El gigante sueco

De vender fósforos a volverse multimillonario con los muebles: los secretos del imperio IKEA

Ingvar Kamprad fundó la empresa cuando tenía 17 años y estuvo al frente hasta 2013. Cómo se inspiró para crear una de las compañías más grandes del mundo.

Con tan solo 17 años fundó la empresa que lo convertiría en una de las personas más ricas del mundo. Pasó de comprar fósforos a granel y venderlos en su pueblo natal a amasar una fortuna de más de US$ 58.000 millones. Sin embargo, a pesar de su abultada billetera, Ingvar Kamprad seguía manejando su viejo Volvo, siempre volaba en clase económica y compraba su ropa en tiendas de rebaja. Detrás de esa vida frugal se esconde el fundador de IKEA, la cadena de mueblerías que revolucionó el mundo de la decoración.

Nació en 1926 en Älmhult, Suecia, y desde pequeño mamó la experiencia del retail dado que pasaba mucho tiempo en la tienda de su padre hasta que la familia se mudó a una granja. A los cinco años, Kamprad ya tenía una mentalidad emprendedora. Primero fueron los fósforos, pero luego siguió vendiendo lápices a sus compañeros de colegio y tarjetas de Navidad.

Ingvar Kamprad, fundador de IKEA

Por su dislexia, su padre lo premiaba con dinero cuando le iba bien en los exámenes. En 1943 juntó buena parte de sus ahorros y montó su  compañía. Para bautizarla utilizó sus iniciales, la de la granja paterna (Elmtaryd) y la del pueblo más cercano (Agunnaryd). IKEA en un comienzo vendía lapiceras, relojes y algunos portafolios, hasta que Kamprad vio la oportunidad en la mueblería.

¿Qué fue lo que despertó este interés por dicho rubro? El gobierno sueco había construido muchas viviendas en la posguerra y otorgaba créditos para amoblarlas. Asimismo, en su ciudad había muchos pequeños fabricantes de muebles por lo que podía producirlos a precios bajos.

Del boicot a su propia tienda

En 1947 empezó a vender estos artículos producidos por empresas locales, pero esto despertó el enojo de algunas cadenas de muebles. Unos años después, intentaron boicotear el negocio de Kamprad pidiéndoles a sus proveedores que no le vendieran productos y impidiendo que exhibiera sus piezas en las ferias. La firma optó entonces por buscar proveedores en Dinamarca y Polonia y más tarde asumió la producción con su propia fábrica.

Al principio hacía sus ventas por catálogo por correo, sin embargo sus bajos precios generaban incredulidad entre los clientes, entonces montó un showroom que se volvió algo fijo en Estocolmo. La idea de vender los muebles desarmados surgió en 1953 luego de renegar por los constantes problemas que generaban el transporte de los productos y su alto costo. Si bien no fue pionero del ‘flat-pack', la compañía popularizó este método.

En 1965 abrió su icónica tienda en las afueras de Estocolmo. Está inspirada en el museo Guggenheim de Nueva York

Su primera tienda se inauguró en Suecia en 1958, cinco años después se expandió a Noruega y al poco tiempo le siguió Dinamarca. Debutó fuera de la región escandinava en 1973 con tiendas en Alemania y Suiza. Para ese momento, la firma ya había incorporado dos elementos disruptivos a su negocio. El primero de ellos era la opción de poder consumir café, snacks y platos calientes dentro de las sucursales. Kamprad creía que los clientes con hambre compran menos. Y por otro lado estaba el área de autoservicio.

¿Cuándo llega a Sudamérica?

IKEA se expandió por todo el mundo y actualmente tiene más de 400 tiendas. No obstante, su desembarco en América del Sur todavía se hace esperar. En 2018 había anunciado un acuerdo con Falabella para abrir su primera sucursal en la región, pero los planes se demoraron debido a la pandemia. En enero pasado afirmaron que la nueva fecha de inauguración para el local en Santiago de Chile sería en marzo de 2022. Luego vendrían tiendas en Colombia y Perú.

En 2022 abriría su primera tienda en la región. La ciudad elegida es Santiago de Chile en alianza con Falabella

Kamprad ocupó un lugar en el directorio de la empresa hasta su alejamiento en 2013. Falleció en 2018 a los 91 años. IKEA siempre se mantuvo como una compañía privada, aunque su fundador había decidido cambiar su estructura en los 80. En esa época separó la operación retail de la marca y su propiedad intelectual en distintas sociedades.

En 2017 la Comisión Europea inició una investigación por posibles ventajas fiscales de IKEA Inter Systems en Países Bajos. Según el informe, la firma se habría beneficiado con dos acuerdos impositivos en 2006 y 2011. Detallan que, durante ese período, habría evadido alrededor de 1000 millones de euros. Recientemente, Bruselas decidió profundizar la investigación.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios