Conflicto gremial

Dictaron la conciliación obligatoria por los despidos en Compumundo

El Ministerio de Trabajo lo decidió a pedido del Sindicato de Comercio. La cadena, que forma parte del grupo Garbarino, empezó a enviar la semana pasada telegramas a parte de sus empleados

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria por 20 días hábiles por los despidos de Compumundoluego de que la cadena de venta de electrodomésticos y electrónica que forma parte del grupo Garbarino empezó a enviar telegramas a parte de sus empleados la semana pasada. 

La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecysle solicitó a la cartera que dirige Claudio Moroni que disponga la medida e impida que la compañía continúe con las desvinculaciones. 

Los más de 150 trabajadores afectados recurrieron a asesoramiento legal y la mayoría de los telegramas ya fueron rechazados. "La normativa vigente impide que se lleve a cabo una acción de estas características, los despidos son ilegales. Hay que ver si concretan las indemnizaciones, puesto que generan recibos de sueldo desde hace seis meses que no pagan", aseguró un delegado gremial al respecto.

Fate advierte sobre cortes de producción por restricciones cambiarias y el Gobierno sale a cruzarla

La empresa fundamentó su decisión en el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), que le permite al empleador despedir por fuerza mayor, falta de trabajo y causas económicas no imputables, y abonar el 50% de la indemnización.

De esta manera, desatendió el DNU del Gobierno y sus sucesivas prórrogas, que protegen los derechos de los trabajadores en la emergencia sanitaria. "Se deja planteada la inconstitucionalidad del DNU 329/2020, por atentar contra normas de jerarquía superior y violentar los principios y las garantías amparadas por la Constitución Nacional", concluyó.

A mediados de septiembre, Compumundo intentó rematar el 51% de su paquete accionario, pero no consiguió interesados que propusieran ofertas. Esperaba recaudar, por lo menos, $ 58 millones, ya que las acciones ordinarias no endosables salían a remate con un valor nominal de $ 1 cada una.

La firma mandó telegramas de despidos a 150 empleados

Sin un rumbo claro, tomó la decisión de achicar su plantilla a partir de este mes, mientras continúa cerrando locales. Sus más de 45 sucursales están prácticamente sin operar. Ya bajaron las persianas varias que se encuentran ubicadas en centros comerciales, como la que se encontraba en San Justo Shopping, junto al local de Garbarino, que también dejó de funcionar.

En los telegramas que envió, la empresa atribuyó su performance de negocio a las consecuencias de la pandemia. "La sociedad registró una estrepitosa baja de las ventas que empezó a manifestarse a partir de la crisis generada por el coronavirus", expresó en el texto.

A su vez, aclaró que la flexibilización de las restricciones no alcanza para reactivar la operación. "La reciente reapertura de las actividades económicas que permitirían normalizar el negocio no tiene la suficiente fuerza para revertir el daño causado", señaló.

Compumundo intentó rematar el 51% de sus acciones

"Pese a haber realizado durante todo el último tiempo intentos por mantener la actividad productiva a través de la venta online, ello no permitió paliar la baja rentabilidad causada a partir de las limitaciones a la circulación (que fluctuaron entre el confinamiento total, restricciones de horarios de los locales comerciales y el cierre de shoppings donde se encuentran varias sucursales de atención al público), impidiendo mantener el equilibrio de la ecuación económica", amplió.

Además, informó que "es de conocimiento de todos los trabajadores el enorme esfuerzo para intentar contener esta situación, lo que incluyó la presentación administrativa de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), así como la búsqueda de un inversor que inyectara capital, que por razones específicas y particulares, no han tenido andamiaje".

Más de 45 sucursales de Compumundo están prácticamente sin operar.

Por eso, "ante estas circunstancias -completamente externas, imprevisibles, en algún caso insuperables, que exceden el riesgo empresario normal y que de ningún modo podrían serles imputadas a la empresa- no queda otra alternativa que notificar el despido".

Desde el Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata denunciaron que cinco trabajadores fueron desvinculados, lo que llevó a los empleados a realizar una protesta frente a la sucursal de la calle Rivadavia. "Es un momento de desamparo e incertidumbre. Con una decisión de este tipo, corren peligro sus puestos de trabajo y, por lo tanto, su fuente de ingresos y la de sus familias", señalaron.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios