Carta a Kulfas

Alimenticias denuncian a Rigolleau por escasez de botellas y frascos

Según fabricantes de CAME y Economías Regionales, la vidriera prioriza la exportación a Brasil. Dicen que no pueden envasar el stock y corren riesgo de perder producción. El dueño de la compañía es uno de los empresarios convocados a la reunión del jueves la Casa Rosada

La puja entre las alimenticias y la principal empresa de fabricación nacional de envases de vidrio parece no tener fin. La industria vitivinícola, los aceiteros, cerveceros y hasta el sector de alimentación denuncian la falta de frascos y botellas. Ante la falta de respuestas por parte de la cristalera, ahora, la Confederación Argentina de Mediana Empresa (CAME), junto a Economías Regionales (ER), le piden la intervención al Estado y aseguran que se trata de un monopolio que "no abastece al mercado interno pero exporta sus productos a Brasil".

El lunes, los productores agroalimentarios agrupados en CAME y en ER le presentaron una carta al Ministro de Desarrollo Productivo, Matias Kulfas, en la que describen la situación que atraviesa el sector y le piden, con urgencia, su intervención.

"Estamos en conocimiento de que la mayor empresa proveedora a nivel nacional -por no decir la única-, Rigolleau S.A., no está precisando fechas de producción para poder abastecer al mercado interno, pero sí estaría exportando hacia el mercado brasilero", resalta la presentación.

En la emisiva enviada al Gobierno, las alimenticias aseguran que "las empresas que, a la fecha, no contaran con sobrestock podrían quedar fuera de mercado y en desventaja frente a sus competidores, situación que se agravaría aún más en aquellos productos de las economías regionales de carácter perecedero que, de no envasarse en tiempo y forma, se echarían a perder, junto con la inversión y el trabajo de meses".

Las empresas, aún, no tuvieron respuestas del Estado, ni acercamiento por parte de Rigolleau. La compañía tampoco respondió las consultas de El Cronista.

El inesperado cuello de botella que tienen las bodegas para aumentar su producción

"Solicitamos tenga a bien arbitrar los medios necesarios para garantizar el abastecimiento de envases de vidrio en el mercado local, en defensa de la rentabilidad y competitividad de las producciones regionales", concluye la carta enviada a Kulfas.

Desde el sector, describen a la cristalera como "un monopolio". "La producción primaria está en tiempo y en forma. Sin embargo, muchas empresas, por ejemplo, de la industria vitivinícola, no pueden terminar con la elaboración de los productos por la falta de envases. Necesitamos la intervención del Estado", explica Pablo Vernengo, director ejecutivo de Economías Regionales.

"Hoy, las principales perjudicadas somos las empresas pequeñas porque la compañía dice que no tiene cupos y no tenemos el capital para stockearnos", amplía.

  "Con este panorama, tampoco podemos exportar porque tenemos que fraccionar nuestros productos y no tenemos cómo por el faltante de frascos de vidrios. Necesitamos que el Estado intervenga", concluye.  

Rigolleau, fundada hace más de 138 años, fabrica líneas de productos para el hogar, con vasos, copas y vajillas. También, provee de envases a las principales alimenticias y productoras de bebidas, medicamentos, cosmética y perfumería del país, y, también, del exterior. En nueve meses de 2020, facturó  $ 4232,85 millones. Perdió  $ 1288,75 millones.

La compañía, propiedad de la familia Cattorini, emplea a 1000 trabajadores. Humberto Cattorini, que forma parte del directorio, fue convocado por el Gobierno al cónclave de empresarios del jueves, en la Casa Rosada, con los que busca generar un acuerdo para contener la inflación.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios