Malas perspectivas

En 2022, los salarios de las empresas volverán a perder contra la inflación

A pesar de la potencial reactivación económica, las firmas planean aumentos por debajo del índice de precios. Qué sectores se perfilan como los "ganadores" y qué hacen las compañías para compensar la caída del poder adquisitivo de sus empleados

Los salarios pierden sistemáticamente contra la inflación. En un contexto de pandemia y creciente devaluación, no logran ganar la carrera: 2021 terminará otra vez a la baja y 2022 se proyecta de manera similar.

Las empresas esperan finalizar el año habiendo otorgado, en promedio, un 46,3% de incremento salarial al personal fuera de convenio, mientras que estiman que la inflación anual llegará al 48,9%. De esta manera, los aumentos quedarán otra vez por debajo de la suba de precios anual, pese a la paulatina reactivación económica, que en junio, según un reporte elaborado por el Ministerio de Producción.

El año próximo no habría diferencias. Pese a que el Gobierno espera una suba del 5% del Producto Bruto Interno (PBI) para 2022, la potencial recuperación de la actividad no altera las proyecciones de las compañías, que prevén ajustar los sueldos un 42% anual, con una inflación estimada del 43% para el mismo período, de acuerdo a los primeros relevamientos del mercado laboral.

Récord de inversiones en emprendimientos argentinos: los sectores ganadores

Los datos se desprenden de un estudio que presentó Mercer, consultora global de Recursos Humanos, en el marco de Mercer Journey 2021, su evento anual.

"Las organizaciones comienzan a planificar su próximo presupuesto en el último trimestre del año en curso. Generalmente, planean incrementos cercanos a la inflación estimada para el año siguiente. Luego, con el devenir de los meses, hacen ajustes 'corriendo' contra la inflación, porque la predicción inicial se queda corta", destacó Ivana Thornton, directora de Career de Mercer, y aclaró que, probablemente, de acá a unos meses, el porcentaje se modifique en función de la evolución de los pronósticos.

En esta coyuntura, no solo se ven perjudicados los sueldos de posiciones junior y seniorA nivel ejecutivo, la Argentina tiene los salarios más bajos de América latina, medidos en dólares. Le siguen México, Brasil, Colombia, Chile y Perú. El análisis de la remuneración de los puestos directivos se complementa con la información del costo de vida de la encuesta "Total Remuneration Survey".

Los salarios pierden contra la inflación

"Si bien Buenos Aires es la ciudad más barata de la región, la diferencia del costo de vida y el nivel de pago no guarda una relación proporcional comparado a otros países", explicó Thornton.

En cuanto a los incrementos salariales por industria, el escenario se repetiría en 2022, acorde a la performance de los sectores en 2021. Los rubros que crecieron con la pandemia y obtuvieron mejores resultados de negocio estarían en condiciones de ofrecer las mejores remuneraciones, mientras que los más golpeados por la emergencia sanitaria volverían a ubicarse entre los que darían las menores subas del mercado.

En línea con lo ocurrido este año, se espera que en el próximo los ganadores sean fintech, servicios financieros, high tech, automotriz/autopartista, medios y entretenimiento, y packaging, que terminarán 2021 con incrementos por encima de la inflación proyectada del 48% y repetirían el comportamiento en 2022.

"Desde hace cuatro años, se observa una disparidad entre industrias y se destacan las vinculadas a la digitalizaciónEl crecimiento de estos negocios y la 'guerra' por atraer y retener al talento escaso hace necesario que las compañías en estos segmentos apliquen prácticas de pago más agresivas que otros. En los últimos tres años, otorgaron incrementos mayores al promedio del mercado general", consideró Thornton.

Las compañías ya planean los aumentos de 2022

Detrás de estos sectores que lideran, le siguen energía, logística y bancos, que este año otorgaron incrementos por encima de la mediana del 46% del mercado y en 2022 podrían ubicarse en sintonía con la inflación estimada para el próximo año.

Por abajo del promedio del mercado, quedaron agro, servicios de salud, consumo masivo, retail, seguros, manufactura, servicios, química, ciencias, turismo e ingeniería y construcción, con subas que rondaron entre el 45% y el 38% en 2021. Posiblemente, en 2022 se posicionarán también por debajo de la inflación esperada.  

Pese a que la mayoría de las empresas no logra que los incrementos de los sueldos que otorgan superen a la inflación, la necesidad de revisar las pautas de incrementos por la volatilidad del contexto las lleva a poner en práctica acciones tendientes a compensar la caída del poder adquisitivo de sus empleados.

La necesidad de revisar las pautas de incrementos lleva a las empresas a poner en práctica acciones tendientes a compensar la caída del poder adquisitivo de sus empleados.

Esto se refleja en la cantidad de ajustes que realizan en el año. En la Argentina, históricamente, otorgaban dos incrementos anuales, en abril y octubre, que continúan siendo los meses con mayor prevalencia. Sin embargo, de acuerdo a Mercer, la proporción de las compañías que solo da dos incrementos en el año pasó del 80% en 2017 a 30% en la actualidad.  

"Ahora, son más las que dan al menos tres incrementos en el año. Además, un 30% piensa en hacer una acción especial, como pagar un bono por única vez o en distintos momentos", concluye la especialista de Mercer.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios