El Cronista Comercial

Todos los vuelos regionales vuelven a operar desde Aeroparque

Entre 2018 y 2019, habían sido trasladados a Ezeiza. La medida será anunciada por el Gobierno hoy a las 18 en Casa Rosada.

Todos los vuelos regionales vuelven a operar desde Aeroparque

Vuelven a operar los vuelos regionales en Aeroparque Jorge Newbery. Hoy, a las 18 se realizará el anuncio oficial en Casa Rosada, según le informó a El Cronista una fuente allegada al Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación.

Matías Lammens, quien dirige esta cartera, y Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación, serán los encargados de comunicar la medida.

El 3 de mayo de 2018, dejaron de operar gran parte de los vuelos regionales que funcionaban en el aeropuerto nacional y fueron trasladados al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, con excepción de los que tenían como destino u origen Uruguay (Montevideo y Punta del Este). La otra mitad dejó de hacerlo progresivamente hasta el 1° de abril de 2019, fecha límite que se estableció para la concreción de la segunda etapa del traslado.

Las aerolíneas esperan medidas para mejorar costos y salir del rojo de u$s 700 millones

Las aéreas cerraron un año difícil. Si bien crecieron los pasajeros de cabotaje, fueron afectadas de lleno por la fuerte devaluación del peso desde 2018, y todas registraron números en rojo, según se estima en el sector, por poco más de u$s 700 millones en total sólo en 2019.

Así, Aeroparque quedó como una estación aérea reservada únicamente para vuelos de cabotaje. El objetivo –según detalló el ministerio de Transporte, dirigido en ese momento por Guillermo Dietrich, en julio de 2017, cuando anunció la medida que se plasmó en la resolución 183/2018– era de dotarlo de una mayor capacidad operativa para albergar a las nuevas aerolíneas que comenzarían a operar desde allí: JetSmart, Norwegian y Flybondi. 

En aquel entonces, la medida afectó a las compañías con vuelos internacionales en ese aeropuerto: Aerolíneas Argentinas, Austral, Latam, Gol y Amaszonas.

La decisión se fundamentará, entre otras razones, en la superpoblación de vuelos que se registra en determinadas horas en Ezeiza, lo que provoca largas filas en migraciones y demoras en el ingreso y el egreso del país, sobre todo en el caso de viajeros extranjeros, donde el proceso suele ser un poco más lento que con los argentinos.

De hecho, desde Aeropuertos Argentinas 2000, explicaron que en los últimos días, por el alto caudal de pasajeros que viajaron por las Fiestas, "el área de migraciones de Ezeiza estuvo saturada" y se debió reforzar el sector con personal extra. 

No obstante, consideraron que si bien se intenta descomprimir Aeroparque, éste no se encuentra "colapsado", ya que su capacidad operativa cuenta con respaldo para incluso un número mayor de operaciones que las actuales. Igualmente, fuentes del sector aeronáutico aclararon que el inconveniente se registra por la noche, debido a que no existen lugares suficientes para el pernocte de los aviones y afirmaron que "es algo de lo que se venía hablando desde hacía un tiempo".

Antes de que se produjera el traslado a Ezeiza de los vuelos regionales, los mismos representaban, en promedio, el 12% del movimiento de Aeroparque (40 de 340 aéreos en total).

Shopping