Regalos de Reyes: según CAME, las ventas cayeron un 14,4%

Lo más vendido fueron juguetes y rodados, según un relevamiento de la entidad. Los comerciantes habían ofrecido ofertas y cuotas para esta la festividad. El tícket promedio fue de $ 1100 y lo más vendido fueron juguetes y rodados

Las ventas minoristas por la celebración de Reyes cayeron un 14,4% este año comparado a la misma fecha del año pasado, medidas a precios constantes, de acuerdo a un relevamiento que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) realizó entre el lunes y este miércoles en 690 comercios pequeños y medianos, localizados en calles y avenidas comerciales de las principales capitales del país y de comercio online.

A pesar del optimismo tras el desplome del consumo en las Fiestas, y las proyecciones que habían hecho los jugueteros, las ventas no repuntaron luego de Navidad. Las promociones y la financiación que lanzaron los comercios no alcanzaron. Hubo faltantes de stock y las familias se inclinaron por artículos más económicos.

El tícket promedio este año rondó los $ 1110, un 23% por encima de Reyes de 2019, que registró un gasto promedio de $ 900, de acuerdo al informe de la CAME. A precios constantes, se redujo un 8,2 por ciento

Ningún rubro escapó a la tendencia. Lo que más se movió fue juguetes y rodados, que explicaron el 35% de la totalidad de las ventas, aunque la demanda bajó un 12,3% interanual, a precios constantes. "Así y todo, los rodados salieron muy poco y los empresarios coinciden en que la venta se planchó después de Navidad", señalaron desde CAME.

La segunda categoría con mayores ventas fue Indumentaria y ropa interior, que explicó el 21% de la demanda de Reyes. Las ventas bajaron un 17,2% interanual, a precios constantes, y, según la CAME, "no fueron lo que se esperaba". "Las menores salidas de adultos y adolescentes afectaron mucho la comercialización de ropa más formal, acorde a lo afirmado por los comercios del segmento. Además, la Navidad consumió buena parte del crédito de las tarjetas", detalló al respecto la CAME. 

Este año sobresalió también la venta de libros y de indumentaria y accesorios deportivos, como pelotas, antiparras y patas de ranas.

Las cifras de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) distan de las de la CAME. Según la entidad juguetera, las ventas aumentaron un 1,7% en unidades en relación con 2020, con un ticket promedio de $ 650, lo que significa un aumento del 40%, una suba en línea con la inflación.

"Este incipiente dinamismo de las ventas contribuyó, al igual que el año pasado, a atenuar la caída respecto a las temporadas de los años 2018 y 2019, que fueron muy malas. Cabe recordar que en enero de 2019 se había registrado una reducción del 13,5% en unidades vendidas versus 2018 , señaló Emmanuel Poletto, presidente de la CAIJ.

En una festividad que pierde trascendencia, se sintió la falta de liquidez en la calle, según los especialistas. Incidió en el desplome de la demanda la falta de ingresos en los hogares que, en muchos casos, dejaron pasar la fecha. "Esto ocurrió, especialmente, en los rangos de edades de niños muy pequeños y en el límite entre niños y adolescentes", explicaron desde la CAME. 

"Como viene sucediendo hace un tiempo, Reyes es un festejo que pierde atractivo y el rango etario que abarca es cada vez menor. Este año, apenas superó los 14 años, cuando en otras épocas se extendía hasta por encima de los 20", analizaron desde la entidad.

Para Poletti, en la década del '70, el regalo de Reyes era más importante que el de Papá Noel. Pero con el transcurso del tiempo, perdió fuerza, aunque asegura que la tradición se mantiene vigente, en menor medida. "En países como México y España sigue siendo muy relevante", añadió. 

"Los días previos marcaron un ritmo muy tenue de ventas, incluso el domingo, cuando las jugueterías abrieron para intentar vender no encontraron tránsito peatonal en sus comercios. Enero llegó a los bolsillos de los argentinos con una aceleración de la inflación, una pérdida de ingresos y de poder adquisitivo, un alto nivel de deudas y una mayor austeridad en el nivel de gasto, frente a la incertidumbre del devenir económico de este año que comienza", describió Damián Di Pace, titular de Focus Market.

El especialista en consumo aseguró que, si bien el comercio electrónico creció en forma sostenida como opción de compra, sacándole participación a los shoppings, no registó tuvo el mismo nivel de ventas como se vio en celebraciones como el Día de la Madre o Navidad.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios