El Cronista Comercial
MARTES 23/04/2019

Una propuesta que piensa en el campo

El seguro catastrófico es una iniciativa de Marsh que busca atender un problema histórico para el campo argentino. Cuáles son los aspectos más importantes del proyecto, cuál será su valor y a quiénes va dirigido.

Una propuesta que piensa en el campo

La propuesta de Marsh, un seguro catastrófico, no tiene precedentes en el mercado local. Si bien algunos seguros pueden cubrir una gama amplia de riesgos, su concepción es otra. Hay seguros de granizo y granizo con adicionales, que no cubren los riesgos catastróficos. También existen, en menor cuantía, los seguros de Multirriesgo. Estos sí cubren los riesgos catastróficos. Pero están diseñados como seguros de inversión para grandes extensiones con diversidad geográfica propia. Por otro lado, tienen otra dimensión de costos y los requisitos de suscripción de las aseguradoras son mucho más estrictos.

De qué se trata

Alejandro guerrero, CEO de Marsh Argentina y Uruguay, explica que hace tiempo comenzaron a analizar los riesgos de tipo "sistémicos". "Son los que ocurren en todas las zonas del país y suelen asolar a grandes áreas", profundiza. El proyecto prevé una instancia inicial que abarca tres cultivos extensivos como el trigo, soja y maíz por riesgos de sequía, inundación y exceso hídrico. Guerrero espera que "se logre una difusión masiva e incorporar otros cultivos, incluso producciones estrictamente regionales". 

El funcionamiento de la cobertura depende de dos "gatillos" que confluyen en un evento catastrófico: que sea un problema zonal, donde se determina que hay un daño mayor al 50% en un cultivo, y que el producto agropecuario que tiene contratada la cobertura básica de granizo haya sufrido un daño propio e individual de más del 50% de su cosecha. El CEO afirma: "Funciona como una 'franquicia no deducible', es decir, que marca un límite mínimo para acceder a la indemnización pero no se descuenta si lo ha superado. Cada productor agropecuario que se aseguró recibirá una indemnización acorde con su daño real y no con una generalización de lo que pasó en la zona".

Guerrero y el Estudio Cassagne estuvieron en conversaciones para evaluar las posibilidades del producto y su factibilidad jurídica. Ezequiel Cassagne, socio principal del estudio, dijo: "Hicimos una presentación formal en el Ministerio de Agroindustria denominada 'Iniciativa Privada'. Fue presentada por mesa de entrada y, si finalmente el estado la declara de interés público, tendrá que convocar a una licitación a través de la cual se seleccionará al administrador de este seguro a nivel nacional. Ese administrador no se meterá en el negocio de las compañías de seguro. Va a ser libre y no exclusivo: todas las aseguradoras van a poder brindar el producto".  El administrador va a gestionar el sistema de reaseguros y lo ligado a la comprobación de los hechos y el disparador de las pólizas. No será un producto de carácter obligatorio. La idea es que funcione como un contenido mínimo en los seguros de granizo. "Necesitamos que la SSN dicte una resolución incluyendo como contenido mínimo estos tres hechos  para los cultivos en cuestión en las pólizas de granizo", agrega Cassagne. 

PwC también acompañó  a Marsh en el trabajo de estructurar el proyecto, darle un formato de iniciativa privada y presentarlo en el Ministerio de Agroindustria.

Respecto al costo que tendrá, Guerrero sostiene que podrá variar de año en año, pero sugiere un límite máximo de costo que no supere el 35% del monto histórico medio de la tasa de la cobertura de granizo de los últimos 10 años. "En proyección actual, de no mediar nuevos eventos catastróficos en esta campaña, estamos hablando de un valor de unos u$s 2 por hectárea sembrada. Además de esto, a efectos de disminuir aún más el impacto al productor pequeño, hemos desarrollado algunas soluciones financieras alternativas para que el costo sea  prácticamente neutro para pymes y productores individuales agrícolas", remarca. 

Equipo completo

Varios players respaldan la iniciativa de Marsh. Uno de ellos es Guy Carpenter, firma que tiene el 96% de los reaseguros del mercado de seguros de agricultura en EE.UU. Por otro lado, AgriLogic, entidad privada estadounidense que se especializa en el diseño de planes catastróficos de agricultura. Marsh cuenta con el apoyo de mercados internacionales de reaseguros  de riesgos agropecuarios.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo