El Cronista Comercial

Presionado por el "buitre" Singer, SoftBank se resiste a vender su parte en Alibaba

Está cotizada en u$s 150.000 millones. Es una de las cosas por las que presiona Elliott, el fondo que ingresó como accionista en el grupo japonés

SoftBank se resiste a vender su parte en Alibaba

El CEO de SoftBank, Masayoshi Son, le echó agua fría a la idea de recortar la participación de la empresa, de u$s 150.000 millones, en el gigante chino de comercio electrónico Alibaba, después de que el fondo Elliott, que ingresó a su capital accionario, exigiera grandes retornos por su inversión.

Elliott es el fondo de Paul Singer, el "buitre" que llevó su reclamo contra la Argentina al juzgado de Thomas Griesa. Su aparición como accionista de Softbank renovó el foco en el 26% de participación que tiene en Alibaba, el mayor activo de su cartera y la mejor apuesta tecnológica de Son hasta la fecha. 

Elliott, que en el mundo corporativo es uno de los inversores activistas más reconocidos, acumuló una tenencia de casi u$s 3000 millones en SoftBank. Ahora, quiere forzar cambios, incluyendo recompras de acciones del apremiado gigante financiero japonés por u$s 20.000 millones, indicaron fuentes citadas por la agencia Reuters.

Pero Son indicó que no tiene apuro en vender las acciones de Alibaba, lo que despierta interrogantes aceca de cómo podría SoftBank financiar cualquier recompra potencial.

"Creo que Alibaba tiene mucho espacio para crecer. No tengo ningún apuro en vender acciones", dijo el ejecutivo en una conferencia de prensa este miércoles.

SofBank ya está elevadamente apalancado y lucha por atraer dinero externo para un segundo fondo de tecnología. La resistencia de Son a vender la tenencia en Alibaba deja poco margen para recompras de la escala de las que quiere Elliott, dijeron los analistas.

"Desde la perspectiva de un accionista, deberías venderlo e invertir en las cosas que van a generar retornos", opinó Kirk Boodry, analista de Redex Holdings, quien escribe en la plataforma de research Smartkarma.

Si SoftBank piensa que sus retornos no pueden rendir menos que Alibaba, "parecería raro estar en el negocio del venture capital", observó.

SoftBank hizo poco para disipar las preocupaciones de los inversores acerca de su estrategia, tras reportar que su beneficio trimestral fue virtualmente barrido por un segundo trimestre consecutivo de pérdidas en su Vision Fund, de u$s 100.000 millones.

"Estos resultados validan nuestras preocupaciones de que muchas otras cosas que hace SoftBank fuera de Alibaba condujeron a distracciones o destrucción de valor", escribió en una nota Atul Goyal, analista de Jefferies.

La participación en el gigante de e-commerce vale unos u$s 150.000 millones, más que la capitalización de mercado misma de SoftBank, que es de u$s 110.000 millones.

El grupo de Son tiene pocos otros activos que podría utilizar. Por ejemplo, una participación de dos tercios de la unidad de telecomunicaciones SoftBank Corp, pese a que el grupo SoftBank confía en los dividendos de este negocio para su flujo de fondos. 

La unidad se comprometió a pagar el 85% de su ingreso neto como dividendos.

El grupo SoftBank tiene 3,8 billones de yenes (u$s 35.000 millones) en efectivo y equivalentes de efectivo en sus libros, al cierre de diciembre.

No obstante, el uso de eso está restringido por la propia política financiera de SoftBank -en un esfuerzo por retener inversores-, que incluye la promesa de mantener suficiente efectivo para cubrir los vencimientos de bonos por, al menos, dos años.

El engrosado costo de deuda de SoftBank está entre los más altos de todas las compañías que componen el índice Nikkei 225 de Japón, según datos de Refinitiv.

Son vendió parte de la tenencia en Alibaba para afrontar la adquisición de la diseñadora de chips Arm, en 2016. Uso una transacción de derivados, para capturar al alza el consecuente aumento de la acción de Alibaba, un movimiento que fue una sorpresa en ese momento y bien podría augurar otras.

Mientras que Son declaró el miercóles que estaba alineado con las preocupaciones de Elliott, dejó en claro que los cambios serían en sus propios términos.

"Yo soy el mayor accionista de SoftBank. Por lo tanto, me preocupo por el precio de la acción y también quiero elevar el valor de la corporación", dijo.

"No obstante, el método debería ser dejado a nosotros, el management", subrayó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo