Acuerdo estratégico

Alfajores biotecnológicos: qué nuevos productos llegarán tras la alianza de Havanna con Bioceres

La fabricante de los tradicionales alfajores y la biotecnológica rosarina cerraron un acuerdo para producir alimentos con menor huella ambiental. El incipiente plan es vender los productos en los locales Havanna, que sumarán alternativas saludables a sus líneas apto celíacos y veganos

La tradicional fabricante de alfajores Havanna y la biotecnológica argentina Bioceres cerraron una alianza para producir alimentos sustentables, bajo prácticas amigables con el ambiente y regenerativas del agroecosistema.

En la práctica, se trata de una complementariedad estratégica para cerrar el ciclo de toda la cadena, de la que la cara visible para los consumidores de estos futuros ‘alfajores inteligentes' será Havanna en sus hoy 234 locales en Argentina y en la misma cantidad que planea tener en Brasil en el corto plazo (hoy cuenta con 123).

El incipiente proyecto se gestó con antiguos contactos entre accionistas de ambas compañías y de sus altas gerencias. Havanna -que cuenta con planta en la localidad bonaerense de Batán, donde desarrollan la chocolatería y galletitas, que incluye una nueva fábrica exclusiva para alimentos sin TACC (bajo el nombre de ‘semilia') y se encuentra en pleno de desarrollo de productos veganos-, encontró en Bioceres la posibilidad de aplicar su estrategia "saludable" con Bioceres, con quienes unirán la experiencia de sus equipos científicos con un concepto vanguardista.

En el largo plazo, el propósito de Havanna es adelantarse a una demanda que ya es tendencia en el mundo pero aún temprana en la Argentina sobre alimentos sustentables, con menor huella ambiental. Todo mientras se mantiene la calidad, la frescura de los alimentos y mejorar la experiencia del cliente para todos los segmentos que introduzca en su portafolio.

Alan Aurich, CEO de Havanna, explicó que "el deterioro ambiental que sufre el mundo potenciado por la coyuntura, generó una mayor conciencia del cuidado que requiere el planeta. Creemos que los avances científicos que fomentan el cuidado del ambiente y los recursos naturales son claves para el futuro y deben ser incorporados paulatinamente dentro de las lógicas de producción del mercado alimenticio. Este acuerdo con Bioceres nos pone en sintonía con los nuevos paradigmas que se vienen y nos desafía a diseñar en conjunto productos sustentables con los diferenciales que siempre nos caracterizaron: ricos, reconfortantes y de alta calidad".

Los productos se elaborarán bajo la marca Havanna y contarán con un alto grado de información al consumidor respecto de la zona de origen del trigo, la huella ambiental generada, y otros datos derivados del sistema de identidad preservada establecido para la producción de trigos HB4, la tecnología antisequía estrella de Bioceres que permite un uso más eficiente del agua y una mayor fijación de CO2 que un trigo convencional.

El desarrollo de alimentos a partir del trigo HB4 es uno de los principales objetivos de la empresa biotecnológica. Por eso, el CEO de Bioceres, Federico Trucco, dijo que "espera lograr un salto evolutivo en la relación del consumidor con el campo, dotándola de mayor transparencia y capacidad de respuesta".

Havanna es propiedad de Inverlat, un fondo con diversificados negocios, siempre detrás de oportunidades. Las últimas: intentó con Sodimac cuando Falabella coqueteó con su venta y con Garbarino, antes de que Carlos Rosales se convirtiera en su dueño.

Bioceres es una firma rosarina, que con una valuación de más u$s 580 millones acaba de dejar el índice NYSE para cotizar en el Nasdaq. La empresa acaba de comprar el 6% de una productora de proteínas vegetales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios