Conflicto gremial

Autopartistas de Córdoba le exigen al Gobierno que destrabe el bloqueo en el Puerto

Esta semana, Nissan y Mercedes-Benz tuvieron que parar sus producciones por la imposibilidad de descargar insumos de los containers. Los metalúrgicos cordobeses advierten que peligran 2500 empleos

Los autopartistas de Córdoba le pidieron al Gobierno que destrabe el conflicto gremial en el Puerto de Buenos Aires, que esta semana llevó a que dos automotrices -Nissan y Mercedes-Benz- suspendieran sus plantas por falta de insumos.

A través de una nota dirigida a funcionarios nacionales y de su provincia, la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc) advirtió que "el impacto de esta situación pone en riesgo, directamente, 2500 empleos en las terminales de nuestra provincia, más aquellos afectados indirectamente en la cadena de valor".

El miércoles, Nissan, que tiene planta en la localidad cordobesa de Santa Isabel, frenó la producción de su pick-up Frontier y de la Alaskan, de Renault, debido a la falta de piezas, que quedaron en 35 contenedores sin descargar en la terminal porteña. El jueves, fue el turno de Mercedes-Benz, que padeció lo mismo con los insumos necesarios para la Sprinter, el utilitario que hace en su complejo de Virrey del Pino, provincia de Buenos Aires.

En ambos casos, fue debido al conflicto que, desde hace semanas, se suscita en dos de las tres terminales del Puerto.

"El sector autopartista de Córdoba reclama, con firmeza, una solución a esta problemática, que ya está impactando con importantes pérdidas de producción y afectando, también, a un número cada vez mayor de trabajadores metalúrgicos", sostuvo la Cimcc.

"La obstrucción del ingreso y egreso de camiones que proveen de insumos a las terminales radicadas en Córdoba para la producción de las pick-ups Frontier (Nissan) y Alaskan (Renault) significa que ya no se realizaron 800 vehículos en el tiempo que lleva este conflicto y cada día sin resolución incrementa este número en 115 unidades diarias", agregó.

"Por ello, solicitamos a las autoridades intervinientes en la negociación de este conflicto que solucionen la problemática sin mayor demora", concluyó.

La carta está dirigida a los ministros nacionales Mario Meoni (Transporte), Claudio Moroni (Trabajo) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo); y a los funcionarios cordobeses Omar Sereno (Ministro de Trabajo), Eduardo Accastello (Industria, Comercio y Minería) y Fernando Sibilla (Secretario de Industria de la Provincia).

El conflicto que paralizó a las plantas de Nissan y Mercedes-Benz lleva dos semanas en los accesos de las Terminales Río de la Plata (TRP) y APM (Terminal 4).

Pese a que Meoni se había comprometido públicamente a renovar la concesión de todas las terminales hasta 2022, no lo hizo con Bactssa, cuyo contrato expiró en octubre.

Esto afectó a unos 600 empleados, que serían incorporados por las otras concesionarias. Según fuentes de los trabajadores, el compromiso de las empresas era hacerlo las condiciones que tenían en Bactssa, cosa que, describen las mismas fuentes, no se respetó. Además, agregan, se excluyó al personal fuera de convenio.

Por eso, iniciaron un bloqueo en los accesos del Puerto. El fondo del reclamo, aclaran, es la continuidad de la concesión de Bactssa.

El Gobierno inició una denuncia penal para que se ordene el desalojo y permita que los camiones ingresen y salgan del puerto. Esto ya paralizó durante dos semanas a las exportaciones de carne vacuna, de pollos y de productos frutícolas.

Tags relacionados

Comentarios

  • IM

    Ivan Moncalier

    Hace 19 días

    Hey! Creia que los unicos que pueden gobernar la Argentina eran los peronistas

    Ver más

    0
    0
    Responder