Desembarco en España

Triplicó su facturación en Argentina y ahora desembarca en España con sus 'experiencias': el plan europeo de Bigbox

Bigbox, la empresa que vende regalos de experiencias, invirtió medio millón de euros en su desembarco en España. El CEO de la firma contó sus planes en Europa, donde el boom son las escapadas y gastronomía que se compran para experimentar en Argentina apoyados con la apertura de fronteras

Bigbox puso un pie fuerte en España. Su estrella allí son las experiencias para realizar en la Argentina, compradas por turistas que ya planean venir al país en breve con la apertura de fronteras. Además, hay boom de clientes corporativos locales.

La empresa de regalos de experiencias, que triplicó sus ventas en la Argentina el año pasado, ya puso un pie fuerte con la apertura de oficinas en Madrid, la capital del país que eligió como su primer mercado europeo. Invirtió medio millón de euros en su desembarco y se hace fuerte en la venta de experiencias para turistas del viejo continente que ya planean visitar la Argentina o la región.

Gastón Parisier, CEO y fundador de Bigbox

Según explicó a El Cronista Gastón Parisier, CEO y fundador de Bigbox, desde España donde se encuentra en plena apertura, el mercado europeo de experiencias factura 1500 millones de euros al año mientras que el de América Latina es de u$s 200 millones. Eso lo hace muy atractivo pero también muy competitivo.

Parisier explica que en Europa el mercado es muy diferente también al de Latinoamérica por una cuestión de precios y accesos. "En Europa los hoteles, incluso los más lujosos tienen muy buenos precios. Los 5 estrellas de Argentina, Uruguay o Chile en cambio, son caros. En Europa alguien se puede tomar un tren desde una ciudad y dormir en un castillo medieval por 20 euros la noche". Este contexto hace que el 50% de las ventas se concentre en ‘escapadas' (en América Latina es solo 5%), mientras que en Argentina el 50% es gastronomía

"En Argentina el mismo producto es tres veces más caro que en Europa", asegura Parisier.

Bigbox facturó el año pasado u$s 12 millones y ya cuenta con 100 empleados en la Argentina y más de 50 en el mundo. Además de su portal, posee once puntos de venta en los shoppings más importantes de Argentina: Unicenter, Alcorta, Alto Palermo, Galerías Pacífico, Abasto, Alto Avellaneda, Dot Baires, Patio Bullrich y Tortugas Open Mall.

En la Argentina, de hecho, experimentaron un salto exponencial con sus más de 2500 clientes corporativos durante la pandemia. Ese segmento tenía un peso de 30% en el negocio total de la firma y pasó a concentrar el 70%. La falta de fiestas y eventos en las grandes empresas en las que según Parisier "gastaban u$s 500.000, se cambió a que por la mitad de ese dinero hicieran regalos extraordinarios a empleados y clientes". Este modelo, dice el ejecutivo, es escalable al mundo.

Amazon empieza a vender un invento argentino, producido 100% en el país

Ahora, con la apertura de actividades y la vuelta a las oficinas, vuelve a repuntar el segmento de consumidor final. Lo mismo que sucede en otros países de la región donde Bigbox tiene presencia como Uruguay, Chile, Perú y México.

Con esa perspectiva, la empresa presentó nuevas propuestas para retomar la normalidad. Opciones gastronómicas como almuerzos y brunchs, o escapadas por la ciudad en los hoteles urbanos más reconocidos. Todo con un estricto cuidado en protocolos.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios