Sustentabilidad

Con la pandemia, se multiplicaron las marcas de limpieza "verde"

El mayor uso de productos de desinfección hizo que creciera la demanda de opciones más saludables y amigables con el medio ambiente. Así nacieron muchos proyectos que trabajan con estos criterios.

Si hay un tema que se ha vuelto central desde el comienzo de la pandemia es el de la higiene. Tanto que el lavado de manos, la limpieza de superficies y el cuidado en general se convirtió en una cuestión ineludible para todos. Y en ese contexto, donde el exceso del uso de alcohol, amonio cuaternario, lavandina y unas cuantas cosas nocivas más comenzaron a generar irritaciones, alergias, cortaduras en la piel y hasta intoxicaciones, mucha gente pasó de desinfectar sin parar con productos tóxicos, a buscar alternativas más saludables y ambientalmente equilibradas.

Así nació la tendencia de la limpieza sustentable, que está representada por emprendimientos que trabajan bajo criterios de sostenibilidad y economía circular.

Tal el caso de VINT, marca especializada en el desarrollo de productos de limpieza a base de materias primas naturales y libres de tóxicos que nació en el 2018 de la mano de Verónica Bertora, ingeniera Química y en Alimentos, y Maru Gutiérrez, licenciada en Comercialización, pero también Promotoras Internacionales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

VINT utiliza materias primas naturales y libres de tóxicos

"La fundamos tras tomar conciencia de la toxicidad que generan los limpiadores convencionales. Desde la OMS o la Red Global de Hospitales verdes, recomendaban en su momento usar menos químicos para la higiene y lavandina de forma cotidiana por el impacto negativo que tenían en la salud respiratoria, dermatológica o endocrinológica. Y en Argentina, antes de la pandemia, se midió que los productos de limpieza que contienen químicos perjudiciales causan el 21% de las intoxicaciones. Por eso empezamos a analizar qué alternativas se usaban afuera y cuáles había acá y empezamos a desarrollarlas. Así, hoy ofrecemos productos a base de materias primas naturales, como bicarbonato de sodio, vinagre concentrado o aceite de oliva", relata la dupla.

Y agregan: "Estos ingredientes son tan eficaces como los que componen las opciones convencionales, son simples y tienen impacto positivo en la salud y el ambiente, además de cuidar la calidad del aire interior de los espacios cerrados".

Se pueden usar para lavar la ropa y para limpiar toda la casa. A su vez, el bicarbonato limpia, blanquea y desodoriza y es un suave abrasivo. El vinagre concentrado con doble de acidez remueve suciedad, quita manchas, descalcifica, saca el sarro y desodoriza una vez evaporado. Y lo más importante: concentrado y actuando más de 30 segundos, desinfecta.

"En relación a este compuesto, en Alemania hicieron estudios que demostraron que el vinagre al 10% usándolo 30 segundos elimina el virus", asegura las emprendedoras.

Esta calculadora mide la emisión de cada persona y permite compensarlas con iniciativas desde $ 900

Con opciones para limpiar la ropa y el hogar, VidaVera es otra marca con productos elaborados con materias primas vegetales, biodegradables y veganas. "La misión de este proyecto es mostrarle a la gente que puede realizar la limpieza de manera sustentable, es decir, sin generar desechos y con productos simples pero efectivos, sin componentes dañinos, sin perfumes ni ingredientes artificiales", cuenta Yamila Román, la creadora.

Su portfolio incluye jabón líquido apto lavarropas, jabón en pan natural, polvo blanqueador y quitamanchas, productos para el lavado de la vajilla, detergente en versión líquida y sólida, y accesorios y complementos de limpieza como cepillos de cerdas naturales, esponjas vegetales cosidas a mano y broches de madera para colgar la ropa. Los productos líquidos vienen en distintas presentaciones (1, 2 y hasta 5 litros) y con la posibilidad de retornar los envases plásticos para ser reutilizados. Todos se utilizan de la misma forma que los convencionales.

La propuesta de +Bio abarca productos elaborados con ingredientes de base vegetal, desde los componentes activos hasta los colorantes. También desarrolla opciones bajas en espuma que cuidan en cada proceso de limpieza un recurso tan valioso como el agua. Su mentora, Gisela Soubelet, añade que su marca hoy cuenta con una línea de 5 productos indispensables: detergente, limpia pisos, limpia vidrios, limpia baños y multiuso.

A su línea de limpieza sumaron trapos de puro allgodón

"En pos de ampliar la oferta, también estoy trabajando sobre dos importantes productos: un jabón de ropa y un lustra muebles sin siliconas. Adicionamos una línea de trapos de puro algodón y de cepillos de cerdas de pita natural", amplia Soubelet, quien decidió crear este proyecto tras sentir mucha incomodidad con el uso que le estaba dando a su carrera ya que trabajaba en el ámbito del petróleo donde definía la "rentabilidad" de un pozo y con sus decisiones contribuía a destruir algo que tanto ama: la naturaleza.

Disruptiva, Biosal es una microempresa que fabrica productos de limpieza a base de sales y tensioactivos residuales de la caña de azúcar, creada por la geoquímica Iris Allegretti en plena pandemia.

"Tenemos detergentes, polvos, lavandinas, desengrasantes, desinfectantes, limpiadores para vidrios y espejos, cera para pisos, perfuminas, velas, difusores, cada cual con sus particularidades de uso, presentación y aplicación. Todos los productos para el lavado de telas, por ejemplo, son libres de cloro. También empleamos esencias de primera calidad para lograr aromas persistentes y nítidos tales como el Terpenos de naranja, y otras opciones cítricas, frutales, dulces, florales, aldehídicas, herbales y amaderadas", describe Allegretti.

Biosal fabrica productos de limpieza a base de sales y tensioactivos residuales de la caña de azúcar

En aras de garantizar la biodiversidad, la fertilidad del suelo, el buen estado de las aguas subterráneas, y la dignidad y el bienestar de las personas que producen, comercializan y consumen sus productos, la marca utiliza en todo el proceso de elaboración tecnologías limpias que evitan los desechos no biodegradables, analizan el impacto ambiental de la producción y trabajan con criterios de comercio justo.

Por último, las versiones comprimidas representan la cara más original de esta tendencia. Un referente es Turny, un emprendimiento único en el sector que ofrece productos de limpieza biodegradables en formato de pastillas efervescentes. La línea incluye limpiador de pisos, de vidrios y multiuso que, por su presentación, pesan y ocupan un 95% menos de espacio que otro producto tradicional. Para usarlos solo basta con diluirlos en agua. Además, estos vienen envasados en sobres compostables.

Turny ofrece productos en formato de pastillas

"También ofrecemos botellas reutilizables para la dilución de los productos o en latas de aluminio recargables para el almacenado de varias pastillas. De este modo, buscamos dar una solución a la proliferación de basura plástica, ganar en eficiencia logística, ahorrar costos y mitigar las emisiones de carbono", cuenta la diseñadora Magdalena Trucco, creadora junto al ingeniero Bruno Benetti de esta marca que se lanzó en septiembre de 2020 y que en breve sumará a su oferta detergente, jabón para la ropa y lavavajillas.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios