El Cronista Comercial

Para el Nación, la deuda de Vicentin no justifica su default y apunta a González Fraga

Para la entidad bancaria, "la información contable de la firma no justifica la difícil coyuntura que atraviesa" y descarta que se trate de un estrés financiero. "La administración pasada deja un 'muerto' sobre el banco", alegan.

Para el Nación, la deuda de Vicentin no justifica su default y apunta a González Fraga

El escándalo entre Vicentin y el Nación suma un nuevo capítulo. Luego de que las nuevas autoridades iniciaran un sumario por un préstamo que la entidad otorgó a la cerealera por más de $ 18.000 millones bajo presuntas irregularidades, ahora desde el banco estatal sostienen que los números de la empresa no justifican la cesación de sus pagos.

La entidad, que es su mayor acreedor del sistema financiero local, asegura que la firma santafesina fue una de las empresas más beneficiadas por el gobierno de Mauricio Macri

El detallado análisis señala que "la información contable de la firma no justifica la difícil coyuntura que atraviesa" y descarta que se trate de un "estrés financiero". Según el reporte, la compañía registró un crecimiento de facturación récord, que superó ampliamente el promedio de facturación de las 200 empresas que componen el mercado local.

Vicentin se reunió con acreedores y adelantó en qué va a consistir su plan

Hoy se realizó el primer encuentro entre directivos de la cerealera y productores y acopiadores a los que les adeuda pagos. Aunque todavía no se realizó una propuesta formal, la agroexportadora adelantó parte de ella. Esperan definiciones en estos días

Para el banco, "los datos son elocuentes" y aseguran que el conflicto puede terminar en una causa penal.

"En todos los años del período de la anterior gestión, las ventas de Vicentin superaron el promedio de ventas de estas 200 empresas. En el acumulado anual de los cuatro años considerados (de 2015 a 2019), mientras las compañías de mayor facturación del rubro aumentaron sus ventas en promedio un 51,36% anual en total; Vicentin superó ese porcentaje ampliamente, con un 83,87% de promedio anual", comenta el texto que el Banco Nación elaboró sobre la situación de la firma, que lleva la firma de su director, Claudio Lozano.

"Ninguno de los números disponibles justifica su repentina crisis financiera. El principal aportante de Juntos para el cambio en la última elección comenzó a incumplir con los pagos al Banco Nación casi en simultáneo de las PASO y la derrota de Macri", denuncia la entidad.

Según el reporte, la compañía registró un crecimiento de facturación récord, que superó ampliamente el promedio de facturación de las 200 empresas que componen el mercado local.

Las nuevas autoridades acusan a Vicentin de efectuar "una maniobra fraudulenta en complicidad con la anterior conducción política del país y de la institución financiera", responsabilizando al ex titular del banco, Javier González Fraga. "La administración pasada deja un 'muerto' sobre el banco", alegan.

El banco asegura que el endeudamiento superó los límites a los que podía acceder la compañía, en función de la normativa correspondiente fijada por el Ente Regulador para las Grandes Empresas.

"Sin embargo, cuentan que en las múltiples reuniones que existieron con la empresa para tratar de imponerle la necesidad de encuadrarse en la normativa, los dueños de la firma cruzaban del Banco a la Casa Rosada para hablar directamente con Presidencia. Eso se transformaba en un llamado de Macri a González Fragaquien se encargaba de llamarle la atención a los directivos del banco para que se adaptaran a las necesidades de la empresa", subraya la entidad en el texto.

Javier González Fraga.

Al respecto, el vicepresidente del banco, Matias Tombolini, dijo que "no es común que el 20% de los créditos se den a una única empresa". Además, explicó que la empresa no tenía la calificación correspondiente por el préstamo que no devolvió. "Encontramos que tenía calificación de riesgo 1 y hacía meses que no pagaba un dólar. Entonces la pasamos a situación 4", relató.

"Estamos hablando del incumplimiento de una empresa que en el período 2015-2018 no hizo más que crecer en facturación. Es más, si tomamos los últimos 14 años, solo en 2013 exhibió una ligera retracción de sus ventas. La información contenida en sus balances obliga a desplazar el argumento empresario que vincula la crisis de la firma con un estrés financiero", agrega el informe, y puntualiza que "la empresa es parte de una red corporativa que incluye 16 firmas en el país, y empresas en el exterior en Uruguay, Paraguay, Brasil y España".

"Los dueños de la firma cruzaban del Banco a la Casa Rosada para hablar directamente con Presidencia. Eso se transformaba en un llamado de Macri a González Fraga", señala el informe.

Al respecto, el directorio de Vicentin emitió un comunicado hoy, con el objetivo de responderle al banco y explicar algunos puntos centrales de la crisis financiera que atraviesa la compañía.

En este sentido, desde la cerealera explicaron que "el Banco Nación fue siempre, desde hace más de 50 años, la institución financiera más importante para Vicentin". "Lamentamos mucho que se ponga en tela de juicio la actuación de esta entidad, que manejó una realidad compleja, a nuestro entender, de la mejor manera posible", afirmaron.

"La situación económica nacional, que comenzó a deteriorarse a partir de la crisis financiera del 2018, con algunas empresas argentinas realizando planteos de refinanciación a sus acreedores, imposibilitó la renovación de líneas de crédito", señaló el holding agroindustrial.

La aceitera registró una facturación récord.

La empresa aclaró que "en el segundo semestre del 2019, el retiro de los depósitos en dólares de los bancos locales y el tradicional estancamiento de nuevas financiaciones del exterior en períodos eleccionarios afectaron sus líneas de crédito". "Por otra parte, los productores aceleraron las ventas de sus stocks frente a expectativas de alzas de retenciones, desapareciendo el crédito comercial", describió.

"Durante los últimos 20 años, la compañía invirtió fuertemente en plantas de biodiesel a partir de aceite de soja, en etanol a partir de maíz, en ampliaciones de capacidad de molienda de oleaginosas y puertos. Para ello, se endeudó con distintas instituciones, en su mayoría Internacionales", sostuvo el texto difundido por la empresa, y especificó: "Nuestra deuda no se fugó del país, sino que está invertida en bienes productivos, que, junto con el trabajo, nos permitirá, con mucho esfuerzo, salir adelante".

La compañía asegura que "se encuentra trabajando 24/7" para presentar el plan de pago que viene prometiendo desde hace semanas y así evitar una convocatoria de acreedores.

Asimismo, en el sector trascendió que los bancos extranjeros que otorgaron préstamos a Vicentin pedirán asesoramiento financiero a Columbus Zuma, un banco de inversión creado por ex empleados del Citigroup.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo