La suba fue del 20%

El Gobierno intimó a Telecom a devolver el aumento de Cablevisión y prometió sanciones

Lo anunció el vicepresidente del Enacom, Gustavo López. La empresa respondió el alza que sigue vigente porque todavía hay reclamos administrativos en curso

La batalla entre el Gobierno y Telecom tiene una nueva escaramuza. El Gobierno intimó a la empresa a que devuelva el aumento de más cobrado en las facturas de sus servicios de televisión paga (Cablevision) e Internet (Fibertel). La compañía aplicó un incremento del 20% cuando, oficialmente, se había autorizado sólo un 5%. Además, según consignó un cable de la agencia Télam, le abrió un sumario a para aplicar las sanciones que correspondan.

Sin embargo, fuentes de la empresa respondieron a este diario que el aumento se mantiene vigente, dado que todavía no hay definición sobre el recurso administrativo que presentó la cámara del sector, la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC). 

"Le estamos mandando la intimación a Cablevisión, que fue la empresa que aplicó este aumento, para que no sólo devuelva lo que cobró más en enero, sino que se abstenga de cobrar febrero hasta tanto refacture y lo haga correctamente, con el 5%, más la devolución del mes anterior", declaró Gustavo López, vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)

En rigor de verdad, Cablevisión ya no es una empresa, sino la unidad de televisión paga y servicios de Internet de Telecom Argentina, tras la fusión entre ambas compañías, aprobada en junio de 2018.

Según el funcionario -hombre del kirchnerismo-, el 20% del aumento que aplicó Telecom en estos abonos "es un abuso ilegal", citó Télam. Recordó la existencia del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 690 de 2020, que definió a la telefonía celular, la televisión paga y el acceso a Internet como servicios públicos y esenciales, y creó una prestación básica universal (PBU), que empezó a regir este mes. "A partir de ese momento (la sanción del decreto), es el Estado, a través del Enacom, el que fija la posibilidad de un aumento y de cuándo".

Telecom está controlada por Cablevisión Holdings y el fondo Fintech. Los titulares de la primera sociedad son Héctor Magnetto, José Aranda, Lucio Pagliario y los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera, todos, también accionistas del Grupo Clarín. Fintech, en tanto, pertenece a David Martínez, inversor mexicano que siempre tuvo conexiones con el kirchnerismo y al que, sin ir más lejos, se le atribuyeron exitosas gestiones a favor del canje de deuda soberana que cerró la Argentina el año pasado. 

Con Cablevision y Fibertel, Telecom es la mayor prestadora de televisión por cable e Internet del país. Al 30 de septiembre de 2020, última información contable disponible, registraba 3,6 millones de abonados al primer servicio (69.000 más que al 30 de junio) y 4,2 millones de accesos a banda ancha (78.000 por encima del trimestre anterior).

Las tensiones entre la empresa y el Gobierno comenzaron ni bien, en la noche del viernes 21 de agosto, Alberto Fernández firmó el decreto que declaró a la telefonía celular, la TV paga y el acceso a Internet como servicios esenciales. Al lunes siguiente, el CEO de Telecom, Roberto Nobile, declaró que la medida le puso incertidumbre al plan de inversiones, de u$s 600 millones, que la empresa planificó para este año.

Telecom venía de cerrar un canje de deuda por u$s 690 millones que refinanció sus compromisos financieros para 2021, lo que, a su vez, descomprimió la caja para poder continuar con su programa de desembolsos. En paralelo, la empresa avanzaba en propuestas similares con sus bancos acreedores. Pero, por la inesperada sanción del decreto, una de las entidades le informó a la empresa que ya no podría continuar con esas charlas, por el imprevisto cambio de condiciones. 

Telecom venía de informar un primer semestre con una ganancia de $ 1961 millones, 80% inferior a la de un año antes. El motivo principal fue el impacto de la devaluación, para un compañía de costos dolarizados e ingresos pesificados. Su facturación, de hecho, retrocedió 1,4% en términos reales -es decir, descontada inflación-, a $ 124.658 millones.

En nueve meses, al 30 de septiembre, recaudó $ 208.220 millones, con una pérdida neta de $ 1249 millones. Las ventas por servicios, $ 197.044 millones, cayeron 3,6% en términos reales. En el tercer trimestre (julio-septiembre), bajaron 8% interanual, a $ 62.844 millones. "Según lo convenido en el acuerdo con el Enacom, no se incrementaron los precios de telefonía móvil y fija, Internet y TV paga, desde el 1 de mayo hasta el 31 de agosto de 2020", explicó Telecom en su informe de resultados. "De acuerdo con lo establecido por el decreto 690/2020, se ha producido la suspensión de los aumentos o modificaciones de precios establecidos o anunciados desde el 31 de julio de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2020", precisó, en relación a la decisión oficial de congelar los precios de las telecomunicaciones, para atenuar el impacto económico de la cuarentena.

A fines de diciembre, el Gobierno anunció la creación del plan de prestación básica universal y, además, informó que sólo se habilitarían incrementos en los planes de hasta un 5%, en el caso de las grandes operadoras, y del 8%, para las pequeñas empresas y cooperativas.

En ese momento, Telecom emitió un comunicado en el que afirmó que el Gobierno "estrangula" al sector. Agregó que, con un aumento de sólo el 5%, "está destruyendo la ecuación económica de las empresas TIC". Semanas antes del pronunciamiento del Enacom, las grandes operadoras -Telecom, Movistar y Claro- ya habían anunciado a sus clientes aumentos del 20% a partir de enero.

"El aumento informado oportunamente se mantiene vigente. La cámara que representa a las empresas del sector, ATVC, presentó un recurso administrativo, en defensa de los derechos de sus empresas asociadas. Cualquier novedad se informará a los clientes por los canales habituales y de corresponder se realizarán los ajustes pertinentes", respondieron en Telecom, en relación a la devolución del importe cobrado que anunció este lunes el Gobierno.

López sostuvo su postura con un fallo de la Justicia marplatense, que, dijo, ya le indicó en diciembre a Cablevisión que debía devolver el dinero. "Sin embargo, como si fueran los dueños de la Argentina, no sólo no lo hacen, sino que desafían la Ley, la autoridad y el fallo del Poder Judicial cobrando un aumento", proclamó el funcionario, número dos del organismo que encabeza el massista Claudio Ambrosini.

"Nosotros no sólo estamos haciendo esta intimación, sino que, además, estamos procurando denunciar una posible maniobra que está preparando el grupo (Cablevisión) con un juez de feria en la Ciudad de Buenos Aires, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal Número 10, (Edgardo) Lara", amplió López, en declaraciones radiales. 

Este juez, indicó, "tiene el expediente" de Cablevisión (Telecom). "Si llega a tirar hacia atrás al decreto 690, les permitirá a las empresas facturar lo que quieran y dejará a la gente con un aumento y sin PBU", aseguró el vicepresidente del Enacom, abogado y periodista con origen en el radicalismo. 

López, que, en la presidencia de Fernando de la Rúa, encabezó el Comfer y, con el kirchnerismo, presidió el Sistema Nacional de Medios Públicos (2007-2008) y fue subsecretario general de Presidencia (2008-2015), prometió "las sanciones más duras que se puedan aplicar" para Telecom. Aclaró que son penas económicas. Y acusó a la empresa de resistirse a la existencia de la PBU.

Tags relacionados

Comentarios

  • EG

    Eduardo Gonzalez

    26/01/21

    Entonces deberían declarar como prestación universal garantizada a los taxis, supermercado, YPF que sube cuando se le antoja etc. Y si no aumenta nos quedamos sin comunicaciones por qué ningún gil va a poner un peso en tecnología si no ve ganancia. Yo le pregunto a la señora que trabaja en mi casa si ella trabajaría a perdida o ganar menos, respuesta obvia. Ahora a las empresas no se les permite ganar dinero. Son impresentable mente perversos.

    Ver más

    1
    0
    Responder