Pases en el retail

El ex CEO de Garbarino dirigirá una nueva unidad de negocios en Newsan

Carlos García se fue el martes de la cadena. Había sido su gerente general más de 20 años. Asumirá la conducción del área de línea blanca del fabricante de electrodomésticos y electrónica

Carlos García, el histórico CEO de Garbarino, dejó la cadena en crisis esta semana y se sumará al equipo de Newsan.

El ejecutivo, con más de 20 años de trayectoria en el sector, estará al frente de la división de línea blanca, en una dirección que el fabricante de electrodomésticos y electrónica acaba de crear para "lograr un mayor foco en el negocio, el desarrollo y la expansión del mismo".

Con su incorporación, Newsan apunta a "fortalecer el plan de crecimiento de sus unidades, con el objetivo de capturar las oportunidades de desarrollo de nuevas categorías y productos, sin descuidar los negocios core, adaptando la organización estructural".

Los fundadores de Mercado Libre se reúnen tras dos décadas para invertir en emprendimientos

Según pudo saber El Cronista, García asumirá sus funciones el 20 de septiembre y, además, pasará a formar parte del comité de dirección de Newsan.

Este martes, el ex CEO de Garbarino les mandó un mail a los trabajadores de la cadena para despedirse. "Cierro un ciclo de muchos años. Quisiera agradecer a todos por el apoyo que me brindaron durante mi trayectoria. Reconozco el esfuerzo, las ganas y la actitud que han puesto para que Garbarino crezca y sea reconocido", afirmó en el texto que envió.

"No quiero dejar de reconocer el alto nivel de adaptabilidad que han desarrollado no solo debido a los cambios por el mundo digital, sino por la fortaleza en la venta de servicios. Empiezo un camino en el que no voy a olvidar las cenas y los desayunos de trabajo, y todo lo que ustedes me enseñaron. Los saludo con mucho afecto", finalizó.

Carlos García se suma a Newsan

García asumió la dirección de la compañía hace más de dos décadas, cuando los hermanos Daniel y Omar Garbarino eran dueños del retailer. Al mando de la empresa, tuvo a cargo el desarrollo de las distintas unidades de negocio que llevaron a la firma a convertirse en el jugador líder del sector, antes de su debacle.

Además de estar al frente de la cadena insignia, García fue responsable de hacer crecer la operación de Compumundo -la cadena de venta de artículos de informática que este miércoles intentó rematar el 51% de su paquete accionario, pero no consiguió interesados-, el vertical de turismo Garbarino Viajes, la financiera Fiden y las fábricas Digital Fueguina y TecnoSur, ubicadas en Tierra del Fuego.

En 2017, el ejecutivo comandó la creación de la plataforma propia de e-commerce y amplió su centro de distribución de 55.000 metros cuadrados. En ese entonces, la cadena supo adaptarse rápidamente al escenario y absorbió nuevos segmentos de consumidores, a través del afianzamiento de la venta digital. Por ejemplo, captó a mayores de 50 años, un nicho poblacional poco acostumbrado a comprar por Internet.

García desarrolló las unidades del grupo

García es contador público, licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y egresado de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini. También se puso al hombro el proceso de reestructuración financiera que atravesó la empresa en 2019, antes de colgar el cartel de venta ese mismo año. Incluso, fue la mano derecha de los hermanos Garbarino y encaró la búsqueda de inversores y la renegociación del pasivo con los acreedores.

Hasta que apareció en escena Carlos Rosales, el actual dueño de Garbarino. Con la llegada del empresario asegurador y protesorero del club San Lorenzo, García dejó de ser gerente general. Siguió en el staff y "pasó a colaborar y depender del equipo de gestión" que incorporó Rosales cuando adquirió el grupo en junio de 2020. Según explicaron en ese entonces, García se trataba de un recurso valioso a conservar por su expertise y extenso recorrido en la compañía.

En el entorno de los trabajadores, la falta de una conducción preocupa y hace pensar que, a esta altura, el destino de Garbarino es uno solo: la presentación de la quiebra.

Quedan menos de 3800 empleados

García no es el único ejecutivo que dejó la compañía. A su salida, se suman las partidas de profesionales que ocupaban puestos jerárquicos en áreas como Marketing, Publicidad y Ventas. Muchos deciden irse de la empresa frente a oportunidades laborales que se presentan.

De acuerdo a los números que manejan los mismos empleados, en las últimas semanas alrededor de 20 trabajadores enviaron telegrama de renuncia. Ya quedan menos de 3800 integrantes.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios