El Cronista Comercial

Piletas en vez de vacaciones: se reactiva la venta de materiales para refacciones

La brecha cambiaria llevó el costo por metro a su nivel más bajo en 18 meses. Sin perspectivas de vacaciones y con excedente de pesos, muchos eligen remodelar o ampliar sus hogares

Súper cepo al dólar, Ahora 12 y Precios Cuidados impulsan venta de materiales para la construcción

El supercepo, que amplió aún más la brecha entre el dólar oficial y el paralelo, impulsó la venta minorista de materiales, que ya recuperó los niveles de antes de la cuarentena. Con el costo de la construcción más bajo de los últimos 18 meses y la falta de perspectiva de gastar dinero en vacaciones son muchos los que piensan que llegó el momento de remodelar el hogar.

Esta recuperación ya se empieza a ver en el índice que elabora en forma mensual el Grupo Construya . En mayo el indicador estaba un 32,4% por ciento en la comparación interanual. En agosto, aunque el número seguía 17% por abajo de los registros de igual mes de 2019, la parálisis de las obras en gran parte del país permite atribuir la mejora prácticamente por entero al segmento minorista.

"Confluyen dos cuestiones. Por un lado, hubo inyección de muchos pesos en la calle, con el ingreso familiar de emergencia (IFE) y la doble asignación universal por hijo (AUH). Al no haber nada abierto, empiezan a hacer reformas en la casa. En la otra punta, está el que tiene el dólar billete. Para ese consumidor es el momento perfecto, porque mano de obra y materiales tarda cerca de un año en equipararse con la devaluación", dice Daniel Muñiz, director de Ventas de Parexklaukol y director del Grupo Construya.

Los principales beneficiarios de este incremento, explica, fueron los corralones de barrio. Sin embargo, de a poco, las como Sodimac e Easy ya comenzaron a incrementar el movimiento en sus tiendas.

"En el último mes vimos un incremento de movimiento de clientes en tienda. Y estamos vendiendo de todo, desde productos de inicio de obra, como cemento y cal, hasta los de terminación, como azulejos, grifería y sanitarios. Hay un pico de ventas en todos los productos", dice Martín Carísimo, gerente Regional de Familia Bercomat. Agregó que quien cree que no se irá de vacaciones se decide a construir una pileta.

En el sector esperan, además que los créditos Procrear para refacción de viviendas, ayude a impulsar aún más la demanda. Y, aunque dicen que todavía no empezaron a recibir consultas de los adjudicatarios de los préstamos, creen que el movimiento empezará a verse en las próximas semanas

También despiertan expectativa los planes Ahora 12 y Precios Cuidados , que el Gobierno anunció en las últimas semanas para el sector.

El precio del metro cuadrado de construcción, agrega, pasó de u$s 1500 a menos u$s 700 en apenas 18 meses y eso hace que, para muchos, las remodelaciones sean más alcanzables. Hoy con la misma plata, se puede acceder a mayor calidad o a mayor cantidad de metros.

"Marzo abril y mayo fueron desastrosos. En junio empezó a notarse la inyección de plata en el mercado. Desde entonces un fuerte incremento en la demanda minorista, especialmente en el noroeste, el nordeste y en Cuyo, y es posible que esta última devaluación la impulse aún más", vaticina Muñiz.

En tanto, en el área metropolitana de Buenos Aires, las ventas empezaron a crecer hace menos tiempo. Hubo que esperar hasta que la ciudad empezara a liberar restricciones para que se replicara lo que se veía en otros puntos del país.

"Estuvimos cinco meses sin hacer nada. Pero desde hace un mes que la venta minorista empezó a crecer. Hoy estamos en los mismos niveles de marzo", cuenta Pablo Gaytán, uno de los dueños de Corralón Ciudadela.

"La gente pasó más tiempo en las casas y se dio cuenta de la necesidad de adecuarla la nueva normalidad", dice Giarrocco, de Häfele

Muchos de sus compradores, señala, ya están pensando en hacer su casa más confortable para el verano, porque saben que no van a poder salir de viaje. Además, sin posibilidad de destinar el dinero a gastos de ocio, apuestan a remodelar sus casas como una manera de ganarle a la inflación.

Durante la cuarentena, los precios de los materiales tuvieron aumentos que están en línea con la inflación. Con la incorporación de la categoría materiales de construcción al programa precios cuidados –que establece "valores de referencia" un 5% promedio por debajo de los importes de mercado– los consumidores refuerzan la idea de que hay una oportunidad de acceder a reformas que venían postergando con precios más accesibles

"El problema es que las fábricas no están trabajando al 100%. Entonces, hay faltante de ladrillos huecos, de hierros, los despachos de cemento tardan dos o tres días, y así todo", agrega Gaytán.

El fabricante de herrajes Häfele, señala que aunque su segmento estuvo menos impactado por la cuaretena que otros, en el último mes se notó un incremento de demanda. En su opinión, el que tiene la plata –ya sean dólares o excedente de pesos– quiere cubrirse de una eventual devaluación en el tipo de cambio oficial.

"Además, vemos que hay una demanda reprimida de varios meses. A eso se le suma que la gente está mucho más tiempo en sus casas y empieza a notar que necesita adaptarla a las necesidades de la nueva normalidad. Por eso, cuando se alivió un poco la cuarentena empezaron a ver cómo remodelar o ampliar", dice Darío Giarrocco, director de Häfele Argentina.

Ahora, agrega, ya se empieza a ver una curva ascendente en el negocio. Y como la devaluación tarda en trasladarse a precios, es posible que en los próximos meses se extienda el fenómeno, con ofertas interesantes para el consumidor final.

Shopping