El Cronista Comercial

Samsung apuesta a duplicar sus ventas de smartphones de alta gama

De la mano de las últimas tres versiones de su teléfono insignia, la firma busca consolidar su posición de liderazgo en el segmento. Para incentivar las ventas, lanzó su propio plan canje para renovar el celular y ofrece planes de financiación

Samsung apuesta a duplicar sus ventas de smartphones de alta gama

Por estos días, en las tiendas de Samsung, se vive una realidad distinta a la que registran puertas adentro locales de otras compañías en el país. Los teléfonos no paran de sonar y las sucursales se ven abarrotadas de personas que hacen largas filas para llevarse un celular nuevo. 

Es que desde que inició la preventa oficial de los Galaxy S10, S10+ y S10e el viernes pasado; que se extiende hasta el 9 de mayo a través del sitio oficial de la marca, locales seleccionados y los principales minoristas y operadores, se agotó el stock de los tres modelos del teléfono insignia de la compañía en apenas pocas horas y ya hay lista de espera. "Nos preparamos para ello, pero los resultados no dejan de soprenderme. Vendimos en un fin de semana lo que esperábamos vender en 15 días", asegura Bruno Drobeta, director Senior de Mobile de la filial local de Samsung. 

¿Cómo es que en un contexto recesivo como el que atraviesa el país muchos argentinos adquieren dispositivos móviles de alta gama? Drobeta define al mercado de celulares como "el más anticíclico de los bienes durables". "Debido a su mayor uso, se transformó en un artículo de primera necesidad, a tal punto que posiblemente en unos años integrará la Canasta Básica", comenta.

Justamente, por tratarse de un elemento básico en la vida de las personas, es que, incluso en momentos de crisis como el actual, su consumo no se ve afectado: "Se prioriza su recambio pese a la coyuntura adversa. Cada vez más, se incorpora el smartphone a edad temprana y rápidamente se da la migración de 3G a 4G. Tampoco falta tanto para que hablemos de 5G".

Llegada esa instancia, según el ejecutivo, el celular no se tratará de una simple herramienta tecnológica, sino que pasará a estar en el epicentro de la rutina de la sociedad, regulando distintos aspectos de la vida diaria. "Permitirá ampliar el ecosistema. Por ejemplo, los vehículos y las actividades de la casa se podrán gestionar completamente desde el teléfono", anticipa. 

El nivel socioeconómico de los usuarios es otra de las variables que explica el crecimiento sostenido de las ventas del rubro. En este sentido, el director comercial de la unidad de negocios local de la firma subcoreana explica que la pirámide poblacional se asemeja más a un rombo: "La base más grande está en el medio. En el segmento ABC1, no se encuentran los únicos consumidores. Incluso, los de menos recursos están dispuestos a desembolsar por un celular de alta gama alta". 

Teniendo en cuenta estos factores, al cumplirse 30 años de su llegada a la Argentina, la compañía se propuso duplicar el mercado local de celulares premium y consolidar su liderazgo en el sector, a pesar de la compleja situación económica. "Mientras que el 95% de las empresas postergaron sus planes de inversión en el país, nosotros seguimos apostando por él. Es una estrategia que va más allá del momento particular que vive la Argentina", indica Drobeta, y destaca que Samsung es líder en el nicho de alta gama.

"No nos centramos en el contexto, sino en las necesides de los consumidores. Cualesquiera sean las circunstancias, queremos traer las últimas novedades tecnológicas. Cabe destacar que la Argentina es el tercer mercado más importante de la región, detrás de Brasil y México", señala el directivo, y aclara que la decisión se tomó a comienzos de año, cuando las previsiones para 2019 indicaban que sería un año complicado y de incertidumbre. "Se nos presenta el desafío de encontrar la manera de facilitarle a la gente las incorporación de nueva tecnología", añade.

Para crecer en el segmento, Samsung busca expandir el volumen de sus clientes y hacerles llegar una oferta de valor agregado, renovando su portfolio cada dos años. "Si se comparan otros verticales de negocio y la distancia que los separa de los países que encabezan los últimos lanzamientos en materia de innovación, observamos que el gap en mobile tiende a achicarse. Antes, los celulares llegaban a la Argentina tres meses después de presentarse en otros mercados. Hoy, en Samsung, los estamos vendiendo a los dos meses, y trabajamos constantemente para que en un futuro podamos hacerlo en el plazo de un mes", cuenta Drobeta, al tiempo que indica que 6 de cada 10 argentinos poseen un celular de la marca.

Para incentivar el recambio de los equipos, que ronda en 18 meses aproximadamente, la empresa otorga planes de financiación (de 6, 12 y 18 cuotas sin interés) y lanzó un propio programa de canje, Galaxy para siempre, que permite cambiar el smartphone (aunque sea de otra marca) por uno de los tres modelos de S10.

En gran medida, estas acciones se apalancan en la baja de los impuestos internos, tras la reforma tributaria que eliminó la alícuota del 6,5% para los productos fabricados en Tierra del Fuego, y el posterior descenso de los precios para el consumidor final. "También, hicimos más eficientes nuestros procesos, gracias a la implementación de tecnología y el abaratamiento de los costos", concluye el ejecutivo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo