Independencia cara

Irse a vivir solo ya cuesta más de $ 200.000 en la Ciudad de Buenos Aires

Dejar el hogar familiar sale el doble que hace un año y medio. Los gastos de un monoambiente, entre el alquiler y el equipamiento básico

Irse a vivir solo resulta, cada vez más, un sueño difícil de concretar para muchos jóvenes. Debido a la creciente inflación, la pérdida de poder adquisitivo y el aumento de los precios de los alquilereshoy independizarse cuesta el doble que hace un año y medio.

Según relevó El Cronista, para el solo hecho de ingresar a un departamento en la Ciudad de Buenos Aires, se necesita, como mínimo, $ 215.000, cuando en noviembre de 2019 se precisaba $ 105.500. La suma incluye el monto de un mes de alquiler, el depósito, el seguro de garantía, las expensas, las tarifas de los servicios y un mobiliario básico.

El alquiler de un monoambiente en Capital Federal sale, en promedio, $ 26.000, una cifra que el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) (de $ 24.408) no alcanza a cubrir. Los datos se desprenden de un relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

Otra vez en Caballito hay boom de construcción: precios 22% más bajos que Palermo

"El SMVM actual no alcanza para pagar el alquiler, mucho menos para cubrir otros gastos como las expensas, con un valor, en promedio, del 20% del costo del alquiler. Para que resulte suficiente, el SMVM debería incrementarse un 11%", precisa el informe.

"Si bien puede haber problemas para obtener garantías o pagar las comisiones, el costo del alquiler es la primera, y en muchos casos la mayor, barrera de ingreso. Los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujándolos hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad", amplía.

Si se trata de un departamento de dos ambientes o tres ambientes en Capital Federal, el presupuesto requerido es mayor. Una propiedad de dos ambientes, de 50 metros cuadrados, cuesta alrededor de $ 37.575 al mes, mientras que una unidad de tres ambientes, de 70 metros cuadrados, tiene un valor de $ 52.152 mensuales, de acuerdo a un estudio del sitio de clasificados Zonapropbasado en el Index de Buenos Aires.

En mayo, el incremento de los alquileres fue del 3,9% en comparación al mes anterior. En lo que va del año, registraron un alza del 22,5% y, en 12 meses, acumularon una suba de más del 71%. La explicación: la caída de la oferta, como consecuencia de la Ley de Alquileres y el el DNU que congeló por un año los contratos locativos.

Los precios de los inmuebles varían según su locación y sus características

Los precios oscilan de acuerdo a la locación y las características del inmueble, como su antigüedad, sus amenities y su cercanía a medios de transporte público, que pueden encarecer la valuación. 

Puerto Madero es el barrio más carocon alquileres desde $ 75.235 por mes, según Zonaprop. Le siguen Núñez y Palermo, con $ 44.559 y $ 43.870, respectivamenteEn la zona media, se encuentran Chacarita, Villa Ortúzar, Monte Castro, Parque Patricios y Floresta, con un rango de entre $ 39.545 y $ 33.048. Los valores descienden en La Boca, Liniers y Lugano, donde se consiguen viviendas por $ 20.318.

A partir de julio comenzará a aplicarse, por primera vez, la nueva fórmula de indexación de los alquileres. Se estima que la actualización de los contratos que se firmaron bajo la vigencia de la nueva ley, desde julio de 2020 hasta la fecha, será del 40%, un dato a tener en cuenta.

Para conocer el aumento que deberá aplicarse mes a mes, se debe consultar el Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central en su sitio web. Contempla la variación de la inflación, de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), y los salarios, según la remuneración promedio de los trabajadores estables (Ripte).

El depósito que deben pagar los inquilinos para acceder a la vivienda se realiza una sola vez por el contrato de tres años y equivale al valor del primer mes de alquiler, por lo que hay que calcular alrededor de $ 26.000 más. Antes de la sanción de la nueva norma, se realizaba un depósito por año.

En relación a las expensas, la ley aclara que las ordinarias son afrontadas por el locatario, mientras que las extraordinarias quedan a cargo del propietario. Para un inmueble estándar, parten desde $ 6000 mensuales, según la Federación Nacional de Inquilinos.

En garantía, se puede presentar el título de propiedad de un inmueble, una garantía de fianza o fiador solidario, o un seguro de caución. En este último caso, hay que sumar $ 39.000 para un alquiler de $ 26.000 y $ 6000 de expensas, según el cotizador online de ZonaProp Garantías, el sistema de garantía que ofrece el portal, respaldado por la aseguradora Sura.

También, hay que contemplar los gastos de luz, gas y agua y el Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL). Si se tienen en cuenta las tarifas de los consumos mínimos, sumado al pago de Internet, un servicio fundamental en este contexto, se agregan unos $ 5000 aproximadamente.

Más jóvenes postergan su salida de la casa familiar

Una vez que el inquilino logró costear todo lo anterior, debe prepararse para una segunda tanda de gastos: los necesarios para equipar su casa con lo indispensable. Un mobiliario básico -consistente en una heladera no frost, un lavarropas, una cama sommier, una mesa y cuatro sillas- sale $ 113.000, según un reporte de MercadoLibre.

Como consecuencia de esta situación, más jóvenes postergan su salida de la casa familiar o eligen mudarse acompañados, con amigos o la pareja, para compartir gastos. 

En este sentido, una encuesta que llevó adelante ZonaProp demuestra que el 52% decide irse a vivir con alguien cuando deja el núcleo familiar: un 76% se emancipa con su pareja, un 17% lo hace con amigos y un 8% se muda con hermanos. A su vez, para el 79% pensar en una mudanza le genera estrés.

El 40% de las viviendas habitadas de la Ciudad de Buenos Aires corresponden a inquilinos, según la Defensoría del Pueblo porteña.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios