Turismo 2021: el sector se prepara para un año al 30% de su capacidad

Sin viajes de negocios ni convenciones en la Ciudad de Buenos Aires, el sector ve complicada la situación para el año próximo. Advierten que con esos números "el negocio no cierra"

El turismo fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia en todo el mundo. Países que cerraron fronteras, requisitos sanitarios para los viajeros, vuelos suspendidos fueron moneda corriente durante todo el año. Y tras la temporada alta de verano, los pronósticos no son alentadores. Sin viajes corporativos ni convenciones, en la ciudad de Buenos Aires se espera para 2021 una ocupación promedio del 30%.

"Con esos números el negocio no cierra. Además, está la prohibición de despidos, la doble indemnización. Es una situación muy compleja", dice Arturo García Rosa, presidente y fundador de RHC Latin America and The Caribbean, consultora especializada en asesoramiento integral para la industria de hoteles, turismo y negocios inmobiliarios relacionados.

El especialista cree que para el sector el retorno a la normalidad será muy complejo. Algunas proyecciones indican que para volver al nivel de actividad de 2019 habrá que esperar hasta 2022 o, incluso, 2023.

La temporada de verano, sin embargo, podría dar algún respiro. Con el cierre de Uruguay y el aumento de casos en el sur de Brasil, se privilegiará el turismo de cercanía, podría llevar algún beneficio a los hoteles de la cosa atlántica.

"La gente va a tratar de salir de vacaciones porque está cansada de estar en su casa, espcialmente en lugares a los que se pueda viajar en auto. Es lo que pasó en casi todas partes del mundo. Pero el verano pasa rápido y después hay que seguir", agrega García Rosa.

El panorama no es alentador. Por un lado, el mercado de viajes corporativos está muy difícil y, aunque puede empezar a aparecer tímidamente, la situación económica global y la de la Argentina en particular, dañó los presupuestos de todas las compañías. En cuanto a convenciones y congresos, va a seguir la tendencia de hacerlos con videoconferencias.

"La llegada de la vacuna es crucial para el sector, pero hay que tener en cuenta el timing. Lo que se pensaba que iba a estar solucionado en abril o mayo, pero va a tardar un poco más y vemos que es casi inevitable una segunda ola en el hemisferio sur. Lo positivo es aprendimos a convivir con la pandemia y no va a ser igual que la primera", aporta Fabián Rodríguez Suárez, Managing Partner de HRC.

Distanciamiento

En ese sentido, destaca que las personas ya naturalizaron las medidas de distanciamiento y el uso de barbijo, que le permitirían al turismo retomar las actividades. En su opinión, los destinos con aire libre y los hospedajes fuera del centro de las ciudades serán los que muestren mayores niveles de ocupación. Como contrapartida, los grandes hoteles en torre, con cientos de habitaciones estarán en una situación delicada.

Para contrarrestar esta situación, ambos especialistas, pronosticaron más acuerdos de rebranding como los del Panamericano porteño, que comenzó a operar bajo la bandera de Marriott, y el de Bariloche, con Sheraton. La marca internacional ofrece una garantía de que se va a cumplir con los protocolos sanitarios y es una manera de atraer a más pasajeros.

La ventaja que tiene el sector hotelero argentino, sostienen, es que tiene poco apalancamiento y, por lo tanto, financieramente tiene pocos problemas. "Mientras en los países vecinos hubo compañías que se vendieron por el precio de la deuda, a nivel local no sucede eso. No tener crédito fue una ventaja para el sector", concluye Rodríguez Suárez.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios