El Cronista Comercial

Vacaciones de invierno low cost: los argentinos prefieren quedarse en el país

Para las vacaciones, las agencias venden más viajes dentro del país, pero con ticket promedio más bajo. Cuáles son los destinos más buscados.

Vaca Muerta: Neuquén  celebra envío de EE.UU. por u$s 600 millones

Las agencias de viaje no logran aún recuperarse del fuerte cimbronazo padecido por la devaluación del peso y la pérdida de poder adquisitivo de los argentinos. Desde Almundo, Despegar, Bibam Group (Avantrip) y Atrápalo aseguran que crece la venta de viajes y paquetes para destinos nacionales, pero aún no termina de repuntar la demanda al exterior, si bien ya hay algunos signos de mejora, gracias a cierta estabilidad del dólar en las últimas semanas.

Entre enero y mayo, la facturación en dólares de las agencias (por tickets aéreos emitidos) se redujo 37% interanual, por debajo del fuerte derrumbe de 50% promedio de los últimos meses de 2018.

En junio, las agencias registraron una menor caída interanual, en parte gracias a cierta estabilidad del dólar, que alienta una leve demanda al exterior; al crecimiento de los viajes domésticos y, también, a que se compara contra junio de 2018, mes en el que las ventas ya habían caído un 27%, tras la primera devaluación del año. Así, en junio la baja fue de 10% a 15% en dólares.

"Junio fue bastante bueno, aún hay buenas tarifas y se nota un cambio en el humor del consumidor; tiene más confianza por la quietud y baja del dólar; la caída es de 10% en junio", precisó Francisco Vigo, country manager de Almundo.

La venta de vacaciones de invierno está, sobre todo, centrada en destinos domésticos, que crece en operaciones, pero con un ticket más bajo. "Crece la demanda a destinos nacionales. El piso de las tarifas aéreas bajó mucho, por la competencia de las low cost; hay una buena cantidad de operaciones, pero con un ticket promedio más bajo", aclaró Joaquín Pérez Aguirre, gerente de Retail Online de Bibam. "Se venden mucho más viajes nacionales, pero con ticket más bajo; no se equipara al año pasado. Mucha gente dejó de irse de vacaciones y los que se van, gastan menos; eso afecta definitivamente a la facturación", coincidió Martín Romano, gerente General de Atrápalo.

El plan Ahora 12 y 18 para el mercado doméstico también ayuda. "Con las cuotas sin interés, viajar por el país es muy accesible; se vende mucho para las vacaciones en cuotas; como los precios de aéreos están bajos, hay paquetes que cuestan sólo $ 200 por mes", comentó Vigo. "La financiación siempre es bienvenida. En las plazas que tenemos cuotas, las ventas crecieron 70%", destacó Sebastián Mackinnon, gerente General de Argentina y Uruguay de Despegar.

Entre los destinos más buscados están Bariloche y Mendoza

Por otro lado, las agencias aseguran que, de a poco, se nota un leve repunte en la demanda de viajes internacionales, pero aún es muy incipiente. "Si bien los destinos internacionales decrecieron un 20% para este invierno, algunos siguen creciendo mucho, como Miami y Nueva York (+25%) y Madrid (+14%), aclaró Mackinnon. Hay que tener en cuenta que, hace un año, la venta de viajes al exterior ya habían empezado a reducirse, por el salto del dólar en mayo. Es decir, se compara contra un mes en el que ya habían caído las ventas.

Entre los destinos nacionales, tanto Almundo como Despegar, Bibam y Atrápalo coinciden en los más buscados para este invierno: Bariloche, Mendoza (al que señalan como 'destino de moda', para escapadas, gracias a tarifas aéreas atractivas), Salta, Iguazú, Ushuaia, Buenos Aires y, en menor medida, también Córdoba, San Martín de los Andes y otros destinos de nieve.

Si bien muchos contratan a último momento, las reservas hoteleras están en un buen nivel en varios destinos. Según Fehgra, Mendoza ya cuenta con 85% de sus plazas reservadas; Bariloche, el 80%; San Martín de los Andes, el 65%; Ushuaia, el 50%, pero proyecta llegar al 60%; en Salta hay un buen nivel y en Jujuy, el 65%. Y esperan mejorar esa proyección sobre la fecha.

Para todo 2019, las agencias prevén un repunte de la facturación, sobre todo, desde septiembre, ya que se comparará con un mes muy bajo de 2018, tras el salto del dólar a $ 42. Aunque resta ver aún cómo impactan las elecciones presidenciales. Para todo 2019, proyectan un año con una baja de 15% a 20% en la facturación en dólares frente a 2018, cuando ya había caído un 22%.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo