Adquirió el 6%

Bioceres entra al capital de una productora de proteínas vegetales

La biotecnológica argentina compró una participación de Moolec, empresa de agricultura molecular que desarrolla sustitutos vegetales de carnes, lácteos y huevos. "Nos dará exposición a un mercado de rápido crecimiento", explicó su CEO, Federico Trucco. Su acción se disparó en NY

La biotecnológica argentina Bioceres entró en un acuerdo definitivo para adquirir una participación del 6% en Moolec Science Limited, una empresa de agricultura molecular que persigue un concepto híbrido, entre tecnologías basadas en plantas y células para la producción de soluciones alimentarias sin animales, según informó la compradora en el comunicado de la transacción.

Tras el anuncio, la acción de Bioceres Crop Solutions (BIOX), que había abierto a u$s 10,21 en Nueva York, se disparó más de 60%, a u$s 16,55, durante la primera media hora de cotización. Al final de la jornada, se estabilizaba en u$s 11,30, una suba del 13,29% contra su cierre del lunes.

Basada en el Reino Unido y fundada en 2008, Moolec es una "ag-tech" que está desarrollando productos basados en múltiples cultivos para obtener concentrados y aislados proteicos alternativos funcionalizados. A través de la ingeniería genética, la empresa apunta a producir soluciones sin animales, a un costo mucho menor que el ofrecido por las tecnologías existentes, utilizando la escalabilidad de los sistemas de producción basados en plantas, para aprovechar la funcionalidad lograda a través de la agricultura molecular.

Según explicó Bioceres en el comunicado, Moolec desarrolló y desreguló por completo la primera proteína bovina del mundo derivada de grano de cártamo modificado, una tecnología patentada bajo el nombre de SPC. A través de un joint venture, Moolec opera una instalación industrial dedicada a la producción de concentrados de proteínas y aceites.

Usando "plantas como biorreactores", Moolec se propuso desarrollar otras proteínas animales y aceites mejorados de cultivos como soja, guisantes, trigo y avena, que, luego, se pueden formular en reemplazos híbridos sostenibles de carnes, lácteos y huevos.

Según un informe reciente, el valor global del mercado de las proteínas alternativas alcanzó los u$s 14.950 millones en 2019 y se espera que crezca considerablemente entre 2020 y 2025. Una ascendente demanda por productos alimenticios basados en plantas está conduciendo el incremento de la industria debido a la mayor conciencia entre los consumidores por la salud, el medioambiente y el cuidado de los animales.

"Estamos entusiasmados por asociarnos con Moolec, una empresa que hemos conocido desde su concepción y una con la cual compartimos un origen común. Esta transacción habilita a Bioceres a ganar exposición a una industria de rápido crecimiento y que está alineada con nuestro propósito de ayudar a la transición de los sistemas de alimentos hacia la neutralidad de carbono. Este tipo de activos no son core para nuestro foco de negocio y esta transacción permitirá desbloquear un mayor valor potencial para este activo, en las manos de una compañía específicamente dedicada al espacio de los alimentos alternativos, como Moolec", declaró Federico Trucco, CEO de Bioceres.

No se divulgaron los detalles financieros de la transacción.

Moolec tiene operaciones en los Estados Unidos, Europa y América del Sur.

En nueve meses de 2020, Bioceres facturó u$s 124,92 millones, 13% más que en igual período de 2019. Tuvo una pérdida neta de u$s 24,1 millones, una mejora de más de u$s 12 millones contra el rojo de u$s 36,4 millones un año antes. En términos operativos, su resultado bruto mejoró 9%, a u$s 56,7 millones.

La empresa, que el año pasado recaudó en el mercado u$s 42,5 millones para aplicar en sus desarrollos tecnológicos de soja y trigo, acordó en febrero un acuerdo con la mexicana Nature Source Improved Plants (NSIP), que le permitió hacer pie en el mercado de los Estados Unidos.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios