El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

Uno de los dueños de Musimundo vuelve a renegociar su deuda

Carsa avisó que no podrá pagar los intereses de la segunda cuota de las ON que había reestructurado a fines de 2018. Alega un faltante de caja de $ 706 millones.

Uno de los dueños de Musimundo vuelve al default

La chaqueña Carsa informó a sus acreedores que no podrá efectuar el pago de servicio de interés correspondiente a las Obligaciones Negociables Serie VIII y IX Clase B. Según explica la sociedad dueña del 50% de la cadena Musimundo en una carta enviada a la Bolsa, una caída en las ventas producto de la falta de abastecimiento por parte de proveedores clave, entre otras razones, provocó un faltante de $ 706 millones en caja.

“El plan de reestructuración de deuda acordado el año pasado con los obligacionistas se hizo en base a un plan de ventas muy conservador”, detalla la compañía. Además de los problemas con los proveedores, Carsa agrega a las causales de la postergación de pago las “retenciones injustificadas de AGIP y ARBA, sobretasas de interés en fideicomisos y ON y gastos de sellados y seguros de caución no cobrados”.

Según la firma, su incapacidad de poder financiar, tanto con recursos propios como con créditos bancarios, el pago de los intereses con vencimiento el 31 de mayo la llevó a tomar esta decisión. “Por otra parte, la sociedad no ha podido colocar con fluidez sus fideicomisos, siendo que la colocación de valores fiduciarios formaba parte esencial del plan de reestructuración financiero presentado y aprobado”, prosiguió el comunicado que lleva la firma de Natalia Canteros, responsable de Relaciones con el Mercado de la compañía.

A su vez, describió que, este panorama, le impidió continuar cumpliendo con fluidez con el programa de pagos a proveedores, bancos y bonistas. “Se muestra inevitable diferir el pago del servicio de interés bajo las obligaciones negociables en circulación”, sentenció. Y explicó: “Somos conscientes de la gravedad de esta medida, pero se considera que es estrictamente necesaria para mantener la operatividad de la empresa y mejorar su capacidad de pago de las obligaciones negociables a futuro”.

A principio de 2019, la firma había anunciado un acuerdo con sus acreedores para refinanciar sus obligaciones negociables a pagarse en cuatro cuotas cada una. Las Serie IX se dividieron en Serie A para los que no aceptaron, por un valor nominal de $ 2.616.667; mientras que aquellos que si suscribieron a la conversión – Serie B – totalizan un valor nominal de $ 362.080.721. Con los tenedores de ON VIII sucedió lo mismo – $ 11.9809.953 -.

En febrero, Carsa realizó el primer pago, de los cuatro acodados, que representó un desembolso en servicios de intereses de $ 208.345.295. De esa cifra, $ 41.485.481 correspondió a la ON VIII y $ 125.374.333 a la IX Serie B.

La compañía había enviado una comunicación a la Bolsa el 21 de febrero avisando que realizaría el pago de los intereses correspondientes a la segunda cuota, la cual vencía hoy. Estos implicaban una erogación de más de $ 61 millones, compuesta de $ 15.259.302 de la ON VIII y $ 46.115.529 de la IX Serie B.

Durante el último año, la cadena de electrodomésticos Musimundo cerró 32 sucursales. Cuatro de ellas bajaron la persiana en los primeros meses de 2019. En abril pasado le tocó su turno a los locales de las ciudades de Santa Fe, San Juan y Bariloche y un mes después dejó la operar una de las sucursales más importantes de la marca en la Ciudad, la de avenida Cabildo y La Pampa.

Carsa aseguró que, en cuanto cuente con recursos suficientes, pagará el servicio adeudado, con intereses compensatorios y moratorios previstos en las condiciones de emisión de las ON. No obstante, supeditó este desembolso a la normalización del abastecimiento, el cual permitirá continuar con el negocio.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo