Crece la demanda

Uno de los dos fabricantes de respiradores del país tiene todo vendido por los próximos tres meses

La firma cordobesa Leistung puso todas sus líneas a producir estos equipos y analiza trabajar en dos turnos.

Leistung, una de las dos empresas argentinas que desarrollan y fabrican respiradores para pacientes críticos, analiza trabajar en un segundo turno para ampliar su producción.

"Si la demanda sigue como en las últimas dos semanas, en los próximos 10 días tenemos que tomar la decisión", señala Mauro Paiaro, gerente de Operaciones de la firma de origen cordobés pero que también tiene fábrica en Brasil, cerca de Curitiba.

En las últimas dos semanas se dispararon los pedidos y hoy Leistung tiene vendidos respiradores por los próximos tres meses. "La mayoría son para el Gobierno Nacional y una parte es para exportación", indica.

Richmond sale a buscar u$s 70 millones para construir la planta que fabricará la Sputnik V

La firma ya está en el proceso de búsqueda de 28 personas. "En la empresa somos unas 80 personas. Por año, ya sea por rotación o para cubrir algún puesto, tomamos entre 10 y 15 colaboradores más. En las próximas cuatro semanas tenemos incorporar el 30% de nuestro plantel", explica Paiaro.

El responsable de la operación lo detalla en números: pre pandemia, la planta fabricaba 200 respiradores por año, de los cuales entre un 10% y un 20% se exportaban. En marzo de 2020, el plan era fabricar 8 porque podían cubrir la demanda con sobrestock. Terminaron fabricando 70. A finales de marzo, luego de un acuerdo que hizo con Mirgor, alcanzaron los 1000 equipos mensuales, mientras la firma cordobesa aportaba su know how, Mirgor tenía una gran capacidad de ensamblado en su planta de Tierra del Fuego.

Leistung hoy fabrica respiradores en sus tres líneas

"Dejamos las otras dos líneas que producíamos, la de máquinas de anestesia y la de respiradores para ambulancias y ahora las tres están produciendo respiradores", cuenta Paiaro.

Así, luego de la alianza con Mirgor que terminó a fines de 2020, Leistug decidió seguir apostando y reinvirtiendo no solo en el mercado local sino también en la región. Hoy, tienen una capacidad para fabricar tranquilamente 100 por mes en un solo turno y, a los primero meses del año, antes de que empezara la segunda ola, exportaron un 70% de los fabricado, entre stock que quedó del año pasado y por la visibilidad que había ganado la empresa.

"En 2020, la pandemia nos agarró de sorpresa. Hoy, ya armamos una red de proveedores, de los cuales varios lo tuvimos que desarrollar. Sin embargo, la logística tiene un tiempo de respuesta", señala el ejecutivo y ejemplifica: los componentes electrónicos, que son importados, en algunos casos tardan 150 días y luego hay que montarlos acá.

"Hace un mes teníamos equipos que pensábamos que nos iban a quedar obsoletos por la batería de nuevos desarrollos que iban a entrar en producción. Hoy, pospusimos los nuevos modelos, algunas más caros y más complejos, porque es más fácil producir productos que ya están maduros", explica el ejecutivo, que indica que el precio promedio de un respirador es de u$s 10.000.

La firma que nació a mediados de los ´80 en Córdoba, tiene desde el año 2000 fábrica de Brasil donde, en 2020, trabajaron en tres turnos para armar unos 400 respiradores por mes. Además, la empresa exporta a todos los países de la región, de México para abajo, con excepción de dos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios