Acreedores de Vicentin exigen la salida de sus accionistas como condición para un salvataje

Son unas 70 firmas, con las que hay deudas por granos. Se unieron y proponen convertir en capital el pasivo comercial. También reclaman el apartamiento del directorio actual de la cerealera, al que consideran "una pantalla"

Acreedores granarios de Vicentin se unieron para proponer un plan de salvataje para la cerealera concursada, que entró en default en diciembre de 2019 y aún no realizó una oferta formal para saldar su pasivo, que asciende a u$s 1300 millones.

El grupo incluye a 70 integrantes que representan alrededor del 30% de la deuda granaria de la agroexportadora, con un monto superior a u$s 100 millones. Según los suscriptores, su propuesta se trata de "la única alternativa posible para volver a poner en marcha a Vicentin, ya que, hasta ahora, la compañía se mostró esquiva a construir y aportar para hallar soluciones". 

El plan consiste, principalmente, en capitalizar gran parte de las acreencias a través de la pérdida de participación de los accionistas actuales y desplazar al nuevo directorio, elegido en octubre de 2020 y conformado por primera vez por miembros externos a la familia, con el contador Omar Scarel como presidente, el ingeniero Daniel Foschiatti como vicepresidente y el letrado Estanislao Bougain como director.

Le aprobaron la apertura del concurso a Díaz & Forti, la cerealera suspendida por el BCRA

Los autores de la iniciativa argumentaron que, en caso de avanzar, "los accionistas actuales deberán proponer un mecanismo ineludible, a satisfacción de los acreedores, que asegure la transferencia del 100% de las acciones si se llega a un plan de reestructuración exitoso". 

El plan para la "nueva Vicentin" estipula el 1° de febrero de 2025 como la fecha en la que se procedería a la determinación del precio de venta de la participación de los accionistas. "El pago se hará en cinco cuotas anuales, en la misma moneda que se generen los resultados y la valuación", detalla la propuesta.

Entre los puntos que enumera la carta enviada a las autoridades de la agroexportadora, "realizada luego de estudiar numerosos análisis con diferentes actores, con información parcial disponible sobre Vicentin y no auditada por los firmantes del texto", también figura la necesidad de otorgar planes de pagos a quienes no capitalicen con quitas o espera. 

Se suma la intención de generar acuerdos con acreedores de granos para asegurar el abastecimiento de la mercadería y contratos con acreedores financieros para afianzar el capital de trabajo. 

"Los acreedores concursales nos comprometimos a aunar esfuerzos para colaborar en la reactivación de Vicentin SAIC, como proyecto superador a cualquier alternativa de desguace. Nos focalizamos en aportar ideas y simplificar el proceso mediante una interacción en conjunto", señala el escrito de la propuesta confeccionada. 

A su vez, los acreedores granarios comprometidos con la causa se manifestaron a favor de entablar una negociación con los funcionarios provinciales y nacionales. "Estudiamos en profundidad las alternativas para este tipo de reestructuraciones y creemos, firmemente, que la participación del Estado nacional y la provincia de Santa Fe será imprescindible para arribar a una solución", señala la misiva.

"Por otra parte, el Banco Nación, como agente de desarrollo para el país, es esencial para construir herramientas para financiar y recomponer el capital de trabajo", agrega.

Entre los acreedores más destacados, se encuentran Commodities SA, del grupo Grassi, con más de u$s 55 millones reclamados; Morel Vouliez y Villarrica SRL, con más de u$s 10 millones cada uno; y Trocello, con más de u$s 6 millones.

"La única forma de salir de esta situación es a través de un arreglo coherente con los acreedores comerciales, una pieza fundamental para que Vicentin continúe estando operativa. Si la firma no se acomoda, ni recupera la confianza quebrada en el mercado granario, nadie le venderá materia prima. Es la única opción para rehabilitarla. Así como está, va directo a la quiebra", aseveraron fuentes vinculadas al plan de los acreedores, en diálogo con El Cronista.

Sobre el cambio de management, aseguraron que "la nueva cúpula es una pantalla". "Los que toman las decisiones son los mismos que antes. Tiene que haber un cambio profundo", consideraron.

La propuesta se da a conocer una vez comunicada la intención del directorio de la empresa de conformar una mesa de reestructuración, de la cual el grupo en cuestión expresó su voluntad de participar, "siempre y cuando se respeten las condiciones planteadas".

Al respecto, en su último informe de acreedores, Vicentin afirmó que "en enero continuó afianzándose el funcionamiento de los comités creados por la Sociedad, dándole tratamiento a los temas prioritarios de cada uno de ellos". 

Fuentes cercanas a la cerealera agradecieron "el interés de la propuesta recientemente recibida", pero ratificaron que la salida de la crisis incluirá a todos los actores del concurso. "Ninguna decisión se puede tomar sin la participación de todas las partes intervinientes. La solución surgirá del consenso entre todos los interesados", expresaron. 

Buyatti no encuentra comprador y cierra su planta de Rosario

A su vez, anticiparon que el comité de reestructuración que "plantea la agroexportadora ya recibió una alta adhesión para las reuniones que se llevarán a cabo en las próximas semanas y se busca que la participación sea lo más masiva posible". 

En tanto, conocedores del sector consideraron que es probable que la propuesta de este grupo de acreedores no prospere, no al menos con todos los requisitos exigidos. "Son aproximadamente 1700 los acreedores comerciales de Vicentin, si bien los reunidos representan solo 69, son referentes, con mucho peso en la comercialización de granos y podrían aportar la confianza necesaria para que se reactive", comentaron.

Entre los puntos propuestos, consideraron que el más factible de ejecutar es el cambio de deudas por acciones, una opción que el nuevo directorio tiene en mente desde que asumió hace unos meses. "Muchos de ellos tienen intereses concretos en la operatoria de Vicentin, que podrían ingresar y quedarse con algunos de sus activos. Es parte del plan del comité, una manera en la que los productores pueden recuperar parte de sus deudas", definieron fuentes relacionadas a la cerealera. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios