Freno

Caen ventas de autos y concesionarias piden más importados para aprovechar la brecha cambiaria

En septiembre, se patentaron 9,5% menos de vehículos que hace un año. Es el primer traspié del mercado en 10 meses. Para las agencias, es por la falta de producto. Volvieron a reclamarle al Gobierno que "haga el esfuercito" (sic) de darle más dólares al sector. Cuáles son los modelos más vendidos

En septiembre, se patentaron 31.681 autos cero kilómetro, informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). El volumen significó un desliz del 0,5% en comparación con los volúmenes de agosto. También significaron una baja del 9,5% contra las ventas al público de septiembre del año pasado. Es la primera vez en 10 meses que el mercado automotor registra una caída interanual. La última había sido en noviembre (3,2%).

Los empresarios del sector no dudan en atribuir ese freno al factor que, dicen, más influyó en la desaceleración de ventas que se venía experimentando en los últimos meses: la falta de autos. Por eso, volvieron a reclamar que se abran más importaciones de vehículos para aprovechar el envión que la brecha cambiaria da como incentivo para la compra de un 0 km, ya que las listas cotizan a dólar oficial.

"Los números de septiembre nos dan un acumulado anual que sigue siendo positivo. Son números casi épicos, si tenemos presente que hoy hay concesionarias prácticamente vacías por la falta de unidades para ofercer", declaró Ricardo Salomé, presidente de Acara. Al cabo de nueve meses, se registraron 307.246 patentamientos, un crecimiento del 23,1% contra igual periodo de 2020.

Salomé vinculó ese faltante a la crisis de semiconductores, "un fenómeno global que también está pasaando en Brasil, los Estados Unidos y Japón".

"Eso impacta en varias industrias. Pero, a esta oferta global resentida, se suma la poca liberación local de los autos importados, un combo muy grave que afecta totalmente al sector concesionario", agregó.

"Entendemos que los dólares son prioritarios para la macroeconomía. Pero, siendo justos, es importante decir que, en nuestra actividad, la balanza comercial de autos terminados con Brasil es positiva. Este año, exportaremos a Brasil 230.000 vehículos, de u$s 25.000 promedio. Y se importarán 180.000, de u$s 15.000 promedio. Por eso, pedimos un esfuercito extra (sic) hacia nuestro sector", amplió.

Ya el mes pasado, los concesionarios le habían pedido públicamente al Gobierno que le liberara a las automotrices más dólares para importar autos. En especial, los fabricados en Brasil, que son los modelos de entrada de gama. Es decir, los de menor precio y mayor volumen. Pero esos productos registraron una fuerte caída en lo que va de 2021. Según Acara, en nueve meses de 2020, los brasileños fueron el 58% de los patentamientos y los coches nacionales, el 33 por ciento.

En 2021, los autos de fabricación nacional -en su mayoría, pick-ups y medianos- crecieron en su nivel de participación: 49%, contra 43% de los brasileños. Pero su disponibilidad también está destinada por los compromisos de exportación y por las propias restricciones para importar insumos, ya sea por la crisis global de semiconductores, la escasez de transporte marítimo y las restricciones cambiarias.

"En el primer trimestre, teníamos proyecciones de 450.000 patentamientos para el año. Luego, pasamos a 420.000. Ahora, estamos viendo 375.000. Pero pueden seguir bajando", advirtió Salomé.

"Con un aumento en la liberación de importaciones, el mercado podría arañar las 400.000 unidades. Al Estado, le ingresarían u$s 600 millones adicionales. Nuestra actividad representa 176.000 empleos directos y 530.000 indirectos. Pero hoy los salones están casi vacíos, sin vendedores y hay toda una industria paralizada", reseñó.

Agregó que, "con un poco de incentivo", la situación se puede revertir porque "la gente entiende que la brecha cambiaria genera oportunidades para adquirir vehículos".

"Seguimos con un 50% de autos nacionales patentados. Por eso, es importante seguir trabajando jutno a las fábricas, autopartistas y los gremios para garantizar esta parte de la oferta, que hoy es central para sostener el mercado actual. No podemos dejar pasar esta oportunidad", añadió Rubén Beato, secretario general de Acara.

"Sólo fortaleciendo una producción acorde se puede evitar una pérdida de volumen importante que ponga en riesgo la rentabilidad del sector y sus consecuencias no deseadas", remarcó.

Los más vendidos

En términos interanuales, el segmento que cayó fue el de automóviles para pasajeros: 18,4%, a 19.001 unidades. En tanto, el de vehículos comerciales creció 5,2%, a 10.273 patentamientos. Es en el que más gravitan los vehículos de producción nacional, en especial, pick-ups. Por su parte, la categoría de vehículos comerciales pesados avanzó 25,9%, a 1296 ventas minoristas.

Cuatro de los cinco modelos más vendidos del mes son de producción nacional: Fiat Cronos (3409 patentamientos), Toyota Hilux (2244), Ford Ranger (1586) y Volkswagen Amarok (1311). El quinto lugar es del Toyota Etios, hecho en Brasil (1065), seguido de otro modelo fabricado en ese país: VW Gol Trend (985). Séptimo lugar fue para el Peugeot 208 made in El Palomar (979). Otros dos brasileños se posicionaron en octavo y noveno lugar: los Toyota Yaris (944) y Corolla (850). Cerró el top-10 del mes el utilitario cordobés Kangoo, de Renault (834).

En tanto, en el acumulado anual, el ranking es el siguiente: Cronos (30.919), Hilux (20.653), Amarok (14.886), Gol Trend (13.982), Etios (12.273), 208 (11.911), Ranger (11.745), Yaris (9493), Chevrolet Onix (7617) y Corolla (6963).

Onix es uno de los modelos más afectados en la región por la crisis de semiconductores. Tercer auto más vendido del país en otros años, la fábrica brasileña donde se produce (Gravataí) estuvo cerrada durante cuatro meses. Recién retomó su producción a mitad de agosto. Por eso, en septiembre, se registraron en el mercado local sólo 432 patentamientos del modelo de GM, el más vendido en Brasil el año pasado.

Tags relacionados

Comentarios

  • LN

    leandro nun

    Hace 1 día

    Para comprar un Polo 0km que sale 2.3M me exigieron un sobreprecio de 600 lucas para entregar la unidad que tienen disponible sin poder elegir color ni equipamiento. La gente no es boluda y les va a comprar cualquier cosa a cualquier precio. El dólar oficial no se movió desde el año pasado (1 año) los autos aumentaron mas de un 70%. Son unos mentirosos.

    0
    0
    Responder