El Cronista Comercial

Retail: eficiencia, tecnología y políticas públicas, las claves para alentar consumo

Desde Walmart, Farmacity y Garbarino destacaron la necesidad de ganar eficiencia en toda la cadena de valor, centrándose en las necesidades del consumidor e incoporando tecnología en un nuevo contexto de consumo. Además, destacaron la necesidad de políticas que impulsen una mejora del poder de compra de la población y una rebaja en las tasas de interés

Para alentar el consumo, las firmas de retail precisan mejorar su eficiencia, poner el foco en el consumidor y sus necesidades e incorporar tecnología a la cultura empresarial, además de otras cuestiones necesarias que deberá encarar el próximo Gobierno de Alberto Fernández: políticas públicas para recuperar el poder de compra.

Estas fueron algunas de las conclusiones del panel Retail del 12º Encuentro de los Líderes, en el que participaron Dolores Fernández Lobbe, gerente general de Walmart; Sebastián Miranda, director general de Farmacity; Carlos García, presidente de Garbarino y Guillermo D'Andrea, director del Clemer IAE Business School.

"La situación es compleja, la única forma de revertirla es con esfuerzos conjuntos; el nuestro, como empresa, y de los proveedores, con los cuales trabajamos para ser más eficientes en toda la cadena; y, por el otro, de políticas públicas para impulsar el consumo, el crédito y el empleo formal. Nuestro esfuerzo lo hacemos a través del precio, que hoy es lo más relevante para los clientes. Lanzamos una marca propia de primer precio hace menos una año y ya tiene 4% del mercado; desarrollamos un nuevo punto de venta mayorista, para estar cerca de los clientes de volumen, y reinvertimos lo ganado en eficiencia en precio", destacó Fernández Lobbe, de Walmart.

Miranda, de Farmacity, coincidió. Y apunto que "la caída del consumo exige mucha creatividad en los equipos para poner al cliente en el centro y encontrar soluciones superadoras, algunas funcionaban en el pasado y hoy ya no. Estamos integrando plataformas omnicanales para agregar valor a clientes, siempre con foco en eficiencia cuando el volumen no acompaña y, así, poder invertir en promociones. El esfuerzo no se logra sin equipos ágiles y compromiso de todos los empleados".

En tanto, García, al frente de Garbarino, destacó la importancia de una baja de tasas en los créditos. "A futuro hay optimismo de mejora, son 16 meses de caída consecutiva en el consumo. Creo que habrá políticas más activas para el consumo; pero hay que ponerse del lado de consumidor, darle tranquilidad para que compre, porque el consumo depende también del estado de animo". Y advirtió: "En nuestro sector el crédito es imprescindible, las tasas de interés son muy importantes; hace menos de 30 días colocamos fideicomisos a 90% de tasa; financiar el consumo a 90% de tasa es prohibir el consumo al sector no bancarizado". "Cerca del 70% de nuestras ventas son a 12 y 18 cuotas. Más allá de ganar eficiencia en pos de un objetivo fijado, es por la necesidad de dar sustento al Ebitda", destacó. Además, coincidió con Miranda sobre el cambio tecnológico, al explicar que no sólo se trata de una crisis económica, sino "también de un recambio del formato, que implica refundar el negocio, trabajar con tu gente, ser ágil, omnicanal y generar nuevos canales de ingresos; nada de lo que pasó hasta 2016 se va a reeditar de la misma manera".

En tanto, D'Andrea coincidió en la necesidad "de ser muy eficientes y mirar el negocio muy a corto plazo; la gente quiere comprar, pero compra lo que puede. Hay que ver cuánto duran los remedios para estimular consumo". Con respecto a las expectativas ante el nuevo Gobierno, D'Andrea destacó: "No te bañás dos veces en el mismo río y lo que hoy vuelve no sé si es lo que conocemos. El nombre es el mismo, peronismo, pero el contexto no y a nivel global tampoco. El consumidor está hoy mucho más empoderado; hay que estar cerca de él y entenderlo mejor. La revolución digital cambia los mercados y el trabajo, con lo cual hay que reeducar en las empresas, cambiando su cultura".

En este contexto, los consumidores apelan a diversas estrategias para proteger su dinero. En Walmart, Fernández Lobbe comentó que la crisis llevó a un cambio de primeras a segundas o terceras marcas y a una caída de las categorías que no son básicas, es decir, fuera de alimentos, perfumería y limpieza. "En el resto la caída fue violenta", dijo. Miranda ejemplificó lo vivido en el Cyber Monday: "Estalló la venta de pañales, porque la gente busca protegerse de la inflación. El que puede lo capitaliza de ese modo". Al respecto, García comentó que la web de Garbarino "volaba en ventas la noche de las PASO "por la demanda especulativa. Si hay cuotas a bajo costo la gente consume, porque considera que el precio aumentará más que la cuota". D'Andrea coincidió: "Hay un intento de proteger el poder adquisitivo para ganarle a la inflación. El asalariado no le gana a la inflación; algunos tratan de stockearse, otros simplemente de sobrevivir".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo