LA MATRÍCULA CAYÓ 10%

Alumnos en fuga: los colegios privados apuestan a financiación y descuentos para frenar el éxodo

Los establecimientos también brindan planes de financiación. El fenómeno se da, especialmente, en el nivel inicial. La morosidad alcanza el 60%. En un año, la matrícula cayó 10% y se duplicó la cantidad de chicos que migraron a la educación pública

Con la sucesiva interrupción de las clases presenciales, cada vez, más colegios privados aplican descuentos en sus cuotas mensuales y ofrecen planes de pago para evitar la deserción escolar. Las rebajas rondan entre el 20% y el 40%, y alcanzan a establecimientos de todo el país, especialmente, en el nivel inicial.

Es que, a medida que se extiende la pandemia, se profundiza la crisis de la educación privada. En un año, la matrícula de los colegios cayó un 10%, según la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (Adeepra). 

Uno de cada 10 alumnos migró al sistema público. La baja representa el doble que la cifra registrada en la crisis de 2018, cuando el número de alumnos se redujo un 5%, de acuerdo a los números que maneja la entidad. 

Argentinos prevén instalar una universidad de EE.UU. en Punta Ballena con inversión de u$s 50 millones

Pese al pedido que le acercaron al Gobiernolas instituciones privadas no pudieron acceder a los programas Ahora 12 y 18, con lo cual las opciones de financiación son ofrecidas por cuenta propia. 

"El Estado no nos permitió ingresar en estos planes. Las escuelas generaron acuerdos para que los chicos no pierdan continuidad", destaca Perpetuo Lentijo, secretario general de Adeepra.

Con los mecanismos de ayuda, se busca preservar el mayor número de estudiantes. "La intención es abordar la problemática de forma colaborativa, para que no se rompa la alianza colegios-familias. En este momento, la fórmula precio por cantidad (PxQ) es esencial. Lo que más daña a la economía de un colegio es un aula vacía", considera Rodolfo De Vincenzi, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Institutos de Educación Privada (Caiep).

Durante la cuarentena, los colegios de gestión privada registraron una morosidad del 60%, con deudas que superaron los $ 200.000 por familia, de acuerdo a un informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) sobre un total de 184 instituciones a nivel nacional. 

Del relevamiento, se desprende también que muchos colegios se vieron imposibilitados de hacerle frente a los salarios de los docentes.

"El panorama es complejo. Por un lado, se presenta la imposibilidad de pago por parte de muchas familias, con una merma en sus ingresos por el freno de la actividad económica. Y, por otro lado, está la necesidad de cobrar las cuotas para hacerle frente a los gastos y sobrevivir", describe el titular de Caiep.

La morosidad en los colegios privados llegó al 60%

El sector le reitera a los padres que están en condiciones de abonar que, por favor, lo hagan. "Cuantos más sean, más herramientas de ayuda se podrán otorgar a quienes lo necesiten realmente", apunta De Vincenzi.

The Global School, Northfield Colegio del Faro son algunas de las instituciones de zona norte que, desde mayo. ofrecen descuentos. Todavía no está confirmado hasta cuándo se extenderá el beneficio. Hay otros, como el Santa Ana, de Núñez, y el St. Nicholas' School, de Olivos, que evalúan tomar una decisión similar.

Por su parte, el St. George's College, con sedes en Quilmes y Los Polvorines, aplica, desde este mes, una doble rebaja de la cuota en jardín. "Es por la escolaridad virtual más acotada", explicaron.

Los jardines fueron los más afectados

A principios de año, en diferentes distritos, hubo acuerdos para actualizar los topes arancelarios según el aporte estatal que reciben las escuelas. "Las que no tienen asignaciones aplicaron mayores aumentos porque son mayores los costos que tienen", explica Lentijo.

El incremento del valor de la matrícula fue del orden del 15%, mientras que los de las cuotas llegó al 40% sobre los montos de 2020. Para el sector, los aumentos fueron "prudentes", pero muy por debajo de las subas salariales del personal de los colegios y de la inflación.

Pese a que el Estado les amplió la ayuda económica, las entidades aseguran que no es suficiente. "Son pocas los que logran acceder al Repro. No ocurre como el ATP", indica De Vincenzi.

En los jardines maternales, la situación es aún más críticaSe calcula que cerraron de forma definitiva alrededor de 500 en todo el país y peligra la continuidad de otros 100. Cabe aclarar que no es lo mismo el caso de un niño pequeño y el de un alumno de primaria o secundaria, que puede perder la escolaridad. "Se perdieron matrículas al no ser una instancia de educación obligatoria", concluye Lentijo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios