El Cronista Comercial
MARTES 19/03/2019

Verano 2019: sin boom de turistas, pero con alta demanda en playas exclusivas

Lejos del ‘boom’ esperado tras la fuerte suba del dólar, en la Costa Atlántica las expectativas varían según el perfil del lugar: los más caros, como Cariló y Pinamar, esperan una muy buena temporada, pero se siente menos demanda de los sectores medios en Mar del Plata. Punta del Este vivirá un buen enero, pero no irá parte de la clase media que la elegía por precio

Verano 2019: sin boom de turistas, pero con alta demanda en playas exclusivas

La Costa Atlántica vivirá un buen verano. Pero no recibirá un aluvión de turistas como se especulaba, en función del alto costo de vacacionar fuera del país por la devaluación de 2018. Y esa ecuación tampoco alejará a los argentinos de Punta del Este.

La alta inflación local, en un contexto de salarios ajustados muy por debajo, redujo el presupuesto de los argentinos para las vacaciones. Pero no de todos. Los viajeros de alto poder adquisitivo no resignarán su descanso ni gasto, mientras que los de clase media sí. Entre éstos últimos, quienes dejaron de viajar al exterior se inclinarán por un destino local, pero por menos tiempo. Y muchas familias que descansaban en playas bonaerenses en veranos previos, con presupuestos ajustados, este año van menos días, esperarán hasta último momento o renunciarán directamente a sus vacaciones, según un sondeo de El Cronista entre empresarios de Mar del Plata, Pinamar, Cariló y Punta del Este.

Los balnearios tradicionalmente preferidos por personas de alto poder adquisitivo, como Cariló, registran más inmuebles alquilados que en 2018 y las expectativas para enero son muy optimistas. En Pinamar, en promedio, hay más casas reservadas que departamentos, es decir, las propiedades de mayor valor son las más solicitadas; y los hoteleros tienen altas expectativas. En tanto, en Mar del Plata, de amplia oferta en alojamiento, prevén un verano algo mejor que el pasado, pero lejos de un “boom”, con turistas de presupuestos acotados.

Del otro lado del Río de la Plata, en Punta del Este, los empresarios son optimistas. Si bien creen que habrá de 10% a 15% menos de argentinos, las expectativas son buenas, ya que el balneario seguirá siendo elegido por los visitantes de alto poder adquisitivo. “Creemos que será una muy buena temporada, aunque no haya tantos argentinos como el verano pasado, cuando Uruguay era muy conveniente en precio. Pero igual este año la brecha de precios no es tan grande, porque hay muchos descuentos y beneficios”, comentó Luis Borsari, intendente de Maldonado. “En Navidad hubo mucha más gente que lo habitual. Este verano quizás no recibamos igual cantidad de argentinos que vino por precio, pero sí los que más gastan. Desde los comercios me dijeron que reciben menos clientes, pero que facturan más”, agregó.

Las propiedades más caras (de u$s 20.000 el mes) ya están alquiladas para enero. Pero los departamentos de 1 ó 2 dormitorios (de u$s 1700 a u$s 2700 por quincena) están un 15% por debajo de 2018, sobre todo para la segunda parte de enero, aclararon desde la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este. “La baja se nota más en la clase media, la media alta y la alta vienen siempre”, destacaron. Los hoteles, en tanto, trabajaron al 100% en Año Nuevo y mientras algunos 5 estrellas estarán llenos en la primera quincena, otros de 2 y 3 estrellas registran un 15% de ocupación menos, a la espera del turista que llega sobre la hora.

Costa argentina

En Mar del Plata auguran un verano “un poco mejor que el pasado, pero sin ser un boom; hay una demanda moderada y una oferta amplia”, explicó Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de La Feliz. Los hoteles, en tanto, prevén un verano similar. “Hay un importante porcentaje de gente que viene por cuatro días. La ocupación promedia un 85% de jueves a domingo, pero baja a 60% en la semana. Sí se notan más reservas por semana de contingentes del interior del país, organizados por operadores, con anticipación”, explicó Silvia Cerchiara, gerente de la asociación hotelera y gastronómica de Mar del Plata. “Creemos que gastarán menos que el verano pasado, cuando ya hubo muchas promociones. El público de clase media y media baja está cuidando su presupuesto. Y este año hay más financiación con bancos”, agregó.

Cariló, en tanto, vivirá a pleno en enero. Ya registra un 95% de los inmuebles alquilados en la primera quincena y altas expectativas para la segunda, donde aún cuenta con algo de disponibilidad. “Para todo el mes, tenemos un 20% más de operaciones cerradas que el verano pasado. Los valores se ajustaron de 20% a 25%, eso ayudó”, explicó Jorge Santamarina, de la inmobiliaria que lleva su apellido.

En Pinamar las expectativas son alentadoras. Los hoteles empezaron 2019 al 100% de ocupación y prevén un 80% para este mes, según Diana Fruniz, vicepresidente de la filial de Fehgra de esa ciudad, que registró mejoras de infraestructura y balnearios, a “tarifas razonables”, aseguró. En cuanto a inmuebles, Pinamar cuenta con un 60% reservado para la primera quincena y 70% en la segunda, pero “se alquilaron más casas que departamentos; estos últimos, en su mayoría, por tres o cuatro días, menos que en 2018”, comentó Matías Marquez, de la inmobiliaria homónima. “Esperamos un mejor verano, pero vemos que llegan clientes sobre la fecha para cerrar alquileres”, agregó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo