El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

Rige el ajuste trimestral para los impuestos internos a los automotores

Se publicaron en el Boletín Oficial las modificaciones introducidas por el Presupuesto 2019. Cómo quedaron las bases imponibles.

Rige el ajuste trimestral para los impuestos internos a los automotores

Entraron en vigor los cambios introducidos por el Presupuesto 2019 en los impuestos internos a los vehículos automóviles y motores, embarcaciones de recreo o deportes y aeronaves, que de ahora en más se actualizarán trimestralmente -lo informará la AFIP- tomando como referencia la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Mediante el Decreto 1/2019, publicado este jueves en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los ministros Dante Sica y Nicolás Dujovne, el Gobierno dispuso que se ajustará en los meses de enero, abril, julio y octubre de cada año. Antes la modificación era anual.

La norma modifica, además, las bases imponibles del tributo en cuestión para los vehículos automóviles y motores, embarcaciones de recreo o deportes y aeronaves.

Así, los vehículos automotores terrestres concebidos para el transporte de personas (excluidos los autobuses, colectivos, ambulancias y coches celulares) o para acampar, así como los motores quedan excluidos del impuesto cuando su precio de venta, sin considerar impuestos, sea igual o inferior a $ 1.400.000 (antes era de $ 900.000).

En el caso de las motos y los velocípedos con motor, quedarán alcanzados a partir de $ 380.000 (hasta hoy era de $ 140.000).

Finalmente, las embarcaciones concebidas para recreo o deportes y los motores fuera de borda aumentan su base imponible a $ 1.250.000 (previamente era de $ 800.000).

Los bienes que se sitúen sobre la base tributarán la tasa del 20% dispuesta sobre la base imponible respectiva.

Certidumbre

La modificación viene a fijar reglas caras en el ajuste de la base imponible que hasta hoy se realizaba una vez por año y cuyos montos dependían enteramente de la discrecionalidad de los funcionarios.

Por la falta de actualización más la inflación, terminaban siendo alcanzados cada vez más vehículos por un gravamen que originalmente estaba pensado para automóviles de alta gama.

Para tener una idea, cuando se instrumentó el impuesto, en 2008, tributaban autos de más de u$s 65.000.  Devaluación mediante, a fines de 2018 el tributo afectaba a vehículos con precios desde u$s 32.100. 

Comentarios1
Mariano Legorburu
Mariano Legorburu 03/01/2019 03:50:08

es todo mentira

Recomendado para tí


Seguí leyendo