Nuevas restricciones

Boliches bailables ya presentaron un amparo para reabrir

A través de la cámara que las representa, las discotecas le pidieron a la Justicia que les permitan funcionar luego de las 19 horas. Apenas el 5% pudo operar bajo el formato autorizado de bar después de la cuarentena y corre peligro de cierre el 50% de los establecimientos del AMBA

Los boliches bailables recurren a la Justicia para que los dejen funcionar en el horario en el que rigen las restricciones impuestas por el Gobierno nacional, para hacerle frente a la segunda ola del Covid-19.

Tal como anticipó El Cronista, las discotecas presentaron un amparo colectivo, a través de la Cámara Empresaria de Discotecas y Entretenimiento de la Ciudad de Buenos Aires (Cedeba), la principal entidad que representa al sector.

Será el juez federal Enrique Lavié Pico, a cargo del Juzgado Número 6, quien deberá decidir si acepta la solicitud. Piden que les permitan funcionar sin límite horario y dejar sin efecto el decreto presidencial que emitió Alberto Fernández y restringe su actividad. 

Sólo un 5% de los gimnasios de AMBA podrá abrir en lo que resta de abril

En noviembre, el Gobierno autorizó a los lugares habilitados como locales bailables clase "C" a reabrir, después de nueve meses, como bares con mesas al aire libre, ajustándose a protocolos de prevención y seguridad.

Ahora, rigen para ellos las mismas limitaciones que para la industria gastronómica. Sólo pueden funcionar en espacios abiertos, con un aforo del 30%, hasta el horario de cierre de sus puertas, a las 19 horas.

Las restricciones están vigentes hasta el 30 de abril inclusive, la fecha que el Gobierno dispuso para el pack de medidas lanzadas. Pero, en el sector, temen que se extiendan más allá de fin de mes.

Apenas un 5% de los boliches bailables puede funcionar con el nuevo formato autorizado, según la Federación Nacional de Discotecas. Otros, en cambio, ni siquiera pudieron abrir. Corre peligro de cierre definitivo el 50% de los establecimientos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y, con ellos, desaparecerían 100.000 puestos de trabajo.

Apenas el 5% pudo reabrir

"Desde marzo y hasta fines de 2020, vimos seriamente afectado nuestro derecho a trabajar. Recién en el último mes pudimos reabrir, paulatinamente, sometidos a estrictos controles sanitarios", expresó Omar Capalbo, presidente de Cedeba.

Según el titular de la cámara, el estado de estos comercios es "terminal". "Con una drástica reducción del número de personas autorizadas a concurrir a los locales que explotamos, cumplimos con todas las condiciones impuestas, con tal de garantizar nuestra fuente de ingresos. La disminución de la rentabilidad vino acompañada de un exacerbado aumento de los costos, teniendo en consideración los gastos originados por los protocolos", explicó Capalbo. 

"El Poder Ejecutivo vuelve a atentar en contra nuestro, indicando que somos la causante de la suba de contagios, y ordenando, en consecuencia, una disposición equivocada. Solicitamos que se suspenda la aplicación del DNU 241/21 y nos se permita ejercer sin límite horario", expresó.

"La medida, sin ningún fundamento válido, es arbitraria y viola derechos y garantías expresamente reconocidos en la Constitución Nacional. Por eso, pedimos que se dicte una cautelar que suspenda su aplicación", expresó el abogado que encabeza el reclamo, Martín Francolino.

La City reabrió como bar

Las discotecas fueron unas de las peores víctimas de la cuarentena y, todavía, no logran recuperarse del golpe que la pandemia les ocasionó. Desde la llegada del coronavirus, sólo en la Ciudad de Buenos Aires, ya desaparecieron 40 de las 110 que estaban habilitadas en marzo de 2020, de acuerdo a la Cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino (Idear)

La entidad nació durante el aislamiento obligatorio y agrupa a 400 empresas, que nuclean a un total de 1000 establecimientos de distintos puntos del territorio nacional, con 100.000 empleados.

En este contexto, los boliches bailables se reinventan para sobrevivir. Ahora, locales emblemáticos como La City y otros funcionan como bares, espacios que ofrecen festejos de cumpleaños a domicilio y delivery gastronómico, y hasta almacenes y supermercados de barrio.

Los amparos de los boliches se suman a las presentaciones judiciales que realizaron otros rubros afectados, como la gastronomía, los gimnasios y los shoppings.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios