Golpe al bolsillo

Aumento de expensas: suben 8% y preocupa a consorcios la falta de mantenimiento en edificios

Por el incremento salarial a encargados, las próximas expensas llegarán con subas. La pandemia postergó arreglos y mantenimiento, y se prevén más ajustes.

Los consorcios están tan alerta como propietarios e inquilinos. En momentos en que la inflación golpea los bolsillos desde diferentes frentes, el aumento salarial a los encargados de edificios del 10% por paritarias en julio, vuelve a generar aumentos en las expensas.

Ese incremento que acordó el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), tendrá una incidencia aproximada -dependiendo de diversos factores- del 8% en el costo de las expensas (las que liquidan el mes de julio, y vencen primeros días de agosto), según calculan en Octavo Piso, el sistema web de gestión de consorcios y barrios cerrados.

En esa línea, la empresa recordó que también por acuerdo con el gremio, a partir de agosto se suma un bono de $ 8000 por mes, lo que derivará en un nuevo impacto en el precio a pagar por expensas.

Desde Octavo Piso explican que en promedio, los sueldos de encargados representan entre un 30% y un 35% de los gastos de las expensas, lo que los convierte en el concepto más significativo. En orden de importancia, en cuanto a su porcentaje, les siguen abonos de servicios, los servicios públicos, y el mantenimiento de áreas comunes. El resto de los ítems inciden en menos del 10%.

En mantenimiento de espacios comunes lo más habitual es arreglos por humedad o roturas de caños. Un problema menor, como puede ser una pérdida en una unión que produce humedad, y termina siendo un espiral. Otros casos habituales son edificios viejos con problemas en la instalación de gas, con los tanques o también los ascensores.

El nuevo shopping DOT tendrá canchas de fútbol, consultorios y un Gaming Park

En ConsorcioAbierto, otro sistema de gestión de barrios y edificios, aportan un dato importante al respecto. La firma realizó una encuesta de la que se desprende que actualmente la principal demanda de los vecinos a sus administradores es el retraso en la prestación de servicios por parte de los proveedores, seguida por la inclusión de los adultos mayores en la digitalización de la comunicación y la posibilidad de realizar votaciones online.

"La mayor parte de estas demandas de los vecinos tiene que ver con la digitalización de los consorcios y con la posibilidad de resolver las necesidades operativas como el pago de expensa o la reserva de un amenitie desde su celular o computadora", destacó Albano Laiuppa, Director de ConsorcioAbierto.

Para Héctor González, de Administración Chillari, hay dos etapas muy marcadas en relación a este tema. "La primera es la que va de marzo a octubre del año pasado donde se hizo lo mínimo indispensable en los consorcios porque no había permisos para realizar trabajos y tampoco había fondos. En los consorcios que administramos, en 2020 se moderó el gasto de expensas. La segunda etapa arranca en octubre 2020 donde al volver al trabajo los proveedores se encontraron con una avalancha de pedidos".

Entonces, por la cuarentena se suspendieron varios meses los trabajos, a lo que se agregó la falta de proveedores por la sobredemanda que se generó al reiniciar las actividades. "Hay que tener en cuenta que frenar la actividad del consorcio llevó 3 o 4 meses y ponerlo en marcha nuevamente también puede llevar 3 o 4 meses. Eso es lo que la gente percibió como demora; la demora fue real", explicó González.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que muchas veces lo que se planifica luego se demora como consecuencia del Covid-19. "En muchos casos, sucede que los proveedores tienen equipos de trabajo completos afectados y hasta que se reponen tienen que reprogramar todos los trabajos", comenta el administrador.

OM Recoleta: todos los detalles del proyecto que revivirá el tradicional barrio porteño

En las demoras también influyen las dificultades económicas. "No hay forma de mantener los consorcios operativos si la expensa no aumenta como la inflación". Según el vocero, hay que sostener la expensa en un nivel donde pueda pagar los gastos y a los proveedores. 

"Es una ilusión que pueda mantenerse quieta la expensa si tenemos en cuenta que el 80% de la expensa es de sueldos y servicios que se actualizan solos por paritaria o inflación", remarca González, quien además afirma que "la única variable de ajuste es el mantenimiento, es decir, se puede moderar la expensa postergando mantenimiento, el resto es un corset".

En Octavo Piso coinciden en que los servicios se congelaron por la pandemia, mientras que muchas expensas disminuyeron el costo por el ingreso del ATP.

Entre los servicios que sí tuvieron un incremento importante se puede mencionar el de vigilancia. Los edificios que tienen seguridad las 24 horas pagan tres turnos y eso encarece mucho las expensas.

Algunos edificios, en lugar de tener encargado cómo planta permanente, contratan una empresa de servicios de limpieza, que entra como abono de servicios.

El otro concepto que encareció las expensas, como gasto fijo, es el mantenimiento de ascensores. De todas maneras, la variación más importante estará en las expensas de julio, por el aumento a encargados mencionado al comienzo del informe.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios