El Cronista Comercial

Volvo pagará u$s 780 millones para solucionar problema de emisiones

Un componente, que controla esa variable, se desgasta más rápido de lo esperado. La compañía tuvo su pérdida más grande en seis meses. 

Volvo, el segundo fabricante de camiones más grande del mundo, destinará unos u$s 780 millones para solucionar un problema de un componente que controla las emisiones, que es defectuoso y se desgasta más rápido de lo esperado, informó Bloomberg.

Consecuentemente, se verán afectados los ingresos operativos del cuarto trimestre que acaba de finalizar y el flujo de caja tendrá un impacto que durará varios años, comunicó la compañía luego de que cerrara la Bolsa de Estocolmo. El banco Citigroup, por su parte, dijo que el tamaño de la provisión era "mejor de lo que se temía" e indicó que las acciones de Volvo subieron hasta un 2,3 por ciento.

La empresa registró su mayor caída en un semestre el 16 de octubre, cuando reveló que el costo de solucionar ese problema con la pieza –brindada por un proveedor externo– “podría ser importante”. Luego, la compañía dio a conocer que el componente se estaba degradando más rápido de lo esperado, lo que iba a poder generar mayor cantidad de emisiones que las permitidas.

Ayer, la compañía indicó que sigue trabajando para resolver el problema en conjunto con las autoridades. La Protección Ambiental de los Estados Unidos, mientras tanto, había informado en octubre que estaba en conversaciones con Volvo para resolver el inconveniente.

Cummins Inc, un fabricante de motores, informó en julio que iba a pagar u$s 404 millones hasta 2020 por reparaciones destinadas a garantizar que sus motores mantengan la contaminación por debajo de los límites legales a medida que envejecen. Había sido descubierto que uno de los motores Cummins más antiguos no superaban las pruebas de emisiones a medida que se desgastaban.

Según analista de Jefferies, cita Bloomberg, el costo de abordar el problema por parte de Volvo es “incómodo pero asequible”. Uno de ellos especificó que espera que la compañía pague a los accionistas un dividendo extra, luego de un año en el que el fabricante de camiones tuvo mayor cantidad pedidos y los beneficios han alcanzado niveles récord.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo