Denuncia de retailers

Acusan a MercadoLibre de competencia desleal en Brasil

A través de una entidad que agrupa a las 70 mayores empresas de comercio minorista, los grandes retailers de ese país analizan presentar una denuncia ante el organismo antimonopolio. La filial del gigante regional de Galperin niega los cargos y habla de "campaña de difamación"

"Acá, repasando la lista de nuestros nuevos amigos. Pareciera que sólo falta la Conmebol y están todos!", tuiteó Marcos Galperin, fundador y CEO de MercadoLibre, a mediados de 2019. En ese momento, se refirió al tendal de enemigos que supo ir ganando por la disrruptiva expansión de su proyecto, desde los bancos -y su resistencia a su aterrizaje en el negocio financiero-, a Hugo Moyano, pasando por Juan Grabois, el gremio de bancarios y aquellos de la política que no dudaron en acumular facturas por su público apoyo al gobierno de Mauricio Macri.

Galperin se refirió a la Argentina, con el hashtag "#quepais". Sin embargo, ya radicado en Uruguay desde hace cerca de un año, suma nuevos nombres a su chat de saludos para el 20 de julio. Los grandes retailers de Brasil están preparando una denuncia ante el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), el organismo regulador de la competencia de ese país, contra MercadoLibre. Las tiendas -que, por la pandemia, concentraron mucha de su actividad en el comercio electrónico- acusan a la filial del gigante regional de distorsionar el mercado y ejercer prácticas de competencia desleal. La empresa lo niega.

La denuncia sería canalizada a través del Instituto do Desenvolvimento do Varejo (IDV), que agrupa a los 70 principales jugadores del negocio minorista de Brasil. Entre ellas, figuran multinacionales -Avon, Calvin Klein, Carrefour, Estée Lauder, McDonald's, Sephora, Zara-, regionales -Cencosud- y empresas brasileñas (Centauro, Dafiti Hering, Grupo Avenida, Kalunga, Lojas Americana, Magazine Luiza, Netshoes y Riachuelo, entre muchas otras). De hecho, un ex presidente del IDV, Flavio Rocha, dueño de Riachuelo, calificó a MercadoLibre de "camelódromo", en relación a cómo se llama en Brasil a las grandes ferias de vendedores ambulantes, con mercadería no necesariamente legal. Principalmente, en la frontera con Paraguay.

Las empresas buscan que MercadoLibre exija en todos los productos que vende su marketplace brasileño una "nota fiscal", documento al que están obligados a emitir todos aquellos comerciantes que se mueven en el marco legal. Según los retailers, los vendedores brasileños que operan a través de la plataforma y no generan esa factura le dejan a MercadoLibre un ingreso por la venta hasta tres veces mayor que aquellos que la emiten. En la práctica, alegan, eso equivale a un subsidio, que le permite al gigante regional ofrecer productos más baratos (y cobrar por ellos) que aquellos vendedores que están formalizados. Por lo tanto, entienden que es una práctica de competencia desleal.

"El IDV tiene como premisa la venta minorista formal y aceptará solicitudes de sus asociados para defender el tema para su análisis por parte de su consejo", declaró el actual presidente de la entidad, Marcelo Silva, al diario económico Valor.

La acusación, que incluye que MercadoLibre habilita la venta de productos usados o sin origen claro, tiene el aval de un legislador, Ciro Nogueira, que pertenece al Partido Progresista (PP), uno de los aliados de la coalición que catapultó a Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil.

Fernando Yunes, vicepresidente senior y country manager de MercadoLibre en ese país, habló de "campaña de desinformación" y "falta de comprensión" sobre cómo opera la empresa, citó Valor. Afirmó que MercadoLibre paga todos sus impuestos en Brasil y que trabaja desde hace años para formalizar a sus vendedores. Cuando llegan al nivel de una venta por día, ejemplificó, se lo invita a crear una microempresa de manera forma. Según MercadoLibre, en 2020, 51.000 de estos usuarios pasaron a formalizar su actividad.

Con relación a la venta de productos irregulares -algo sólo detectable después de una venta, por reclamos de los compradores-, la empresa señaló que intensificó la verificación de su base de proveedores.

Galperin tiene en Brasil a su mayor mercado

Si bien nació hace 21 años en la Argentina, donde tiene al 50% de su personal, y opera en cerca de 20 países de América latina, Brasil es la mayor fuente de ingresos de MercadoLibre. En nueve meses de 2020 -último dato disponible, ya que el resultado anual se difundirá en 15 días-, facturó u$s 1473,5 millones en ese país, 55,7% de los u$s 2646,16 millones que recaudó la compañía en el período. De ese monto, u$s 901,2 millones fueron por su plataforma de comercio y u$s 572,3 millones, por su unidad fintech. La facturación creció 42,6%, en dólares, contra los nueve meses iniciales de 2019.

En ese país, MercadoLibre invirtió en noviembre u$s 700 millones para reforzar su operación logística con cuatro aviones de uso exclusivo propio, complementarios a la flota de 100 camiones con los que opera allí. Brasil fue, después de México, el segundo mercado en el que aterrizó Meli Air, como bautizó Galperin a esa apuesta. 

A continuación, la reproducción completa del comunicado que emitió MercadoLibre en Brasil sobre esta controversia:

"Con respecto a las informaciones de que el Instituto de Desenvolvimento do Varejo (IDV) compartió con la prensa esta semana, acusando a MercadoLibre de ser un agente de informalidad en Brasil, aclaramos que tales afirmaciones son infundadas y desprestigiosas, no sólo para MercadoLibre sino para los millones de vendedores de su marketplace, que, juntos, forman uno de los más potentes motores del desarrollo de la economía brasileña y latinoamericana".

"Actualmente, más del 80% de las ventas del marketplace de MercadoLibre ocurren por medio de vendedores que utilizan la red logística de la compañía, que exige la emision de nota fiscal en el 100% de los casos. Inclusive, disponemos de un software sin costo para auxiliar al vendedor a generarla".

"En los últimos tres años, invertimos 9000 millones de reales en Brasil, con el objetivo principal de fomentar nuestra logística. Gracias a este esfuerzo, y a nuestro equipo incancable en todo Brasil, en breve, vamos a alcanzar el 90% de las ventas via Mercado Envíos, o sea, con nota fiscal".

"Apenas el 5% de las ventas son efectivamente provenientes de personas físicas, individuos con ventas esporádicas de productos usados o fruto de un hobby o algún trabajo manual. Ellos no están obligados a emitir nota fiscal".

"Otro 5% de las ventas provienen de empresas que envían sus productos en forma directa a los clientes a través de Correios (N.d.R.: el operador postal estatal de Brasil) o por medio de canales de logística propios. A pesar de que esas ventas no pasan por nuestros controles, sabemos que son realizadas con emisión de nota fiscal".

"Cada vendedor o fabricante tiene la obligación de asumir integralmente su responsabilidad tributaria, lo que resaltamos en nuestros términos y condiciones, y detallamos en nuestra plataforma. Siguiendo los términos y condiciones de uso de nuestra plataforma, aplicamos invariablemente las sanciones correspondientes. Además de eso, MercadoLibre, dentro del marco legal, coopera con las autoridades que buscan garantizar el cumplimiento de las normas jurídicas nacionales".

"Nuestra misión es democratizar el comercio. Por eso, somos una plataforma abierta a individuos, emprendedores individuales y empresas de todos los tamaños. Entendemos que tenemos un papel relevante en este ecosistema y que podemos hacer la diferencia auxiliando a nuestros vendedores en su momento de formalización y avance como empresa en la ampliación de sus negocios".

"Con eso, desarrollamos una serie de iniciativas de desburocratización (inclusive, junto a los gobiernos Federal y estaduales) para posibilitar la apertura de empresas dentro del propio sitio de MercadoLibre, fomentando así la formalización de pequeños negocios integrantes de nuestro marketplace. Entre ellas, destacamos nuestras plataformas de contabilidad, destinadas a facilitar el ingreso de los  vendedores en Mercado Libre que reduzcan el tiempo para la apertura de empresas o sus filiales".

"Mediante una regla de comunicación directa con los vendedores registrados en la plataforma como emprendedores individuales, pero con flujo de ventas con frecuencia y volumen que caracterizan a un negocio formal, incentivamos la adopción del régimen tributario".

"Enviamos e-mails y notificaciones vía app, orientando a los vendedores a formalizarse en un plazo de 45 días. Con la ayuda de empresas socias, ellos pueden hacer eso en hasta 30 días, o sea, la mitad del tiempo que duraría si tuviesen que buscar la formalización de forma individual".

"Los vendedores que no siguen ese camino son suspendidos de la plataforma, pudiendo retornar cuando están formalizados".

"En 2020, formalizamos a 51.000 empreas y ya iniciamos este año con 10.000 formalizados en enero. Así, seguiremos invirtiendo para ser cada vez más un motor del emprendedurismo y la formalización de empresas en Brasil".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios