Consumo minorista

Costumbres Argentinas busca dolarizarse y desembarca en Chile, Uruguay y Miami

Invertirá u$s 3 millones para montar un mercado con productos regionales en Estados Unidos. Además continúa su plan de expansión local, apuntando sobre todo al interior del país

El 2001 es recordado por todos los argentinos como un año de quiebre, de crisis y estallido social. Sin embargo, Luis Videla, el empresario dueño del Grupo Almar, decidió en pleno derrumbe económico apostar a su propio emprendimiento. Por eso no sorprende que la marca Costumbres Argentinas no pare de crecer aún en pandemia. Con 67 franquicias, 15 inauguradas en 2020, busca este año expandirse en el exterior. en octubre planea desembarcar en Chile y Uruguay y en marzo del año que viene tiene previsto abrir una tienda, con formato mercado, en Miami, Estados Unidos.

"Es el mejor momento para salir a exportar al mundo con valor agregado, tenemos un tipo de cambio competitivo. Producimos materia prima y tenemos industrialización a nivel Europa", comenzó describiendo su decisión de llegar a Miami, el empresario gastronómico. En un principio, la idea era dar el gran paso en Madrid, España, pero tras la llega del Covid, la ciudad dejó de ser atractiva para la inversión. "Miami está creciendo mucho, en unos días vamos a viajar para cerrar el contrato de locación", explicó Videla en una entrevista exclusiva con El Cronista.

  Apuntan a una amplia variedad de productos  

El dueño del Grupo Almar se asociará con inversores estadounidenses. "Es un proyecto ambicioso, va a funcionar como una especie de mercado. No solo vamos a llevar los productos que hacemos acá, sino que nos estamos asociando con pymes para comercializar aceitunas de Catamarca, langostinos del Sur, carne de La Pampa, entre otros artículos autóctonos", describió.

"En un principio vamos a invertir u$s 3 millones, con el objetivo de producir u$s 1 millón al mes", sostuvo Videla. "Hay cosas como el helado y los alfajores que no podemos exportar por lo que vamos a invertir en maquinaria para fabricarlos allá", resumió Videla, quien aspira a poder abrir la primera sucursal en Estados Unidos a principios del año que viene.

"Con la inflación y la devaluación sistemática del dólar, por más que sigamos expandiéndonos y ampliando nuestra producción, la ganancia en divisa estadounidense es cada vez menor. Por eso necesitamos expandirnos, para empezar a tener un retorno en dólares. Además es la oportunidad para llevar a pequeños productores al exterior", explicó la causa de su decisión, este empresario inquieto que año tras año busca nuevos desafíos.

Abrió su primera sucursal en Santa Fe.

La idea es que Costumbres Argentinas llegue en marzo del año que viene con su propio local, para luego seguir expandiéndose en Estados Unidos con el objetivo final de llegar a Nueva York.

Y si bien la marca ya tiene presencia en los países de la región con la exportación de sus productos, en octubre abrirá la primera sucursal en Uruguay y paralelamente lo hará en Chile. "Tenemos planeado abrir entre 10 y 15 franquicias a lo largo de todo Uruguay en los próximos dos años. Mientras que en el país trasandino buscamos desarrollar entre 20 y 40 sucursales en un periodo de tres años", remarcó Videla.

Por qué Kentucky abrirá 12 pizzerías este año mientras bares y restaurantes cierran

Regional

Si bien los ojos parecen estar puestos en el exterior, Videla sigue apostando a extender su marca a lo largo de toda la Argentina. En medio de la pandemia, Costumbres Argentinas no sólo mantuvo todas sus franquicias sino que abrió 15 locales nuevos. Ahora es el turno del interior. "Este año llegamos a Rosario, tenemos previsto seguir abriendo tiendas en Santa Fe, llegar a Paraná y Córdoba", explicó el empresario.

La planta de producción en Don Torcuato

La empresa cuenta con su propia planta de producción de 14.000 m2 en la localidad de Don Torcuato, provincia de Buenos Aires. Emplea a un total de 600 trabajadores, 290 en fábrica y el resto distribuidos a lo largo de las casi 70 sucursales. En promedio cada franquicia factura entre $ 2 millones y $ 3 millones al mes. "La clave para mantener el crecimiento aún en pandemia fue no quedarnos quietos y seguir ampliando nuestra gama de productos. No somos una marca de monoproducto, eso nos da mayor posibilidad de sobrevivir en esta Argentina de vaivenes", sentenció.

Durante la pandemia crecieron los locales con espacios para comer, sobre todo al aire libre. "Los negocios gourmet ofrecen mayor variedad de productos a precios más que accesibles. Mientras que el formato ‘al paso' es para aquellos que buscan comprar de manera ágil para comer en sus hogares", detalló. La marca ahora está trabajando en un nuevo formato nocturno "vamos a extender el horario hasta las 12 de la noche, para competir con hamburgueserías o pizzerías", concluyó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios