El Cronista Comercial

Una empresa saudí destrona a Apple como la más valiosa del mundo

Desde que el 11 de diciembre Saudi Aramco hizo su debut en la bolsa, la petrolera saudí se convirtió en la empresa con mayor capitalización bursátil y así ocupó el puesto que se disputaban Apple, Microsoft, Google y Amazon

Una empresa saudí destrona a Apple como la más valiosa del mundo

En la última década, las empresas de tecnología superaron en términos de facturación a las compañías más "tradicionales". Sin embargo, y tras años de disputarse la punta, las 'techies' estadounidenses ya no encabezan el ranking de las firmas más valiosas del mundo. 

Desde que el 11 de diciembre Saudi Aramco hizo su debut en la bolsa de Riad, la petrolera árabe se convirtió en la empresa con mayor capitalización bursátil (u$s 1,8 billones).  

Así, la compañía que tiene una producción diaria de 10 millones de barriles y unos ingresos de casi u$s 356.000 millones, hoy lidera el ranking que elabora todos los años la consultora EY (Ernst & Young), seguida por Apple (u$s 1,2 billones), Microsoft (u$s 1,2 billones), Alphabet (la compañía madre de Google, u$s 938 millones) y Amazon (u$s 926 millones). Hasta el año pasado, estas tecnológicas conformaban el top-5 y se alternaban la supremacía.

Por qué las empresas dirigidas por multimillonarios son más rentables

Los multimillonarios gestionan mejor sus negocios que otros líderes empresariales. Así se desprende del relevamiento "The Billionaire Effect", realizado en conjunto por UBS y PwC. Según el informe, entre 2003 y 2018, las compañías con oferta pública de acciones controladas por las personas más ricas del mundo tuvieron una rentabilidad anual del 17,8%, contra el 9,1% que registró el índice mundial MSCI ACWI, que incluye a grandes empresas de 23 países desarrollados y 24 emergentes.

En 2018, Microsoft quedó primera en el ranking, con una valoración de u$s 785.026 millones, cifra menor a la mitad de la cotización actual de Saudi Aramco.

Puesto en el ranking Empresas más valiosas Valoración 
1 Saudi Aramco  u$s 1,8 billones
2 Apple  u$s 1,2 billones
3 Microsoft u$s 1,2 billones
4 Alphabet  u$s 938 millones
5 Amazon u$s 926 millones

Los analistas consideran que la petrolera mantendrá su liderazgo por mucho tiempo y que habrá que esperar bastante para el surgimiento de un nuevo gigante que la desplace. Su influencia es tan grande que, cuando en septiembre pasado sufrió un ataque terrorista en sus instalaciones, se provocó un desbarajuste en el precio global del crudo.

En el día en el que la petrolera debutó oficialmente en el mercado de valores, sus acciones subieron hasta un 10% máximo permitido por encima de su precio de su oferta pública inicial (IPO, por sus siglas en inglés), pasando de u$s 0,85 a u$s 9,4.

En la semana previa a su salida a la bolsa, la empresa lanzó su IPO y levantó u$s 25.600 millones, una cifra que quedó muy por debajo del plan original que se informó en 2016, cuando se comunicó que se buscaría recaudar hasta u$s 100.000 millones. 

La firma es una empresa estatal controlada por la monarquía de Arabia Saudita. Actualmente, está dirigida por el príncipe heredero del país, Mohammed bin Salman, líder de facto acusado del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, quien falleció el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudita en Estambul.

El crimen desató el repudio global y puso a la familia real en el centro de la escena por su presunta implicación en el acontecimiento. Al principio, las acusaciones fueron negadas por la realeza saudí hasta que, semanas atrás, Mohammed bin Salman se responsabilizó por el hecho: dijo que ocurrió bajo su "supervisión", aunque sin su conocimiento.

Según anunció, la empresa, que fue fundada en 1933 y emplea a 54.441 personas, apunta a diversificar la economía de Arabia Saudita e impulsar el desarrollo de otros sectores, para reducir su dependencia de la producción de petróleo.

Así, utilizará los fondos recuadados para financiar proyectos locales, provenientes del apoyo de inversores nacionales y regionales (especialmente de la zona del Golfo), mientras que el interés extranjero todavía es escaso.

Desde el Ministerio de Finanzas señalaron que aprovecharán el "ruido" que está haciendo la compañía para seducir a los inversores. No obstante, el hecho de que la petrolera sea la empresa con las emisiones de carbono más altas del mundo (equivalentes a 59,26 mil millones de toneladas desde 1965) los desalienta. 

Shopping