1° Management profile

Los desafíos del compliance en la industria deportiva

Mariana Oliveira, gerente de Legales y Compliance de Torneos, describió cómo se desarrolló el área en la compañía y los desafíos que planean el mundo del deporte para lo legal.

El escándalo del FIFAgate fue un disparador. Esta causa de sobornos en el seno de la casa madre del fútbol mundial fue un "maremoto" para el desarrollo de los criterios de compliance en Torneos, según Mariana Oliveira, gerente del área desde 2012. 

La ejecutiva participó del 1° Management Profile, organizado por El Cronista, Apertura e Infotechnology, y detalló cómo la compañía vinculada al entretenimiento deportivo fue incorporando estos criterios a la hora de hacer negocios.

"Empecé a ver que muchos clientes que buscaban que les prestáramos servicios de producción de eventos e interesados en ser sponsors de cosas que organizábamos, empezaron a pedirnos compliance. Al principio fue extraño, pero vimos que había una necesidad de saber de dónde venían los derechos que estaban adquiriendo, saber cómo se iban a prestar los servicios y que hubiera criterios de integridad", afirma la abogada, quien se incorporó a la firma en 2012. Anteriormente acumulaba experiencia en estudios jurídicos como Hope, Duggan & Silva y Marval O'Farrell & Mairal.

Sibilla, de Renault: "Tener formación en finanzas permite que un CEO tome decisiones rápidamente"

A partir de 2015, con el FIFAgate, aquello que era incipiente se volvió una necesidad. "Hay industrias más maduras en compliance como lo es Oil & Gas o Pharma, pero en entretenimiento y deporte se instala cada vez más y es un valor a la hora de llevar adelante los negocios", apunta. Y destaca las áreas que más preocupación generan en esta temática: "La industria deportiva tiene temas muy propios como el doping, apuestas, conflictos de interés, tráfico de influencias, sobornos.

Para esto, indica Oliveira, en Torneos se desarrolló un programa de compliance que cuenta con un código, políticas y procedimientos. A su vez, incorporaron una línea anónima de denuncias. "Hacemos una evaluación constante del programa para que siga acompañando al negocio. También tenemos instancias de capacitación con los colaboradores para explicarles por qué es importante el programa y saber en qué áreas detectan posibles riesgos o fallas", menciona.

El desafío de su área, señala, está en poder "camuflarse" para conocer en detalle el funcionamiento de la compañía. "Hace tiempo dejé de percibir que había una diferencia entre Legales y la industria. Si vas a un móvil o una cancha y vas de trajecito no funciona porque la gente no logra abrirse. Es fundamental que te sientan como un par y puedas participar así", detalla. Según la ejecutiva, la clave de los encargados de compliance es "caminar la empresa, conversar con la gente y dejar de lado la rigidez para entender el negocio".

TGLT vende sus acciones en dos megaproyectos inmobiliarios premium

No obstante, mezclar el área legal con el mundo del entretenimiento también demandó un cambio de enfoque. "Es una industria muy creativa por lo que nos volvimos una gerencia creativa para encontrar soluciones viables".

El desafío del deporte 2.0

Por último, Oliveira destacó el desafío de construir un manual de buenas prácticas para uno de los segmentos deportivos más calientes: los esports. Desde diciembre de 2020, Torneos forma parte del equipo Stone, liderado por el tenista Diego Schwartzman y esto implicó asimismo un trabajo de compliance

"Estamos trabajando en desarrollar un código de conducta para el equipo. Es un valor agregado que un equipo nazca y empiece a caminar con esos valores metidos en la fibra del negocio. En el deporte hay desafíos en cuanto a apuestas y otras cosas y lo mismo le cabe a los deportes electrónicos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios