El Cronista Comercial

Vuelta a clases: colegios privados congelan la matrícula 2021 y ofrecen financiación

Con el objetivo de retener a los alumnos, los colegios privados no actualizarán los importes y aplicarán descuentos para acompañar a las familias. Piden que se los incluya en los programas Ahora 12 y Ahora 18

Vuelta a clases: colegios privados congelan la matrícula 2021 y ofrecen financiación

Sin novedades sobre la vuelta a las aulas, la mayoría de los colegios privados congelaron los precios de las matrículas de cara al ciclo lectivo 2021.

Algunos ofrecen facilidades de pago y descuentos tanto para las familias que presentan dificultades como para las que no dejaron de abonar en la cuarentena, pese a que las cámaras que representan al sector acordaron con el Gobierno que no será obligatorio realizar rebajas en los aranceles durante la suspensión de las clases presenciales.

Las instituciones piden también que se los incluya entre los nuevos rubros del Ahora 12 y 18. "Solicitamos que se les permita a las familias morosas pagar sus deudas en 12 o 18 cuotas. Hicimos este pedido hace unos meses y lo reiteramos. Se incluyeron servicios educativos, pero los colegios y las universidades quedaron expresamente excluidos. Seguimos peleando para obtenerlo", señaló Norberto Baloira, secretario ejecutivo de la Junta Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (Coordiep).

Según Baloira, las matrículas se mantendrán con los mismos importes de este año, aunque no descarta que se produzcan aumentos si se acuerda un incremento salarial, que hasta ahora no ocurrió. "De cerrarse la paritaria docente, seguramente muchas instituciones asumirán el costo para no perder matriculados, en lugar de trasladarlo a las familias", anticipó. 

"Me atrevo a decir que no hay ni un solo colegio al que no le bajó la rentabilidad. Ninguno se salvó de la pérdida de ingresos. En este contexto, apuntan a retener al alumnado y asegurarse su inscripción para 2021. Por eso, los valores se mantienen sin cambios, no sería una decisión acertada ajustarlos", sostuvo Rodolfo De Vincenzi, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Institutos de Educación Privada (Caiep), y agregó que "el fin de la pandemia no tiene horizonte": "No hay certezas sobre el regreso a las aulas, lo más probable es que continúen las clases a la distancia hasta que esté disponible la vacuna". 

"Las instituciones que no reciben el subsidio estatal pueden aplicar aumentos con libertad, según disponga cada una. Pese a que concurren familias de poder adquisitivo alto a muchas de ellas, no habrá aumentos en matrículas por el momento, aunque podría haber excepciones", explicaron desde la Asociación de Escuelas Privadas (Adeepra).

En el país, hay 17.000 instituciones educativas privadas, de las cuales el 60% reciben subsidio estatal. Buenos Aires concentra el 45%, en 6000 establecimientos. 

En la provincia, se abona una matrícula, que equivale, por lo general, al valor de una cuota. En la Ciudad, dependiendo el caso, puede ser entre una y una y media. En CABA, los establecimientos privados son generalmente más caros que los de provincia. "Mientras que los porteños arrancan en aproximadamente $ 10.000, los bonaerenses lo hacen desde $ 7000. No obstante, el costo mensual en colegios exclusivos de ambas jurisdicciones asciende hasta $ 70.000 en algunos casos”, mencionaron desde Adeepra.

Un reconocido colegio de Belgrano, con una cuota promedio de $ 35.000 para el nivel secundario y $ 40.000 para primaria, aplicó un descuento del 10% para quienes abonen anticipadamente la matrícula. Otro de la zona contempla casos especiales y ofrece pagarla en cuotas, sin intereses, a los padres que no pueden abonarla en un solo pago.

En tanto, otra institución de Lomas de Zamora aplicó una bonificación y permite abonarla en tres cuotas. En nivel inicial, cada una tiene un valor de $ 2200; en primaria, $ 2400; y en secundaria, $ 2800. El descuento fue de $ 300, $ 600 y $ 700, respectivamente. 

Los colegios de gestión privada con subsidio estatal aumentaron un 19% las cuotas en noviembre. Y antes de que finalizaran las clases, en diciembre, anunciaron otro incremento del 20% a partir de marzo (un 8% correspondiente a la recomposición salarial y un 12% como adelanto de la próxima paritaria), lo que acumuló una suba del 40% en cinco meses

En cambio, quienes envían a sus hijos a colegios que no cuentan con el aporte público afrontaron subas de un 30% en promedio. Con el brote del coronavirus, se mantuvieron los aranceles, sin aumentos.

A medida que se extiende la cuarentena, persiste la incertidumbre y se vuelve más crítica la situación. La falta de ingresos por la morosidad asfixia a las instituciones educativas. Desde el inicio del aislamiento, su recaudación bajó hasta un 80%, dado que muchos padres incumplieron con los pagos o abonaron fuera de término

Se estima que un tercio de los colegios privados podría desaparecer en los próximos meses, si la emergencia sanitaria se prolonga. Al menos 30 jardines maternales de distintos puntos del país ya cerraron sus puertas y no volverán a abrir.

Shopping