Uber vuelve a aceptar el pago con tarjetas emitidas en la Argentina

Desde hoy los usuarios de la app podrán abonar sus viajes con medios electrónicos, tras un fallo de la Justicia que revocó una prohibición impuesta en 2018.

La app de viajes compartidos Uber volvió a aceptar pagos tarjetas de crédito y de débito emitidas en la Argentina, indicaron voceros de la compañía a El Cronista. La plataforma había sido obligada a suspender su uso en septiembre de 2018, a raíz de un fallo de la Justicia porteña.

"En mayo de 2019 la Cámara de Apelaciones de la Ciudad de Buenos Aires revocó este fallo. A partir de esta revocación perdió todo sustento legal la orden de bloqueo de tarjetas de crédito", explicó la compañía mediante un comunicado.

El fallo original del juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 25, a cargo del juez Ladislao Endre, preveía, además, una multa para la empresa para su CEO de $ 60.000, además de dos años de inhabilitación para ejercer cualquier actividad relacionada con el transporte de pasajeros en en la ciudad. La decisión se basaba en que la compañía organizaba actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público porteño.

Sin embargo, la Sala III de la Cámara declaró meses más tarde que la actividad de Uber no constituye una contravención. En junio, en tanto, el Tribunal Superior de Justicia porteño en junio, revocó el bloqueo a la aplicación y a su página web en todo el país, que había sido ordenado por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad.

Por el momento, Mendoza es la única ciudad de la Argentina que reguló la actividad de la plataforma. En el resto de las localidades donde la app desembarcó lo hizo con polémica.

En Córdoba, por ejemplo, las protestas de taxistas y remiseros en varios puntos de la ciudad y los operativos de secuestro de vehículos obligaron a Uber a limitar la disponibilidad de la aplicación. Todo esto en un lapso de apenas 20 días.

Además, AFIP le reclama a la compañía $ 358 millones en conceptos de impuestos presuntamente evadidos.
 

Tags relacionados
Noticias del día
La limitante a comprar un máximo de u$s 38.000 semanales provocó que cayera de u$s 20 millones a u$s 5 millones la operatoria diaria. Llamados del regulador persuaden a no transaccionar

Nuevo cepo de CNV desplomó volumen negociado de dólar Bolsa

Una de cal y una de arena había provocado en la City la regulación de la CNV que bajaba de dos días a uno el parking para poder comprar dólares en la Bolsa. Esa era la noticia positiva, que estaba arriba de todo, pero abajo de todo en la circular decía que se limitaba a un máximo de 100.000 nominales las operaciones de cable, por lo cual ninguna empresa ni persona podía comprar más de u$s 38.000 por semana a través del contado con liquidación. O sea, para mandar divisas al exterior.
Lo que provocó esta noticia fue una abrupta caída del volumen negociado en el CCL, al descender de u$s 16 millones diarios a u$s 5 millones en el AL30c, que es el ticker del Argentina Ley Local 2030. Pero también provocó una caída en la operatoria del dólar MEP, ya que el AL30D cayó de negociar u$s 30 millones a u$s 20 millones por día.
Pero la caída fuerte estuvo en el AL30C, el Argentina 2030 cable, que cayó de entre u$s 25 y u$s 30 millones diarios, con fuerte presencia oficial suministrando liquidez (el mercado cree que es el BCRA), a u$s 5 millones diarios.
El uso de los AL30, el bono referencia para el cable, colapsó por la normativa, y comenzó a migrar hacia los Globales, GD30, y eso generó el desarbitraje.
Los llamados a los brokers por parte del regulador para persuadirlos a que se limiten a operar dólar MEP y CCL asustaron también a los Alycs que no recibieron los llamados, pero por precaución se abstuvieron de negociar esos títulos. "Por coletazo tuvimos que bajar el ritmo. Nadie quiere tener al regulador en la nuca vigilándote cada segundo, con el riesgo de comerte un sumario y una suspensión por el poder que tiene", se sincera el dueño de una de las grandes sociedades de bolsa, que cambia su anonimato por sus sinceras palabras.
El rulo cablero denominan en el mercado al 2% que se podía llegar a ganar por la diferencia que llegó a haber entre las cotizaciones del dólar MEP (divisas que se compran a través de bonos en el mercado bursátil y quedan en el país) y el contado con liquidación, que siempre es más caro porque son billetes que van a parar directo a cuentas del exterior.
Este desarbitraje se dio porque la regulación sólo afectó a los bonos de ley Argentina, mientras que los globales quedaron libres.
fue utilizado por un bróker en forma masiva a través de un robot, con distintos cuits de clientes (u$s 30 les pagaba a cada uno, y ellos se hacían de u$s 760) hasta agotar el cupo de los u$s 38.000 semanales con cada uno. Dicen que se abusó de la situación entonces el conflicto estalló por los aires.
El regulador no impide que se haga, pero sí pide que no sea de manera masiva, sino sólo con unos pocos clientes, los más importantes, como si fuese una suerte de rulo VIP. Y quienes lo hagan serán monitoreados y auditados con la lupa por parte del regulador.

Compartí tus comentarios