conocerse el fallo.

Despegar fue condenada en su rol como comercializadora 

"Estamos al tanto del caso de este pasajero al que, en plena pandemia y cese de operaciones aéreas, Alitalia ofreció reembolsar el monto pagado en travel vouchers para canjear con la misma línea aérea en su sitio. Dada la complejidad de la transición de Alitalia, Despegar no está ofreciendo servicios de ITA aún", precisaron

Y resaltaron que trabajan con "total transparencia y conforme a la legislación que establece cada país". "Despegar tiene como prioridad ofrecer la mejor experiencia a sus clientes, antes, durante y después del viaje. En su plataforma, el consumidor puede personalizar el viaje de acuerdo con sus preferencias y tiene acceso al portafolio completo de productos (alojamiento, pasajes aéreos, alquiler de autos) y servicios (paseos, transfers, entradas, por ejemplo) ofrecidos por miles de proveedores alrededor del mundo", concluyeron.

Quejas contra despegar y Alitalia

No es la primera vez que Despegar y Alitalia enfrentan críticas de los usuarios por su atención durante la pandemia. Al comienzo de la cuarentena, Despegar, que según la cotización de la fecha vuelve a ser un 'unicornio' (empresa con una valuación de mercado de más de u$s 1000 millones), sufrió críticas en las redes sociales de pasajeros afectados.

En Chile, enfrentó una demanda colectiva en su contra, iniciada por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), con el objetivo de que la empresa sea multada y compense a todos los consumidores afectados, tras la suspensión de viajes desde la irrupción del Covid-19Sus acciones en Wall Street se desplomaron un 23,24% en lo que va de 2021. Este lunes, cayeron un 1,43%.

La estatización de Alitalia abrió el camino judicial

La estatización y conversión de Alitalia en una nueva compañía, Italia Transporto Aereo (ITA), abrió el camino judicial en la Argentina por la situación de los pasajeros afectados debido a la imposibilidad de reprogramar reservas.

La aerolínea dejó de vender tickets y canceló todos sus vuelos a partir del 15 de octubre pasado. Las reservas posteriores a la fecha en la que entró en operación la nueva empresa se cancelaron sin posibilidad de reprogramación, ya que no fueron reconocidas por la nueva compañía.

Esto es así porque el ente antimonopolio de la Unión Europea solició el mayor grado posible de discontinuidad entre la antigua empresa y la nueva, de manera tal que los boletos vendidos por Alitalia no pueden ser heredados por ITA.

La polémica se desató cuando la empresa adelantó que la devolución de los pasajes ya comprados -para la cual el gobierno italiano le otorgará una suma de 100 millones de euros-, se hará en pesos al tipo de cambio oficial del momento en que fueron adquiridos. Desde entonces, los usuarios se quejaron del golpe ocasionado por el efecto de la devaluación y la inflación, y de la imposibilidad de cambiar los tíckets por vouchers en dólares, opción que antes ofrecía la compañía.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día