El Cronista Comercial

Venta de autos de lujo: súper cepo mejora oportunidad para comprar

Como los vehículos se cotizan al valor del dólar oficial, quienes tienen billetes consiguen precios históricamente bajos. Pero la alta demanda contrasta con restricciones para importar que limitan la llegada de nuevos modelos

Mientras empresarios de todas las actividades están a plena queja por el súper cepo cambiario que agregó el pago de un 35% adicional al 30% que ya se pagaba sobre la cotización del dólar oficial, entre los representantes de las marcas de autos extranjeras hay alivio y hasta optimismo aunque con reparos.

Sucede que el boom de demanda de autos de lujo que fue consecuencia de la amplia brecha cambiaria que existía en la era 'pre súper cepo', ahora se amplía y mejora la oportunidad para los clientes, sobre todo para aquellos que cuentan con dólares billete. Como los vehículos se cotizan al valor del dólar oficial, quienes tienen dólares y los venden en el mercado paralelo (o los entregan en la propia concesionaria) pagan precios históricamente bajos.

Pero como no todo puede ser ideal; el optimismo entre los vendedores y los compradores que pueden acceder a modelos de alta gama se ve eclipsado por las restricciones para importar que tiene el sector y que limitan la llegada de nuevos modelos a la mitad de lo que las empresas sin fábricas en la Argentina desearían y pidieron ingresar al país.

Hugo Belcastro, presidente de Grupo Milano (Alfa Romeo, Isuzu, BAIC y Foton) y de la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) explicó a El Cronista que "para el tenedor de billetes dólar es mejor todavía la oportunidad para acceder a autos importados porque la brecha cambiaria se amplió. Los vehículos cotizan por dólar oficial. En termino de precios los importados no fluctúan sino con los vaivenes solo del dólar oficial. Por lo tanto, hoy los autos importados para esos clientes están todavía más económicos".

El problema de este escenario es que a la alta demanda existente en este mercado -que igualmente sigue siendo chico- se le suman más pedidos de clientes que se enfrentan con las limitaciones que tienen las marcas para ingresar las unidades. "Los permisos de importaciones no están siendo otorgados con la necesidad que el mercado requiere porque realmente hubo un salto en los pedidos. Luego de un acuerdo que firmó Cidoa con la Secretaría de Industria hasta fin de año, aproximadamente podremos traer un 50% de lo que las marcas requieren", dijo Belcastro. Y lamentó que habrá muchos nuevos modelos -por la gran cantidad de todos los lanzamientos globales que se están llevando adelante- que no podrán llegar a tiempo a la Argentina. 

El ejecutivo aclaró que igualmente el acuerdo da "previsibilidades" para organizar el negocio, que este año terminará un 35% por debajo del del año pasado, estimó.

Algunos casos ilustran las posibilidades que abre la brecha. Por ejemplo, un BMW Serie 3 (320 i 4P 2,0 T Sportline) con un precio de lista de u$s 55.900 se pagaría alrededor de $ 4,4 millones cuando por esa cantidad de dólares se consigue $ 7,8 millones en el mercado informal. O el Seltos que acaba de lanzar a la venta en la Argentina Kia a un precio de u$s 31.500, equivalente a casi $ 2,5 millones al valor oficial se podría comprar con u$s 18.000 dolares billete cambiados al blue

De hecho, el gerente general de la automotriz coreana en el país, Sebastián Sicardi, explicó que hay gran expectativa por las ventas del Seltos impulsadas por la brecha cambiaria.

En el acuerdo que las marcas coordinaron con el gobierno se estableció que cada compañía conservaría la participación de mercado que tuvo el año pasado, con un monto específico para cada empresa. El marco cambiario estuvo dado por una disposición previa del BCRA, que impuso que las empresas deberán disponer de los recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior antes de volver a tener derecho a comprar las divisas en la plaza local. 

Entre otras, las empresas importadoras que se encuentran bajo este paraguas son BMW, Kia, Hyundai, Land Rover, Volvo, Chery y Alfa Romeo.

Shopping