Consumo

De plato de la abuela a chicana política: las 5 pyme que le dan pelea a Arcor y a Morixe en el negocio de la polenta

Solo un 0,2% de toda la producción nacional del país se destina para hacer polenta. Sin embargo, existen varios jugadores de peso en el segmento que compiten por precio.

La polenta es uno de los productos estacionales por excelencia - más de la mitad del consumo se da en invierno - y uno de los de mayor penetración en los hogares argentinos. Este año también se coló entre los mensajes críticos al gobierno. Sin embargo, se trata de un negocio originario de Italia con larga tradición en el país, especialmente en su versión instantánea, popular por su precio, facilidad y sabor.

El principal actor del sector es Arcor, que desde hace varios años domina con su marca Presto Pronta, elaborada en su planta de San Pedro. Del otro lado se encuentra Morixe, que ocupó el lugar que dejó la 'mágica' de Quaker, y actualmente ostenta un 20 por ciento de participación de mercado. En los primeros meses de pandemia, la venta de esta marca se incrementó casi en un 600 por ciento.

Pero la verdadera competencia se da en el segmento medio de precios, con valores que oscilan entre los $ 35 y $ 50 por cada paquete de medio kilo. Ahí un puñado de jugadores se disputan la cucarda de ser la tercera marca más vendida de la góndola. "Es un producto de necesidad básica y los precios son muy pero muy competitivos, entonces si quedas en el medio el consumidor suele ir al líder o a la barata", señala alguien que conoce el negocio.

Acá el informe completo:

Tags relacionados

Compartí tus comentarios