El Cronista Comercial

Sigman pidió equidad impositiva para los laboratorios que producen en el país

Pese a la apuesta, el número uno de Insud reconoció que producir en la Argentina cuesta mas que importar. Culpó al Estado de no dar suficientes incentivos para que la inversión sea mayor, aunque despegó al actual Gobierno

Emocionado hasta las lágrimas, Hugo Sigman, uno de los empresarios mas importantes del país y número uno de Insud, inauguró ayer una planta en Garín de Mabxience, la compañía del Grupo que produce biosimilares y en la que invirtió u$s 40 millones.

Frente a unas 1000 personas, incluidos el presidente Alberto Fernández, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kiciloff, ministros y funcionarios ademas de otros importantes empresarios y políticos, Sigman se quebró al decir que muchos le preguntan por qué sigue invirtiendo en la Argentina a pesar de que pasa mas tiempo en España por temas familiares que en el país y con todas las complicaciones económicas que hay. "Porque llevo en las venas el país en que nací. Porque me siento agradecido porque acá tuve una educación gratuita igual que mis tres hijos. Ademàs, nuestro país está lleno de buenos científicos. Fue fácil desarrollar nuestros productos acá por eso", contestó.

Llamó además a hacer una autocrítica a todos los empresarios porque dijo que en la Argentina la baja inversión que hay en ciencia y tecnología se hace al revés del mundo. El 25% lo aporta el sector privado mientras que en los países mas desarrollados ese porcentaje viene del sector público.

Aunque aseguró que en el país "tenemos un bajón y hace falta un impulso antidepresivo" responsabilizó al Estado de no dar suficientes incentivos para que esa inversión pueda ser mayor. Reconociendo que se trata de otro problema histórico no vinculado a este gobierno, se quejó también de la carga tributaria que hay en la fabricación de medicamentos. "Hay una gran iniquidad entre quien fabrica y quien importa. Por traer un producto terminado de España no se cobra arancel pero los fabricados en la Argentina tienen 30% de diferentes impuestos como IVA y los municipales", dijo.

De hecho, Sigman aseguró que los biosimilares que se producen en la nueva planta tienen un importante impacto por costos más bajos, sustituyen importaciones y logran mejorar la balanza comercial. Según sus cálculos en los últimos 7 años generaron unos u$s 400 millones de ahorro de divisas.

El alto precio de este tipo de medicamentos además, explicó Sigman que ponen en crisis los sistemas de financiación públicos y privados porque cuestan hasta u$s 2 millones por paciente.

Con la nueva planta de biosimilares, la compañía logró duplicar su capacidad de producción con la posibilidad de cubrir la demanda del mercado nacional e internacional durante los próximos 10 años.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar