Tiene 40% del negocio

El granjero que huyó de Inglaterra y se convirtió en el rey de la pasta de dientes: así nació Colgate

La familia de William Colgate fracasó en el negocio del jabón, pero él no se dio por vencido. Hoy la empresa factura US$ 16.500 millones y vende desde cepillos de dientes hasta comida para mascotas.

Por cuestiones políticas, Robert Colgate decidió dejar su granja en Inglaterra para mudarse junto a su familia a los Estados Unidos en 1798. Al poco tiempo inició un negocio de jabón que no prosperó, sin embargo su hijo, William, no se dio por vencido. En ese entonces no sabía que su apellido se convertiría en una de las marcas más reconocidas del mundo, aunque en un rubro en el que no desembarcaría hasta fines del siglo XIX.

William Colgate abandonó Maryland y viajó rumbo a Nueva York. Su principal ambición era profesionalizarse en la técnica de fabricado de jabón para poder volver al ruedo en el negocio en el que su padre no había podido triunfar. Tras algunos años de trabajo, en 1806 fundó su propia empresa dedicada no solo a la industria jabonera, sino también a la elaboración de velas y venta de almidón.

William Colgate

El negocio marchaba sobre ruedas e incluso abrieron una gran fábrica de almidón en Nueva Jersey. Con la muerte de William en 1957 se hace cargo de la compañía familiar su hijo, Samuel. El ejecutivo amplió la variedad de productos de la empresa con el lanzamiento de un jabón perfumado en 1866. Siete años más tarde llegaría al mercado su producto estrella: la pasta de dientes, aunque en versión en frasco. Los famosos tubos aparecerían recién en 1896.

Para el comienzo del siglo XX Colgate ya estaba en manos de los cinco hijos de Samuel. Ellos iniciaron la expansión internacional. Primero a Canadá en 1914 y luego llegaron a Europa, Asia, América latina y África. En 1928 la firma se fusiona con otro gran jugador del negocio del cuidado personal, Palmolive-Peet, que venía creciendo con fuerza desde 1864.

El holding Colgate-Palmolive - nombre que adoptó a partir de 1953 - fue creciendo dentro de diversos rubros. Lanzó productos de limpieza, detergentes y limpiadores de vajilla. En los 60 empezó a agrandarse a través de adquisiciones. Compró la compañía de productos veterinarios Hill's Pet Nutrition; se quedó con Hoyt Laboratories, luego renombrado como Colgate Oral Pharmaceuticals; en 1991 adquirió Murphy Oil Soap, dentro del negocio de limpieza de madera; y un año después sumó a Mennen.

Las primeras versiones de los productos para dientes eran en polvo y se vendían en frasco

Según su balance anual del 2020, la firma tiene una participación cercana al 40% dentro del negocio de pasta de dientes a nivel global, mientras que su market share mundial en cepillos de dientes es del 31 por ciento. Este segmento aporta un 44% de sus ventas netas que el año pasado fueron de US$ 16.500 millones.

Además de Colgate, en el mercado latinoamericano también maneja la marca brasileña Kolynos, la cual adquirió en 1995.

Su segundo negocio en importancia es el de cuidado personal con un 21% de participación. En este rubro tiene jabón líquido, jabón en barra, gel de ducha, desodorantes, shampoo y acondiconador. En tanto, productos para el hogar y nutrición animal tienen un share del 18 y 17% respectivamente. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios