Vacaciones 2021: el verano ya arrancó pero las reservas en la Costa no despegan

El sector turístico espera un repunte a último momento. Cuáles son los precios de los principales balnearios 

Con la temporada turística en marcha, la demanda para vacacionar en la Costa Atlántica aún es baja. Las reservas en las playas bonaerenses cayeron hasta un 85% respecto del verano pasado. 

En el sector, son conscientes de que la afluencia de turistas será considerablemente más baja que la de años anteriores. Pero se ilusionan con que se produzca un repunte en las próximas semanas, a partir de la decisión de último momento de los veraneantes. 

Sin embargo, los recientes rumores acerca de una nueva cuarentena a partir del 15 de enero le volvieron a poner incertidumbre a la actividad, en la que 2020 hizo estragos: según calcula el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), se perdieron 882.000 puestos de trabajo en el país. El sector representa el 8% del PBI. 

Comparado a la temporada anterior, los precios aumentaron entre un 30% y un 50%, acorde a la sugerencia de los corredores inmobiliarios, según un relevamiento de la Cámara Argentina de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi).

En Mar del Plata, la quincena en un monoambiente situado en el centro parte desde $ 23.000, mientras que los alquileres de dos y tres ambientes rondan en $ 30.000 y $ 35.000, respectivamente. En Pinamar, Cariló y Mar de las Pampas, los departamentos más baratos, de un ambiente, cuestan $ 45.000 aproximadamente. Se consiguen de dos desde $ 65.000 y de tres a partir de $ 80.000.

Las casas más económicas en la Costa, en cambio, ascienden a $ 150.000 la quincena. Las de mayor categoría llegan a $ 1 millón.

En cuanto a los hoteles, los alojamientos de tres estrellas cuestan por noche en habitación doble con desayuno un promedio de $ 6000, mientras que los de cuatro rondan los $ 8000 y los de cinco ascienden a $ 15.000.

“A mediados de diciembre, por lo general, los profesionales inmobiliarios ya tienen cubiertas las reservas para la primera quincena de enero y casi la segunda. Pero las contrataciones de alquileres de propiedades equivalen, en la actualidad, al 30% de las existentes en igual período del año pasado", señala el vicepresidente de Martilleros de la provincia de Buenos Aires, José María Sacco.

La demanda se concentra en la primera quincena de enero. La segunda mitad del mes será "más tranquila", al igual que febrero. Sacco aclara que no hay mayores problemas en la disponibilidad de la oferta, pese a que muchos propietarios este año no alquilarán sus casas y departamentos.

"A raíz del coronavirus, varios retiraron sus inmuebles de la oferta en alquiler, porque decidieron utilizarla para ellos o prestársela a gente de confianza , menciona Sacco.

En La Feliz, la cantidad de operaciones cerradas a la fecha llega, en el mejor de los casos, al 50% comparado a la temporada anterior. "Esperamos la mitad de ocupación", anticipa el presidente del Colegio de Martilleros marplatense, Miguel Ángel Donsini, y aclara que muchos contratos provienen de familias y parejas que vacacionan en esta ciudad habitualmente. 

En otras localidades balnearias, como Pinamar y Cariló, proyectan una ocupación mayor, del 70%, al tratarse de destinos de mayor categoría. 

En el caso de los hoteles, el panorama es todavía más sombrío: las reservas apenas alcanzan el 15% para eneropor lo que las expectativas "no son buenas", según el vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG), Eduardo Palena.

La condición de reservar por un mínimo de noches desalienta a viajeros acostumbrados a viajar por los fines de semana o escapadas de tres o cuatro días. Dato no menor es la prohibición del uso del aire acondicionado en hoteles. 

La crisis del sector

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) calcula que se perdieron 882.000 puestos de trabajo en la Argentina. El sector representa cerca del 8% del Producto Bruto Interno (PBI). 

En enero, existían en el país 5583 agencias de viajes, según el Registro Nacional de Agencias de Viajes del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación. Se estima que ya desaparecieron cerca de un 20% de las empresas que conforman el sector.

Según un estudio que la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) elaboró con Invecq Consultora Económica, el 90% del sector debió endeudarse para mantener su estructura a la espera de la reactivación y el 75% estima volver al nivel de actividad pre-pandemia en un año o despuésEl 95% anticipa que no podrá afrontar sus costos sin la asistencia del Gobierno. 

Según el "monitor nacional" de fin de año de Taquion, el 40% de los argentinos asegura que no puede pensar en tomarse vacaciones, ya que su actual situación económica no se lo permite, mientras que un 15% no lo hará por miedo a un rebrote. Asimismo, una encuesta de Adecco reveló que el 53% prefiere quedarse en su casa.

El programa Previaje, la preventa que lanzó el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación con un reintegro del 50% en viajes por la Argentina para 2021, incrementó la demanda, pero en el sector dicen que se cerraron menos operaciones de las previstas. "Esperábamos que tuviera un mayor impacto y ya termina", indica Palena, a lo que el titular del Colegio de Martilleros marplatense añade: "Dejó afuera a los alquileres".

La expectativa puesta en Navidad también se derrumbó. Según datos oficiales, se tramitaron casi 300.000 permisos de viaje para la Costa, un poco menos de lo esperado por el sector.

Según datos oficiales, de las 2 millones de personas que se movilizaron en todo el país durante fin de año, 815.436 fueron en la provincia de Buenos Aires, principalmente, en Mar del Plata, Villa Gesell, Pinamar, Monte Hermoso, Mar del Tuyú y San Bernardo. También hubo movimiento en Santa Teresita, San Clemente del Tuyú, Miramar y Mar de Ajó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios