El Cronista Comercial

Ya lo decidió la NASA: las mujeres, al final, serán de Marte

El administrador de la agencia dijo que una mujer será el primer ser humano en pisar el Planeta Rojo. Además, confirmó que habrá, al menos, una astronauta en el próximo viaje tripulado a la Luna.

Plan Rapipago: lanza fintech y refuerza división de caudales

El primer ser humano en poner pie en Marte será una mujer. Al menos, así lo anticipó el número uno de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos (NASA), Jim Bridenstine, en un programa de radio sobre ciencia y tecnología, en el que también indicó que, también, habrá mujeres en la próxima misión tripulada a la Luna.

"La respuesta es: 'Por supuesto'", señaló Bridenstine al contestar a un usuario de Twitter que le preguntaba si se incluirían mujeres en el próximo viaje de la NASA a la Luna. Pero el administrador no se quedó allí, sino que agregó: "De hecho, es muy probable que sea una mujer la próxima persona que llegue a la Luna. Y, también, es cierto que la primera persona en Marte, probablemente, sea una mujer".

La NASA ya había revelado sus planes de enviar seres humanos al Planeta Rojo, aproximadamente, para mediados de los años 2030. Sin embargo, cómo se conformaría la tripulación era, hasta ahora, un misterio. Y aunque Bridenstine no identificó a ninguna persona en particular para el próximo viaje a la Luna, sí dijo que las mujeres están en primer plano en los próximos planes de la agencia.

Estas declaraciones se producen pocos días antes de que se realice la primera caminata espacial protagonizada enteramente por astronautas femeninas, en la Estación Espacial Internacional. Dentro de dos semanas, Anne McClaine y Christina Kochy encabezarán la expedición estelar, que se espera que dure cerca de siete horas.

Los astronautas eran predominantemente varones en el pasado. En la actualidad, la NASA cuenta con un 34% de mujeres en su cuerpo de viajeros espaciales.

La carrera por la primera mujer en el espacio la ganó la hoy extinta Unión Soviética (URSS) el 16 de junio de 1963, cuando puso en órbita a Valentina Tereshkova. En la NASA, la revolución femenina tomó bastante más tiempo: incorporó a las primeras seis mujeres a su cuerpo de astronautas en 1978 y la primera de ellas en llegar al espacio fue Sally Ride en 1983.

Sin embargo, la historia de las mujeres y los viajes espaciales se remonta a los orígenes la carrera por conquistar las estrellas. A mediados de los años '50, antes, incluso, de que la URSS lanzara el satélite Sputnik, las mujeres eran consideradas como potenciales buenas candidatas para los viajes fuera de la atmósfera.

Mientras se hacían las primeras pruebas médicas y fisiológicas para asegurarse de que los primeros candidatos hombres podrían sobrevivir las sacudidas y los ruidos del lanzamiento de un cohete, Randolph Lovelace, médico a cargo de los exámenes, decidió incluir mujeres dentro del programa.

Lovelace sospechaba que ellas tendrían iguales o mejores resultados que sus pares varones. Sobre todo, si se tiene en cuenta que, en promedio, son más livianas y pequeñas, y, por lo tanto, consumen menos oxígeno.

En 1960, se hicieron las primeras pruebas en su clínica de Nuevo México, con los mismos tests y requisitos que tenían los varones. En total, 13 de ellas superaron los exámenes, comparadas con 18 de 32 hombres. Y las mujeres tuvieron resultados especialmente buenos en las pruebas de aislamiento.

A pesar de estos resultados, los primeros participantes de viajes espaciales fueron exclusivamente hombres y, en los Estados Unidos, quedaron relegadas en la carrera espacial durante dos décadas.

Ahora, la NASA dice que el "futuro es femenino" y busca que la primera huella humana en Marte también lo sea.

Comentarios1

Capullo, tómese esto como un entretenimiento, no importa si es una mujer, un hombre o un mono, no hay futuro para la vida en Marte. El espacio y los planetas, solo serán para Robots, si es que se logra hacerlo rentable. ¨rubenardosain.wordpress.com¨

Recomendado para tí


Seguí leyendo